Página 6 de 11


Hécuba       

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Hécuba  

Actividad/ Nacionalidad: Segunda esposa de Príamo, rey de Troya, en la mitología griega

Época:  No aplica    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En La Ilíada de Homero este personaje aparece una vez cuando Martí narra en detalle los funerales de Héctor: "Y hubo paz doce días, para que los troyanos le hicieran el funeral a Héctor. Iba el pueblo detrás, cuando llegó Príamo con él; y Príamo los injuriaba por cobardes, que habían dejado matar a su hijo; y las mujeres lloraban, y los poetas iban cantando, hasta que entraron en la casa, y lo pusieron en su cama de dormir. Y vino Andrómaca su mujer, y le habló al cadáver. Luego vino su madre Hécuba, y lo llamó hermoso y bueno." (18:336) Además de su aparición en La Ilíada de Homero en La Edad de Oro, este personaje solo tiene otra mención en unas notas que aparecen la obra martiana. (19:426) Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo del Centro de Estudios Martianos (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica, 101 pp.

Hécuba y Políxena, cuadro de

Merry-Joseph Blondel


Heinecken

Artículo: Músicos, poetas y pintores

Nombre completo: Christian Friedrich Heinecken

Actividad/ Nacionalidad: Niño prodigio alemán

Época: 1721–1725

Obra citada: Ninguna

Comentