Página 7 de 11


Klopstock

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Friedrich Gottlieb Klopstock

Actividad/ Nacionalidad: Poeta alemán

Época: 1724-1803

Obra citada directamente: La Mesíada

Comentarios: Klopstock  se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, Samuel Smiles escribe una reseña de 69 palabras sobre Klopstock: “The genius of Klopstock, too, showed itself equally early. He was at first a rompish boy, then an impetuous student, an enamoured youth, and an admired poet. He conceived and partly executed his Messiah before he had reached his twentieth year, though the three first cantos were not published until four years later. The Messiah excited an extraordinary degree of interest, and gave an immense impetus to German literature.” (1) Martí  reduce su reseña a 34 palabras y traduce lo esencial:Klopstock, que desde niño fue impetuoso y apasionado, comenzó a escribir su poema de La Mesíada a los veinte años.” (18:395) Solamente hemos hallado una referencia a este autor en el resto de la obra martiana. En el Cuaderno de apuntes número 7 de Martí, leemos unas palabras que parecen tomadas de alguna versión de la conocida traductora Aloyse Christine, Baronesa de Carlowitz, donde menciona al poeta alemán y tres de sus obras: “Klopstock canta en la Mesíada la emancipación de la especie humana, y la de Alemania en su tragedia Herrman. En los Bardites, el antiguo valor germano. “Baronne A. de Carlowitz.” (21:212)  REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84-85. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

Friedrich Gottlieb Klopstock


Koerner

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Carl Theodor Köerner

Actividad/ Nacionalidad: Poeta y soldado alemán

Época: 1791-1813

Obras citadas directamente: Schwertlied (El Canto de la Espada)  

Comentarios: Koerner se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En la obra original en inglés Great young men, Smiles escribió: "Korner also, the ardent and the brave, met the death which he envied on the field of battle, for his country's liberties at the early age of twenty-two. As a boy, he was sickly and delicate; yet he was possessed by the true poetic faculty. At nineteen he published his first book of poems; and he wrote his last piece, The Song of the Sword, only two hours before the battle in which he fell." (1) Martí brinda una muestra de su capacidad de síntesis y traduce y adapta el contenido de Smiles de la siguiente forma: “El bravo poeta Koerner murió a los veinte años como quería él morir, defendiendo a su patria. Era enfermizo de niño, pero nada contuvo su amor por las ideas nobles que se celebraban en los versos. Dos horas antes de morir escribió El Canto de la Espada. “(18:396)  Nótese como Martí al hacer su traducción enfatiza los ideales patrióticos unido al genio creador, en consecuencia con sus  concepciones sobre la función social del artista. No hallamos otras referencias sobre este poeta alemán en el resto de la obra martiana. REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84-85. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.  

Carl Theodor Köerner


Kotzebue

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: August Friedrich Ferdinand von Kotzebue       

Actividad/ Nacionalidad: Dramaturgo alemán         

Época: 1761-1819     

Obras citadas indirectamente: Poema (1768) y estreno de tragedia (1779)

Comentarios: Kotzebue se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, como parte de la reseña que Samuel Smiles hace de Kotzebue, leemos: “Kotzebue was another instance of precocious dramatic genius. He made attempts at poetical composition when about six years old, and at seven he wrote a one-page comedy. He used to steal into the Weimar Theatre.Then he could not obtain admittance in the regular way, and hide himself behind the big drum until the performances began. His chief amusement consisted in putting together toy theatres, and working puppet personages on the stage. His first tragedy was privately acted at Jena, where he was a student, in his eighteenth year. A few years later, while living at Revel, he produced, amongst other pieces, the drama so well known in England as The Stranger.” (1)  Martí traduce casi textualmente, pero elimina el título de su obra The Stranger: “El alemán Kotzebue fue otro genio dramático precoz. A los siete años escribió una comedia en verso, de una página. Entraba como podía en el teatro de Weimar, y cuando no tenía con qué pagar se escondía detrás del bombo hasta que empezaba la representación. Su mayor gusto era andar con teatros de juguete y mover a los muñecos en la escena. A los dieciocho años se representó su primera tragedia en un teatro de amigos.” (18:397)  En el resto de la obra martiana solo hemos hallado una referencia a este autor. En carta a Néstor Ponce de León de 1891, le informa: “Carmita nos presta su sala para que leamos mañana sábado “El Entremés” o “El Lugareño en la Corte”, que ha compuesto sobre una comedia de Kotzebue nuestro Sr. San Félix.” (20: 386) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84-85. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.  

August Friedrich Ferdinand

von Kotzebue       


Laboulaye

Artículo: Meñique

Nombre completo: Édouard René Lefèvre de Laboulaye

Actividad/ Nacionalidad: Escritor y jurista francés

Época: 1811-1883

Obras presentadas: Poucinet / The fairy crawfish / Lécrevisse

Comentarios: Laboulaye es el único autor honrado con la aparición de dos de sus trabajos en la Edad de Oro de José Martí. En el número de julio aparece el cuento Meñique (18:310), de diez páginas, dos láminas y dividido en siete partes, como adaptación del cuento Pulgarcito (Poucinet) (1), publicado por Laboulaye en su libro Cuentos azules (Contes bleus) en París, en 1864. En el número de septiembre aparece, haciendo referencia al mismo autor: El Camarón Encantado (18:432), con cinco páginas y sin láminas, versión de El camarón (L'ecrevisse) (2) publicado por Laboulaye en sus Últimos cuentos azules (Derniers contes bleus).  Para obtener información comparativa de las versiones de Laboulaye y Martí, puede consultarse, sobre Pulgarcito, nuestro ensayo de 1985  (3), que puede consultarse o el más reciente de Salvador Arias en francés (4); y sobre El camarón,  el trabajo de Boris Lukin (5). Las referencias que encontramos sobre Laboulaye en la obra martiana están relacionadas con la vida política y literaria francesa. En su artículo Revista Extranjera publicado en la Revista Universal de México en 1875, Martí dice: “Después de la sesión trascendental en que se envolvía la situación futura de Francia, y en que a un punto tal de cordura llevó los ánimos la palabra a la par viva y práctica de Laboulaye..." (4:15) En su artículo en francés titulado La Semana en París, escrito posiblemente en 1890 para The Sun de Nueva York, se refiere elogiosamente a los patronos de una fundación de una casa de retiro para artistas, y entre "...los generosos artistas, los esclarecidos hombres de letras..." (15:224) se encuentra Laboulaye.  Martí lo menciona varias veces entre los franceses participantes en la donación de la Estatua de la Libertad a los Estados Unidos, acto al cual el Maestro concedió gran importancia simbólica. Al respecto dice en una de sus Noticias de Francia desde La Opinión Nacional de Caracas, en noviembre de 1881: “En la tarde del día 24, distinguidos americanos y franceses se reunían  en el taller de M. Gaget Gauthier, y oían las palabras profundas de Laboulaye, el francés que ama a América, y veían al Ministro de los Estados Unidos clavar solemnemente el primero de los clavos que remata la piedra primera de las planchas que ha de unir a su pedestal de dura piedra la majestuosa estatua..." (14:180) Varias facetas de este personaje contribuyeron al acercamiento por parte del Maestro. Laboulaye era una figura importante en el mundo político y literario francés, hombre de ideas progresistas en su tiempo y su medio, con una clara proyección a favor de las causas anticoloniales cubana y puertorriqueña (6), creador o adaptador de narraciones infantiles, originales y a la vez profundamente filosóficas, donde Martí halló material para expresar sus ideas sobre la desigualdad social, la decadencia de las monarquías, los tipos humanos y sus conceptos de la vida. REGRESAR


Notas: (1)  Éduoard Laboulaye 1877. Poucinet. Contes bleus, Ed. G. Charpentier, Editeur, Paris, p. 99-131.

(2) Éduoard Laboulaye 1884. L'ecrevisse. Conte esthonien. Derniers contes bleus. Paris: Jouvet,  p.13-135.

(3) Alejandro Herrera 1985. Herrera, A. 1985. El Meñique de José Martí: algo más que una traducción. En: Los Jóvenes hablan de José Martí, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, Cuba, p. 85-131. [Versión interactiva en línea]

(4) Salvador Arias 2002 Laboulaye adapté par Martí. Lettres de Cuba Revue Culturelle Numérique 2.

(5) Boris Lukin 1989. Versión martiana de un cuento popular de Estonia. En: Acerca de la Edad de Oro, Colección de Estudios Martianos, La Habana, p. 306-329.

(6) Porfirio Valientes Cuevas. 1889. Reformes dans les iles de Cuba et de Porto-Rico; avec une preface par Edouard Laboulaye. Paris, A. Chaix et cie.

Édouard René Lefèvre de Laboulaye

 


Landa  

Artículo: Las Ruinas Indias

Nombre completo: Diego de Landa

Actividad/ Nacionalidad: Cura y conquistador español

Época: 1524-1579

Obras citadas indirectamente: Relación de las cosas de Yucatán

Comentarios: En Las Ruinas Indias  leemos: “Hay grupos y símbolos que parecen contar, en una lengua que no se puede leer con el alfabeto indio incompleto del obispo Landa…” (18:389) Para conocer más de este personaje debemos recordar que los mayas desarrollaron un elaborado sistema de escritura jeroglífica con la cual adornaron monumentos y edificios religiosos y recogieron su historia, sus rituales y sus creencias. También escribieron sobre códices de papel elaborados a partir de corteza de árbol, los cuales trataban aspectos diversos de la vida maya y tenían carácter sagrado. La mayoría de estos códices fueron alevosamente destruidos durante el período de la conquista debido a que los misioneros cristianos los consideraron peligrosos para su labor evangelizadora. En la labor de destrucción de estas riquísimas fuentes documentales se destacó Fray Diego de Landa, primer Obispo de Yucatán, quien los vio como obras diabólicas y ordenó quemar cuantos encontró a su paso. La brutalidad de esta destrucción aparece en varias referencias en la obra martiana. En su artículo Autores americanos aborígenes de La América, Nueva York de abril de 1884 Martí escribe: “La pompa de los samanes, la elegancia de las palmeras, la varia y brillante fronda que viste a los montes americanos, lucen en los restos de obras de autores indios que se salvaron de manos de obispos Landas…” (8:335) En los apuntes martianos, encontramos: “'Idolos, libros, altares, vasos y maravillas del arte hierático, todo vino a los pies del asolador Diego de Landa, y así en Chiapas, y así en Texcuco.” (19:443). Sin embargo, muchas fuentes plantean que Landa fue una pieza clave para descifrar la escritura maya pues en su obra Relación de las cosas de Yucatán, añadió una breve relación de jeroglifos mayas a modo de alfabeto (1), que es el  mencionado por Martí en La Edad de Oro. El llamado aporte de Landa, en tal sentido, es en cierto modo cuestionado por Martí, quien además de llamarle "incompleto" a su alfabeto en La Edad de Oro, nos dice en una nota periodística para La Opinión Nacional del 13 de febrero de 1882: “Oímos hablar de la lengua maya como de un documento antiguo de una civilización muerta, salvado del olvido en un libro de Diego de Landa...[...]... Pero es de saber que la lengua maya -se habla aún en toda su pureza en algunos lugares de la América Central…” (23:198)  Si se mira con ojos de verdadera justicia, la destrucción causada por este religioso no debe ser disminuida con ninguna de sus obras posteriores,  aún cuando contribuyeran al entendimiento de la lengua maya, pues ¿cuánto más no hubiéramos aprendido si hubiesen llegado a nuestro tiempo los códices enteros? REGRESAR


Notas: (1) Biblioteca de la Historia. El mundo cosmológico maya Biblioteca virtual Miguel de Cervantes.

El siniestro Diego de Landa

Alfabeto de Landa

Códice maya que sobrevivió a la destrucción de Landa


Landor      

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Walter Savage Landor

Actividad/ Nacionalidad: Poeta y escritor inglés

Época: 1775-1864     

Obras citadas: Traducción de La Ilíada

Comentarios: En su artículo la Ilíada de Homero, aparecido en el primer número de julio de 1889 de La Edad de Oro, Martí recomienda la lectura de algunas versiones en diferentes idiomas de esta obra clásica y al respecto comenta:  “En inglés hay muy buenas traducciones, y el que sepa inglés debe leer la Ilíada de Chapman, o la de Dodsley, o la de Landor, que tienen más de Homero que la de Pope, que es la más elegante.” (18:331) No hemos hallado la traducción de La Ilíada que hizo Landor. Tampoco hemos hallado otras referencias sobre este poeta y escritor inglés en el resto de la obra martiana conocida. Para profundizar acerca de este personaje y otros que aparecen en el artículo La Ilíada de Homero de La Edad de Oro, remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo que ha publicado el Centro de Estudios Martianos (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica, 101 pp.

Walter Savage Landor


Lavoisier     

Artículo: La Exposición de París

Nombre completo: Antoine-Laurent Lavoisier  

Actividad/ Nacionalidad:  Químico francés

Época: 1743-1794    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En el artículo La Exposición de París, aparecido en el número de septiembre de 1889 de La Edad de Oro, al describir el Palacio de las Artes Liberales, Martí cuenta: "...allí está el químico Lavoisier, de medias de seda y chupa azul, soplando en su retorta, para ver cómo está hecho el pedrusco que cayó a la tierra de una estrella rota y fría..." (18:415)  En la obra martiana hay varias referencias a este científico. En su artículo El carbón su importancia y su obra de La América de Nueva York de noviembre de 1884 dice: "Desde que merced a los descubrimientos de Priestley y del infortunado Lavoisier, a quien el Comité de Salud Pública negó quince días más de vida para terminar sus experimentos, se fundó la ciencia química y se sepultaron para siempre en el olvido las divagaciones de la Alquimia, la busca de la piedra filosofal, que fue el esfuerzo constante de esa cuasi ciencia, no ha preocupado más a los hombres." (8:448) En su traducción de Nociones de lógica se refiere a Lavoisier como el descubridor de "...las leyes principales de la Química..."(25:334) REGRESAR

Retrato de Antoine-Laurent Lavoisier y su esposa de Jacques-Louis Davide

 

Leonor

Artículo: La muñeca negra

Nombre completo: Leonor

Actividad/ Nacionalidad: Muñeca negra de la niña Piedad

Época: No aplica

Comentarios: Leonor es el personaje principal del cuento La muñeca negra. Lo vemos por primera vez en el diálogo de Piedad al inicio del cuento: "Yo te digo, Leonor, que aquí pasa algo. Dímelo tú, Leonor, tú que estuviste ayer en el cuarto de mamá, cuando yo fui a paseo. ¡Mamá mala, que no te dejó ir conmigo, porque dice que te he puesto muy fea con tantos besos, y que no tienes pelo, porque te he peinado mucho! La verdad, Leonor; tú no tienes mucho pelo; pero yo te quiero así, sin pelo, Leonor; tus ojos son los que quiero yo, porque con los ojos me dices que me quieres; te quiero mucho, porque no te quieren: ¡a ver! ¡sentada aquí en mis rodillas, que te quiero peinar! las niñas buenas se peinan en cuanto se levantan; ¡a ver, los zapatos, que ese lazo no está bien hecho!; y los dientes, déjame ver los dientes; las uñas; ¡Leonor, esas uñas no están limpias! Vamos, Leonor, dime la verdad; oye, oye a los pájaros que parece que tienen baile; dime, Leonor, ¿qué pasa en esta casa?" Y a Piedad se le cayó el peine de la mano, cuando le tenía ya una trenza hecha a Leonor". Al final del cuento reaparece, y la niña: "la besó, la abrazo, se la apretó contra el corazón: "Ven, pobrecita, ven, que esos malos te dejaron aquí sola; tú no estás fea,no, aunque no tengas más que una trenza; la fea es ésa, la que han traído hoy, la de los ojos que no hablan; dime, Leonor, dime, ¿tú pensaste en mí? mira el ramo que te traje, un ramo de no me olvides, de los más lindos del jardín; ¡así, en el pecho! ¡ésta es mi muñeca linda! ¿y no has llorado? ¡te dejaron tan sola! ¡no me mires así, porque voy a llorar yo! ¡no, tú no tienes frío! ¡aquí conmigo, en mi almohada, verás como te calientas! ¡y me quitaron, para que no me hiciera daño, el dulce que te traía! ¡así, así, bien arropadita! ¡a ver, mi beso, antes de dormirte! ¡ahora, la lámpara baja! ¡y a dormir, abrazadas las dos! ¡te quiero, porque no te quieren!"" REGRESAR

 

Le Plongeon

Artículo: Las Ruinas Indias

Nombre completo: Augustus Le Plongeon

Actividad/ Nacionalidad: Arqueólogo y fotógrafo francés

Época: 1826-1908

Obras citadas indirectamente: Varias obras

Comentarios: Este personaje se menciona dos veces en Las Ruinas Indias. Primero leemos: “Y cuando se lee en los viajes de Le Plongeon los cuentos de los amores de la princesa maya Ara, que no quiso querer al príncipe Aak porque por el amor de Ara mató a su hermano Chaak…” (18:381)  Más adelante dice: “Pero las ciudades que celebran los libros …[…]… de Le Plongeon y su atrevida mujer …[…]… son Uxmal y Chichén-Itzá...” (18:387) En relación con la primera aparición del arqueólogo francés, Martí hace alusión a un tema que aparece en Archaeological Communication on Yucatan (1879), donde Le Plongeon dice lo siguiente: "In the funeral-chamber, the terrible altercation between Aac and Chaac Mol, which had its termination in the murder of the latter by his brother, is represented by large figures, three-fourths life size. There Aac is painted holding three spears in his hands, typical of the three wounds he inflicted on the back of his brother.” (1)  También en la página 28 de Vestiges of the Mayas (1881) leemos de esta historia: “By a most rare coincidence we have the same identical story recorded in the mural paintings of Chaacmol's funeral chamber, and in the sculptures of Chichen and Uxmal. There we found that Chaacmol, the husband of Moo is killed by his brother Aac, who stabbed him three times in the back with his spear for jealousy. Aac was in love with his sister Moo, but she married his brother Chaacmol from choice, and because the law of the country prescribed that the younger brother should marry  his sister, making it a crime for the older brothers to marry her.“ (2) En relación con la segunda mención ligada a las ciudades de Uxmal y Chichén-Itzá, en la obra de Le Plongeon, además de los títulos ya mencionados se incluyen otros a los cuales pudo referirse Martí como: Vestiges of antiquity (1873), Mayapan and Maya inscriptions (1881),  An interesting discovery: a temple with Masonic Symbols in the ruined city of Uxmal (1881) y Sacred mysteries among the Mayas and Quiches (1886). En la obra martiana hay numerosas referencias a Le Plongeon, a quien Martí, en sus notas de viajes sobre Jólbos, define como: “…erudito americano, un poco hierólogo, un poco arqueólogo, locuaz y avaricioso, industrial de la ciencia, que la ha estudiado para hacer comercio de ella…” (19:29) En su Sección Constante de La Opinión Nacional del 8 de noviembre de 1881, leemos: “El Dr. Le Plongeon es un anciano activo y revoltoso, que se está haciendo notorio por la buena fortuna con que persigue y descubre ruinas de monumentos y estatuas de los mayas en Yucatán, y por el indiscreto lenguaje y exagerada ambición que acompañan a sus descubrimientos. Como cuatro años hace, descubrió, y quiso apropiarse, una colosal estatua de un personaje indio, que él llamó Chac-Mool, el “Rey Tigre”; una soberbia estatua, recostada sobre el dorso, con las piernas encogidas, con la cabeza alta y vuelta hacia el Oriente, y con las manos sobre el seno, sosteniendo un plato lleno de piedras preciosas, según se afirma, -que las piedras no han aparecido, y de una sustancia extraña, como polvo, que Le Plongeon supone que fuera sangre del mismo personaje en cuyo honor se erigió esta estatua, que es la pieza más completa y grande que se conoce de la escultura antigua mexicana. El descubridor quiso quedarse con el descubrimiento, y lo ocultó en los bosques; pero el gobierno en virtud de la ley que prohíbe la extracción en país mexicano, de ningún tesoro histórico ni artístico de México, se apoderó de la valiosísima reliquia, que, luego de haber sido llevada en tiempo a la capital de Yucatán, fue trasportada con gran ira de los yucatecos, que la querían para su Museo particular, al Museo Nacional de México. Mas Le Plongeon, a quien acompaña en sus exploraciones su esposa, joven, sabia y discreta dama inglesa, ha vuelto de las Islas de la costa mexicana donde andaba desenterrando templos y viviendo en cabañas de palma en el fondo de los bosques o a la orilla de los mares   Uxmal, la ciudad magnifica de los mayas, cuyos contornos están llenos de maravillas de incalculable valía para la historia americana. Allí, excavando, ha encontrado un busto del dios Cay, con una inscripción en lengua maya, en la que se lee que el Dios es Ix-Azal. Cerca del busto estaba un altar con signos cabalísticos. Otros muchos restos históricos ha hallado el intrépido norteamericano, que, a su juicio se asemejan mucho a las reliquias encontradas en Heliópolis y en Menfis. Le Plongeon cree haber hallado vestigios de palabras caldeas en la inscripción de una piedra que hoy figura en una logia masónica. Los indios, con los cuales está el doctor en riña permanente, y que creen una profanación digna de la muerte que se atente a los restos, propiedades y viviendas de sus mayores, le amenazan y le han atacado alguna vez; pero el doctor ha puesto en torno de los lugares en que excava, y de los en que guarda sus monumentos, minas de dinamita. Harto crédulos, sin embargo, son los indígenas. Le Plongeon mismo asegura que pudo inducirles a que le revelaran el lugar donde estaba enterrada la colosal estatua de Chac-Mool, merced a la semejanza que con su larga barba y perfil correcto tenía a un guerrero barbado esculpido en una de las piedras de un monumento indio, cuya reaparición, como la de un profeta de quien había de venirles redención, aguardaban pacientemente los indígenas de las cercanías de esas dos grandes ciudades desaparecidas, Uxmal y Chichén.” (23:68-69) También en su Sección Constante de La Opinión Nacional pero el 13 de febrero de 1882, leemos “…el americano Le Plongeon, anciano atrevido que en compañía de su instruida esposa, joven inglesa, recorre las ruinas de Yucatán, trata con los indios, les habla en su lengua, vive en cabaña en los bosques y desentraña estatuas y reliquias en el fondo de la selva. Más se sabe ahora de los mayas, merced a las piedras que ha desenterrado, pinturas murales que ha descrito, y jeroglíficos que estudian Le Plongeon y su esposa, más diestra aún que el doctor en estos estudios,-que lo que se sabía…” (23:198) En La Nación de Buenos Aires del 6 de junio de 1884 se refiere a: “… los números del Scientific American en que el doctor Le Plongeon, casado con dama inteligente y atrevidísima, cuenta lo que con sus manos  mismas, y las de su mujer que le acompañaba vestida de hombre, ha arrancado a las marañas que cubren las ruinas de las ciudades enterradas en el señorío de Mayapán donde hoy vive la raza yucateca; y en las cuevas escondidas donde sobre informes y labrados pilares tendían las estatuas de sus héroes los antepasados de los indios.” (10:40) Ese mismo año, en septiembre, dedica un artículo en El triunfo habanero (procedente de La América) a los esposos Le Plongeon, donde leemos: "Un semanario de ciencias que sale a luz en New York ...[...]... publicaba no hace mucho una extensa y notable relación en que una estimable señora, leal compañera de su anciano y atrevido esposo, cuenta todo lo que recientemente ha descubierto entre las malezas de Yucatán el doctor Le Plongeon." (3)  Para mayor información sobre este personaje remitimos a los libros de Stephen Salisbury  (4) y J. T Short (5). REGRESAR


Notas: (1) Archaeological Communication on Yucatan, by Dr. Le Plongeon in Salisbury's Maya Archaeology, p. 65, and Proceedings of Am. Antiq. Soc., October 21, 1878.

(2) Augustus Le Plongeon 1881. Vestiges of the Mayas. New York, John Polhemus, Printer And Stationer, 102 Nassau Street, p. 28

 (3) José Martí 1982. Antiguedades americanas. Los esposos Le Plongeon: la isla de Mujeres. Anuario del Centro de Estudios Martianos 5, página 15.

(4) Stephen Salisbury 1877.  The mayas, the sources of their history. Dr.  Le Plongeon in Yucatan, his account of discoveries. From Proceedings of the American Antiquarian Society, April 26, 1876, And April 25, 1877. Privately Printed. Worcester  Press of Charles Hamilton, 126 pp.

(5) John T. Short 1882. The North Americans Of Antiquity Their Origin, Migrations, And Type Of Civilization Considered. New York Harper & Brothers, Publishers

Augustus Le Plongeon


Leconte de Lisle

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Charles-Marie Leconte de Lisle

Actividad/ Nacionalidad: Poeta francés

Época: 1818-1894

Obras citadas directamente: Homère, L'Iliade /Traducción francesa de La Ilíada de Homero

Comentarios: En su artículo La Ilíada de Homero, Martí presenta y valora varias traducciones de La Ilíada en una clara invitación a la lectura, y dice: “El que no sepa francés, apréndalo enseguida, para que goce de toda la hermosura de aquellos tiempos en la traducción de Leconte de Lisle, que hace los versos a la antigua, como si fueran de mármol." (18:332). El mérito notable de Leconte como traductor es ampliamente reconocido al presente, confirmándose la agudeza martiana en la recomendación. La obra de traducción de Leconte es siempre objeto de mención cuando se aborda la polémica entre la traducción literal y la traducción libre, ya que se le adjudica el mérito de haber relanzado el enfoque de la traducción libre,  pero proponiendo al mismo tiempo una reconstrucción histórica de la sociedad, de las ideas y de la vida de los antiguos griegos. Su literalidad no se  explica en términos de relación estrecha entre las palabras, sino más bien con la sociedad,  con la vida de los antiguos. En la obra martiana hay varias referencias a este personaje. En su cuaderno de apuntes no. 18  hay una estrofa de Ganga, uno de sus Poemas Antiguos: « Si le rémède est prêt les longs discours sont vains. Leconte de Lisle. Poèmes Antiques.” (21:433) En sus Fragmentos aparecen algunas notas: “Un estudio: Poetas gráficos. Leconte, Horacio, Gautier, los franceses. - Contra poetas verbosos.” (22:74) o “CLASICOS (Un tomo) Los estudios griegos y latinos de Leconte-Shelling.” (22:37) En su artículo en El Partido Liberal de México el 28 de septiembre de 1890 sobre Francisco Sellén dice: “No es la suya la eternidad sombría de Leconte de Lisle.” (5:187) REGRESAR

Charles-Marie Leconte de Lisle


Leonardo

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Leonardo de Vinci         

Actividad/ Nacionalidad: Arquitecto, escultor, pintor, inventor e ingeniero italiano           

Época: 1452-1519     

Obras citadas: Figura del ángel en El bautismo de Cristo      

Comentarios: Leonardo se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men,  Smiles escribe: “Leonardo da Vinci gave early indications of his remarkable genius. He was skilled in arithmetic, music, and drawing. When a pupil under Verrocchio, he painted an angel in a picture by his master on the "Baptism of Christ”. It was painted so exquisitely that Verrocchio felt his inferiority to his pupil so much, that from that time forth he gave up painting in despair. When Leonardo reached mature years his genius was regarded as almost universal. He was great as a mathematician, an architect and engineer, a musician, and a painter.” (1) Martí traduce: “Leonardo de Vinci sobresalió desde la niñez en las matemáticas, la música y el dibujo. En un cuadro de su maestro Verrocchio, pintó un ángel de tanta hermosura que el maestro, desconsolado de verse inferior al discípulo, dejó para siempre su arte. Cuando Leonardo llegó a los años mayores era la admiración del mundo, por su poder como arquitecto e ingeniero, y como músico y pintor.” (18:394) La traducción de Martí es bastante ajustada al original con la eliminación del nombre del cuadro de Verrocchio. El bautismo de Cristo se considera el primer trabajo importante de Leonardo da Vinci como aprendiz, colaborando con su maestro Verrocchio en la elaboración de la pintura. Esta anécdota que relata Smiles y traduce Martí aparece en la página 22 del libro Las Vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos del arquitecto y pintor italiano Giorgio Vasari (2) libro que por cierto, es citado por Martí en su artículo Galería de Colón en Patria el 16 de abril de 1893 (5:205) En la obra referida, Vasari menciona la intervención de Leonardo en el cuadro y afirma que Verrocchio acabó disgustado, al sentirse superado por su propio aprendiz. La leyenda cuenta que llegó a romper sus pinceles prometiendo no volver a pintar nunca jamás. Si bien esto último no es cierto, la anécdota ejemplifica el talento temprano de Leonardo como pintor. Se le atribuyen a Leonardo varias intervenciones en esta obra, pero se le reconoce indiscutiblemente el ángel que está de perfil, abajo a la izquierda, arrodillado y recogiendo sus ropas, donde se evidencia el dinamismo y la delicadeza de su mano. En la obra martiana hay varias referencias a Leonardo. En su borrador de El desnudo en el salón menciona “…las obras decisivas y solemnes de Vinci…” (12:256)  y en su crónica de igual nombre, publicada en The Hour de Nueva York, el 31 de julio de 1880 dice entonces “…las obras severas y sobresalientes de Da Vinci.” (19:264) En La Opinión Nacional del 14 de marzo de 1882, comenta: “¡Con razón -exclamó Wilde- decía Leonardo de Vinci que no había dos cosas más maravillosas en el Universo que la sonrisa de una mujer y el movimiento de las aguas poderosas!” (23:236)  REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 172-173. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.    

(2) Giorgio Vasari 1878. Leonardo da Vinci Pp. 2-53.  En: Le vite de'più eccellenti pittori, scultori ed architettori. Con nuove annotazioni e commenti di Gaetano Milanesi. Firenze G.C. Sansoni, 652 pp.

Leonardo de Vinci 

El bautismo de Cristo de  Verrocchio, donde Leonardo dibujo el ángel de perfil arrodillado a la izquierda.

Detalle del ángel dibujado por Leonardo en El bautismo de Cristo de  su maestro Verrocchio

Portada del libro de Vasari donde se relata la anécdota de Leonardo y su maestro Verrochio, que  transcribimos a continuación:

 

"Acconciossi dunque, come è detto, per via di ser Piero, nella sua fanciullezza all' arte con Andrea del Verrocchio, il quale facendo una tavola dove San Giovanni battezzava Cristo, Lionardo lavorò un angelo che teneva alcune vesti; e benché fosse giovanetto, lo condusse di tal maniera, che molto meglio delle figure d'Andrea stava l'angelo di Lionardo; il che fu cagione ch'Andrea mai più non volle toccar colori, sdegnatosi che un fanciullo ne sapesse più di lui..." (Giorgio Vasari En: Leonardo da Vinci. Le vite de'più eccellenti pittori, scultori ed architettori, p. 22)


Liebig    

Artículo: La Exposición de París

Nombre completo: Barón Justus von Liebig

Actividad/ Nacionalidad:   Químico alemán

Época:  1803 - 1873

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En la Exposición de París, al presentar el pabellón de Uruguay, Martí dice: "...vive de sus ganados el Uruguay, y no hay pueblo en el mundo que haya inventado tantos modos de conservar la carne buena, en el tasajo seco, en caldos que parecen vino, en la pasta negra de Liebig..." (18:423) Hay varias referencias a Liebig en la obra martiana. Desde La Opinión Nacional el 23 de febrero de 1882, hablando sobre las propiedades de la cerveza comenta: "En suma: 1,000 partes de cerveza contienen de 60 a 130 partes de sustancia nutritiva y sales que por su alta porción de potasio y ácido fosfórico, son semejantes a las sales de los extractos de carne. Esto explica el efecto estimulante de la cerveza en el sistema nervioso. Con justicia ha dicho Liebig que la cerveza es alimento líquido." (23:209)  En La América de Nueva York, en abril de 1884, comentando algunas publicaciones norteamericanas, dice: "Liebig ha hecho esencia de carne. Así las revistas hacen esencia de pensamiento." (13:437) En El Partido Liberal de México del 5 de marzo de 1887, leemos: "Humphrey Davy, Faraday, Liebig estuvieron, dice Edison, a punto de acelerar la transformación de las sustancias primas en alimentos sápidos y nutritivos..." (11:165) En su cuaderno de apuntes número 9 aparecen estas palabras: "The field is sold with the crop. -Liebig"  (21:262) REGRESAR

Barón Justus von Liebig

 


Livingstone

Artículo: Cuentos de elefantes  

Nombre completo: David Livingstone  

Actividad/ Nacionalidad: Explorador y misionario escocés       

Época: 1813-1873          

Obras citadas:  Ninguna                 

Comentarios: En Cuentos de elefantes, aparecido en el número de octubre de 1889 de La Edad de Oro, Martí escribe una extensa introducción acerca de la actualidad africana de 1889 matizada por una serie de acontecimientos científicos y políticos que involucra a varios personajes interrelacionados, uno de ellos es el explorador y misionario escocés David Livingstone y su esposa la escocesa Mary Moffat (1821-1862), también misionera. Sobre ellos, Martí cuenta: “Livingstone viajó sin miedo por lo más salvaje de Africa, con su mujer.”  (18:485) En la obra martiana solo hay dos referencias a este personaje. Desde La Opinión Nacional del 20 de abril de 1882, incluye a Livingstone entre los célebres exploradores modernos de países desconocidos. (23:269) Durante una reseña de Stanley, en La Nación de Buenos Aires, el 26 de diciembre de 1890, incluye entre sus hazañas el hallazgo de Livingstone.” (12:479) Existen varias obras que recogen la vida de este personaje que aparecen resumidas en su biografía en inglés. REGRESAR

David Livingstone    


Livio    

Artículo: El Padre Las Casas

Nombre completo: Titus Livius

Actividad/ Nacionalidad:   Historiador romano

Época:  59 a C - 17 dC     

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En el artículo El Padre Las Casas, aparecido en el número de septiembre de 1889 de La Edad de Oro,  durante la disputa de Fray Bartolomé de Las Casas con Sepúlveda, Martí pone  en boca del sacerdote estas palabras: “Y a Sepúlveda, que ya era confesor de Felipe II, le decía: "Tu eres disputador famoso, y te llaman el Livio de España por tus historias; pero yo no tengo miedo al elocuente que habla contra su corazón, y que defiende la maldad..." (18:445)  En el Diccionario Universal de Historia y Geografía aparece una reseña de Juan Ginés de Sepúlveda como uno de los más grandes literatos del Siglo XVI, famoso hombre de letras de "genio escolástico y privilegiado" a quien la pureza y facilidad del estilo le granjearon el nombre de el “Tito Livio" español, de ahí la alusión de Martí  Hay algunas referencias a este personaje en la obra martiana. En su cuaderno de apuntes número 9 leemos: "Las Décadas, de Tito Livio." (21:257) En La América de Nueva York de enero de 188, haciendo valoraciones sobre la educación, menciona: "...la educación antigua, de poemas griegos y libros latinos, e historias de Livio..." (8:429) También lo menciona en su traducción de Antiguedades Romanas (25:152) REGRESAR

Tito Livio


Llorente         

Artículo:  El Padre Las Casas           

Nombre completo:  Juán Antonio Llorente  

Actividad/ Nacionalidad: Erudito, político y eclesiástico español  

Época: 1756-1823

Obras citadas directamente: Vida de Las Casas/ Historia de la Inquisición

Comentarios: En el artículo El Padre Las Casas se menciona a este personaje como escritor de dos obras, una de ellas tratando sobre la vida y obra del protagonista que da título al artículo: Fray Bartolomé de Las Casas. Martí dice: "Llorente, que ha escrito la “Vida de Las Casas”, escribió también la “Historia de la Inquisición”, que era quien quemaba: el rey iba de gala a ver la quemazón, con la reina y los cabal!eros de la corte: delante de 10s condenados venian cantando los obispos, con un estandarte verde: de la hoguera salia un humo negro." (18:445) Las obras mencionadas son: Vida de Don Fray Bartolomé de Las Casas, Obispo de Chiapas en América e Historia crítica de la Inquisición de España. La primera fue publicada en 1822 y la segunda, para la cual se había documentado rigurosamente durante su época en el tribunal y por la cual es fundamentalmente conocido, fue publicada entre 1817 y 1818  en cuatro volúmenes.  No hemos hallado otras referencias a este personaje en la obra martiana. REGRESAR

Juán Antonio Llorente  


Logan

Artículo: Cuentos de elefantes     

Nombre completo: Sir William Edmond Logan      

Actividad/ Nacionalidad: Geólogo canadiense       

Época: 1798-1875     

Obras citadas directamente: Datos geológicos        

Comentarios: En Cuentos de elefantes, aparecido en el número de octubre de 1889, como parte de su introducción sobre la prehistoria del elefante, Martí cuenta: “Ese de África es colmillo vivo; pero por Siberia sacan de los hielos colmillos del mamut, que fue el elefante peludo, grande como una loma, que ha estado en la nieve, en pie, cincuenta mil años. Y un inglés, Logan, dice que no son cincuenta mil, sino que esas capas de hielo se fueron echando sobre la tierra como un millón de años hace, y que desde entonces, desde hace un millón de años, están enterrados en la nieve dura los elefantes peludos..” (18:486)  En la única referencia que aparece en el Volumen 26 de las Obras Completas enviando al Tomo 18, que aparece Logan no se identifica a este personaje por su nombre completo sino  que solo aparece el apellido Logan. Hemos asumido que se trata del eminente geólogo Sir William Edmond Logan -contemporáneo con Martí- aunque esta ficha debe ser aún ampliada y enriquecida con nuevos elementos que avalen al personaje. REGRESAR

Sir William Edmond Logan


Loppi

Artículo: El Camarón Encantado

Nombre completo: Loppi

Actividad/ Nacionalidad: Cuento

Época: No aplica

Obra donde aparece: The fairy crawfish / Lécrevisse

Comentarios:  Loppi es el co-protagonista -junto a su esposa Masicas- del cuento El Camarón Encantado, aparecido en el  número de septiembre de La Edad de Oro como adaptación de L’ecrevisse (El camarón) del francés Laboulaye, de quien ya habia adaptado Meñique en el número de julio. L’ecrevisse apareció en los Ultimos cuentos azules (Derniers contes bleus) de Laboulaye.  Loppi es el personaje de igual nombre en la versión francesa. Se trata de un hombre despersonalizado y cobarde incapaz de contener la amargura de su pretenciosa esposa. En la versión ilustrada, en francés de 1884 de  Los últimos cuentos azules, Laboulaye nos presenta así a su personaje: “Aux environs de Revel, il y avait une fois un bûcheron qui habitait une méchante cabane, située sur la lisière d’un bois, près d’un chemin abandonné. Loppi (c’était le nom de notre héros) était pauvre comme Job, et patient comme lui. Pour que rien ne manquât à la resemblance, le ciel,  dans sa miséricorde, lui avait actroyé une femme qui eût rendu des points à l’epouse du patriarche. On l’appelait Masicas, ce qui signifie, dit-on, la fraise des bois. Ell n’était pas méchante de nature et ne se fâchait jamais, quand on était de son avis ou qu’on faisait ce qu’elle voulait. Mais le reste du temps, elle étair moins douce. Si ell se taisait du matin au sopir tandis que son mari était au bois ou aux champs, en  revancha, elle criait du soir au matin quand son seigneur était au logis. Il est vrai que, suivant un vieux proverbe, les chevaux se battent quand il n’ya pas de foin au râtelier, et l’abondance ne regnait pas dans la chaumière du bûcheron.” (1) En su traducción Martí nos hace esta presentación más suscinta del personaje: "Allá por un pueblo del mar Báltico, del lado de Rusia vivía el pobre Loppi, en un casuca viejo, sin más compañía que su hacha y su mujer. El hacha ¡bueno!; pero la mujer se llamaba Masicas, que quiere decir “fresa agria”. Y era agria Masicas de veras, como la fresa  silvestre. ¡Vaya un nombre: Masicas! Ella nunca se enojaba, por supuesto, cuando le hacían el gusto, o no la contradecían; pero si se quedaba sin un capricho, era de irse a los bosques por no oirla. Se estaba callada de la mañana a la noche, preparando el regaño, mientras Loppi andaba afuera con el hacha, corta que corta, buscando el pan: y en cuanto entraba Loppi, no paraba de regañarlo, de la noche a la mañana. Porque estaban muy pobres, y cuando la gente no es buena, la pobreza los pone de mal humor." (18:432) Algunas diferencias entre ambas versiones han sido señaladas por Boris Lukin en su ensayo comparativo. (2) Existe una versión en inglés de 1884 de los cuentos de Laboulaye,  bajo el título de Last fairy tales, que contiene el cuento El Camarón, traducido como The fairy crawfish  (3)  que mantiene las ilustraciones originales del cuento francés. REGRESAR


Notas: (1) Edouard Laboulaye 1884. L´ecrevisse, conte esthonien Pp 97-135. En: Derniers Contes Bleus, Paris Librairie Furne, Jouvet et Cie, Editeurs, Paris, 317 pp.

(2) Boris Lukin: Versión martiana de un cuento popular de Estonia, en Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1989, p. 311.

(3) E. Laboulaye 1884. Last fairy tales, traducción autorizada de Mary L. Booth, Harper & Brothers Publisher, 382 pp.

Figuras del cuento L´ecrevisse

Portada del libro Últimos cuentos azules de Laboulaye


Lope  de Vega

Artículo: Músicos poetas y pintores 

Nombre completo: Felix Lope de Vega y Carpio       

Actividad/ Nacionalidad: Escritor, poeta y dramaturgo español      

Época: 1562-1635     

Obras citadas directamente: Arcadia          

Comentarios: Lope de Vega se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, Smiles escribe: “Lope de Vega and Calderon, two of the most prolific of dramatists, began writing very early the one at twelve, the other at thirteen. The former recited verses of his own composition, which he wrote down and exchanged with his playfellows for prints and toys. At twelve, by his own account, he had not only written short pieces, but composed dramas. His heroic pastoral of Arcadia was published at eighteen. He was with the Spanish Armada, in its assault upon England in 1588. He was then in his twenty-sixth year; and in the course of that perilous and fruitless voyage, he wrote several of his poems. But it was after he returned to Spain and entered the priesthood that he composed the hundreds of plays through which his name has become so famous.” (1) Martí sintetiza y traduce: “Lope de Vega y Calderón, que son los que más han escrito para el teatro, empezaron muy temprano, uno a los doce años y otro a los trece. Lope cambiaba sus versos con sus condiscípulos por juguetes y láminas, y a los doce años ya había compuesto dramas y comedias. A los dieciocho publicó su poema de la Arcadia, con pastores por héroes. A los veintiséis iba en un barco de la armada española, cuando el asalto a Inglaterra, y en el viaje escribió varios poemas. Pero los centenares de comedias que lo han hecho célebre los escribió después de su vuelta a España, siendo ya sacerdote.” (18:396). Hay varias referencias a Lope de Vega en la obra martiana. En su ensayo Poesía Dramática Americana publicado en Guatemala en febrero de 1878 habla del “…renaciente teatro español, por Lope dado a vida…” (7:176) También hay menciones a sus personajes, como Doña Sol (12:62) de La corona merecida y Dorotea (12:54) de la obra de igual nombre, y sus obras: La Niña de plata y Las flores de Don Juan (6:434) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 61-62. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

Félix Lope de Vega y Carpio


Lorenzo de Médicis

Artículo: Músicos poetas y pintores 

Nombre completo: Lorenzo de Médici                   

Actividad/ Nacionalidad: Príncipe de Florencia y mecenas de las artes       

Época: 1449-1492     

Obras citadas directamente: Ninguna         

Comentarios: Lorenzo de Médici  se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. Como parte de la biografía de Miguel Angel Buonarroti, Samuel Smiles escribe en Great young men: “Young Buonarotti's improvement was so rapid that he not only surpassed the other pupils of his master, but also the master himself. But the sight of the statues in the gardens of Lorenzo de Medici so inflamed his mind that, instead of being a painter, he resolved on devoting himself to sculpture.” (1) Martí traduce: "Al poco tiempo el aprendiz pintaba mejor que el maestro; pero vio las estatuas de los jardines célebres de Lorenzo de Médicis, y cambió entusiasmado los colores por el cincel.” (18:394) No hemos hallado otras referencias a este personaje en el resto de la obra martiana. REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp.82. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp. 

Lorenzo de Médici


Lucrecio

Artículo:  La última página (del cuarto número)

Nombre completo: Caro Tito Lucrecio

Actividad/ Nacionalidad: Poeta y filósofo romano

Época: 99-55 AC

Obra citada indirectamente: De rerum natura  (De la naturaleza de las cosas)

Comentarios: En La Última Página del cuarto número de La Edad de Oro, hablando sobre la electricidad, Martí comenta: “…porque la luz eléctrica es como la de las estrellas, y hace pensar en que las cosas tienen alma, como dijo en sus versos latinos un poeta, Lucrecio, que hubo en Roma…”  (18:503) Realmente no hay una referencia directa a ninguna obra de Caro Tito Lucrecio,pero sí indirectamente se está refiriendo a su extenso poema didáctico, en algo más de 7400 hexámetros: De la naturaleza de las cosas (De rerum natura), distribuidos en seis libros en que se divulga la filosofía de Epicuro y la física atomista de Demócrito. El Libro III dedicado al alma la presenta como compuesta de elementos materiales.  Las obras que Martí cita indirectamente en La Edad de Oro enriquecen el amplio registro bibliográfico que subyace detrás de su Revista a los niños e incita el deseo de búsqueda de las fuentes sugeridas. Hay varias referencias a Caro Tito Lucrecio en la obra martiana. En su artículo sobre el poeta Francisco Sellén en El Partido Liberal, de México del 28 de septiembre de 1890, comenta: "Y no es que otros no hayan hallado de Lucrecio acá, “el alma de las cosas...”" (5:190)  REGRESAR


Luis Becchi

Artículo: Sumario del número de  agosto  

Nombre completo: Luigi Bechi     

Actividad/ Nacionalidad: Pintor italiano     

Época: 1830 -1919     

Obras citadas directamente: Niños italianos arreglando flores   

Comentarios: En el sumario del segundo número de La Edad de Oro correspondiente al mes de agosto de 1889, junto a la lámina de presentación, leemos: "Las Hermanitas Floristas: Grabado de un cuadro de Luis Becchi"  (18:352) lo cual sirve de presentación a la ilustración que inicia este número de la revista, que muestra a una niña armando un ramo flores mientras que otra, en una actitud juguetona, se le recuesta en el hombro mientras sostiene una flor enla mano. Se trata del cuadro, al parecer titulado, Niños italianos arreglando flores realizado por el pintor italiano Luigi Bechi en 1889 que se conserva en la Galería Pisani de Florencia en Italia. Luigi Bechi ha sido considerado el pintor de niños por excelencia lo cual se refleja en el estilo del cuadro que aparece en La Edad de Oro, del cual no hemos hallado ninguna imagen a color. No hemos hallado otras referencias sobre el artista Luigi Bechi en el resto de la obra martiana por lo que desconocemos la procedencia de la imagen empleada en La Edad de Oro. REGRESAR

Luigi Bechi,

 Retrato de Antonio Berti

Las Hermanitas Floristas


Luis XVI   

Artículo: Un paseo por la tierra de los anamitas

Nombre completo: Luis XVI

Actividad/ Nacionalidad:  Rey de Francia y Navarra entre 1774 y 1789

Época:    1754 – 1793 

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En el artículo Un paseo por la tierra de los anamitas, aparecido en el  número de octubre de La Edad de oro, como parte de la historia  de Vietnam y el papel del colonialismo francés, leemos: "En una de esas peleas de reyes andaba por Anam un obispo francés, que hizo creer al rey vencido que Luis XVI de Francia le daría con qué pelear contra el que le quitó el mando al de Anam: y el obispo se fue a Francia con el hijo del rey, y luego vino solo, porque con la revolución que había en París no lo podía Luis XVI ayudar; juntó a los franceses que había por la India de Asia: entró en Anam; quitó el poder al rey nuevo; puso al rey de antes a mandar. Pero quien mandaba de veras eran los franceses... (18:463) Con estos criterios traslada Martí hacia Asia el marco colonialista que tan bien había descrito en La Edad de Oro para Nuestra América, con sus siniestros personajes religiosos y sus  monarcas avariciosos dispuestos a consentir y engañar para asegurar su poder y sus riquezas. REGRESAR

Luis XVI

 


Luisa     

Artículo: Bebé y el Señor Don Pomposo

Nombre completo: Luisa

Actividad/ Nacionalidad:  Aya francesa de Bebé en el cuento

Época: No aplica      

Obras citadas: No aplica

Comentarios: Este personaje se menciona tres veces colateralmente en el cuento de Martí: Bebé y el Señor Don Pomposo -aparecido en el número de julio de La Edad de Oro. Luisa es parte de la presentación del mundo acomodado en que vive Bebé, según se observa en esta narración:  "Pero esta noche Bebé está muy serio, y no da volteretas como todas las noches, ni se le cuelga del cuello a su mamá para que no se vaya, ni le dice a Luisa, a la francesita, que le cuente el cuento del gran comelón que se murió solo y se comió un melón." (18:346) Se menciona nuevamente cuando aparece el Señor Don Pomposo: "Y se sacó del bolsillo un llavero como con treinta llaves, y abrió una gaveta que olía a lo que huele el tocador de Luisa, y le trajo a Bebé un sable dorado..." (18:347) Finalmente, se menciona al final del cuento, cuando Bebé decide calladamente regalar el sable a su primo: "El sable está allí, encima del tocador. Bebé levanta la cabeza poquito a poco, para que Luisa no lo oiga..." (18:348) REGRESAR

¡Buenas noches, Bebé! Segundo dibujo de Bebé y el Señor Don Pomposo

 


Ly-Tien-Vuong     

Artículo: Un paseo por la tierra de los anamitas

Nombre completo:  Ly-Tien-Vuong 

Actividad/ Nacionalidad: Príncipe anamita 

Época: No encontrada    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En el artículo Un paseo por la tierra de los anamitas, aparecido en el número de octubre de 1889 de La Edad de Oro, hablando del teatro anamita Martí presenta a este personaje histórico: "Y este de la blusa, que anda poniendo y quitando, sale y entra entre los que hacen de príncipes de seda y generales de oro, de mil años atrás, cuando l0s parientes del príncipe Ly-Tieng-Vuong querían darle a beber una taza de té envenenado." (18:470) No hemos hallado en la literatura a nuestro alcance ninguna información sobre el príncipe Ly-Tien-Vuong, personaje de la historia anamita, ni sobre la historia del envenenamiento que narra Martí. Tampoco hemos hallado otras referencias de este personaje vietnamita en el resto de la obra martiana conocida, por lo que la figura debe ser  aún investigada. El Proyecto La Edad de Oro universo de cultura agradecerá cualquier información sobre este y el resto de los personajes vietnamitas que aparecen de La Edad de Oro.  REGRESAR

Detalle de Los tres sacerdotes, ilustración de Un paseo por la tierra de los anamitas, página 469

 


Macaulay

Artículo: Músicos poetas y pintores 

Nombre completo: Thomas Babington Macaulay    

Actividad/ Nacionalidad: Poeta, historiador y político inglés          

Epoca: 1800-1859     

Obras citadas indirectamente: Critical and Historical Essays         

Comentarios: Macaulay se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, Smiles cita a Macaulay cuando hace la reseña de Congreve, pero Martí no lo traduce. Más adelante durante la reseña de Byron vuelve a mencionarlo y es éste el párrafo que Martí tradujo. Dice Smiles: “At twenty-five," said Macaulay, “he found himself on the highest pinnacle of literary fame, with Scott, Wordsworth, Southey, and a crowd of other distinguished writers at his feet.” (1) En Músicos, poetas y pintores, Martí traduce este párrafo: “A los veinticinco años", dice Macaulay, "se vio Byron en la cima de la gloria literaria, con todos los ingleses famosos de la época a sus pies.” (18:399) Aunque en La Edad de Oro no hay ninguna referencia a la obra de Macaulay, el texto mencionado alude al Volumen II de sus Críticas y Ensayos Históricos (Critical and Historical Essays) publicado en 1843 donde en su ensayo sobre Byron titulado Moore's Life of Lord Byron, dice textualmente: “At twenty-four, he found himself on the highest pinnacle of literary fame, with Scott, Wordsworth, Southey, and a crowd of other distinguished writers beneath his feet. There is scarcely an instance in history of so sudden a rise to so dizzy an eminence.” En el resto de la obra martiana hay nueve referencias de este autor  donde hallamos estas palabras de elogio: “…Lord Macaulay, que escribió tan buena historia de Inglaterra y estudios sobre grandes hombres…” (23:142)  REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 92. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp. 

Thomas Babington Macaulay    


Magariños

Artículo: La Exposición de París       

Nombre completo: Alejandro Magariños Cervantes

Actividad/ Nacionalidad: Poeta, periodista y escritor uruguayo     

Época: 1825-1893     

Obras citadas: Ninguna         

Comentarios: En La Exposición de París, al referirse al Pabellón de Uruguay, Martí comenta: “… tiene un poeta de América que se llama Magariños…”. (18:423) El título de “poeta de América”, que tiene una especial connotación viniendo de Martí, alude a la obra patriótica periodística-literaria de Alejandro Magariños, de interés por la novedad de sus descripciones de lugares y personajes americanos, donde se encuentran poemas, novelas, ensayos históricos, políticos y sociales, una participación compartida en la obra La Biblioteca Americana y su drama Amor y patria.

Las referencias a este personaje en la obra martiana son pocas, pero todas dan muestra de un gran reconocimiento. El 9 de noviembre de 1881 desde La Opinión Nacional da la noticia: “Alejandro Magariños Cervantes, el poeta uruguayo, el fecundísimo autor de poemas, historias y novelas, el creador de “Celiar”, -ha publicado un libro nuevo que ha sido muy celebrado: “Violetas y Ortigas”. Es una colección de artículos de todo género, en que andan reunidos el grave juicio filosófico, el instructivo párrafo histórico y el chispeante artículo humorístico.” (23:69) En El Sudamericano de Buenos Aires del 20 de mayo de 1890, menciona nuevamente “…el Celiar”, de Magariños Cervantes…” (7:368) En los fragmentos de Martí, leemos: “El Tucumeno, de Venezuela, se esconde bajo tierra como el Guadiana, y, como dice Magariños: También el Tucumeno se pierde en su camino. Y luego brota y salta por hendiduras mil." (22:224). La frase en el cuaderno martiano es tomada de Palmas y Ombúes de Magariños. En carta a Enrique Estrázulas del 12 de octubre de 1889 le dice: “Le buscaré de veras, y haré llegar a sus manos, la oda de Magariños. Un trozo de ella, por lo menos, hay en una carta a mí. No sé si es el agradecimiento lo que me hace tener la oda por tan bella.” (20:205) De la admiración de Martí por este personaje habla la carta que le dirigiera el 21 de octubre de 1885 (20:311), que transcribimos integramente al final de estos comentarios. REGRESAR


CARTA A ALEJANDRO MAGARIÑOS CERVANTES

Nueva York, 21 de octubre de 1885

Muy estimado señor: Hasta el 18 de este mes no llegó a mis manos la generosa carta de Vd., que premia el cariño con que desde hace muchos años vengo escribiendo y loando su nombre. Determinado a llevar mi vida por donde a mi me parece que va bien, que es por donde se va solo y duele andar, me permitirá Vd. que le diga que estos afectos de la valía y espontaneidad del suyo son la única recompensa que apetezco y el único alimento que necesito para tenerme firme en mi vida sencilla, que querría yo hacer tan limpia y majestuosa como uno de sus versos. No he dejado una línea por leer en su hermoso libro, que me puso enseguida la pluma en la mano, y me dio una de esas raras horas de lanza y de luz que aclaran y mantienen la existencia. Pronto enviaré a Vd. las páginas que he escrito: ya había anunciado yo la obra, apenas me llegó la importante reseña bibliográfica del señor general Mitre. Muy cariñosamente doy a Vd. las gracias porque hizo memoria de mí, y por el vivo placer que me ha causado la lectura del volumen, que es uno de los pocos libros vivos -altos y bien compuestos- que salen ahora de manos de los que hacen versos en lengua de Castilla. Si no le hubiera Vd. llamado Palmas y Ombúes, así lo hubiera llamado todo el mundo. Leí muy niño el Celiar, que es desde entonces para mí un recuerdo querido, y lo busco aquí en vano: ¿merecería yo de Vd. un ejemplar? Me hace la merced de llevar a Vd. esta carta uno de los hombres a quienes más quiero y estimo, el doctor Don Enrique M. Estrázulas, en quien he aprendido a querer al Uruguay, y con mi más afectuoso saludo envío a Vd. por él mi libro de versos a mi hijo, que sólo vio la luz porque eran suyos y yo sólo me amo en él: va a Vd. el libro como a una palma va una mariposa. Vivamente agradecido a Vd. por su cordial simpatía, queda admirándole y sirviéndole. Su afectísimo S. S. José Martí

Alejandro Magariños Cervantes


Página Web confeccionada por Alejandro Herrera Moreno de la Fundación Cultural Enrique Loynaz/Contáctenos

Última actualización: Febrero 1, 2017, Santo Domingo, República Dominicana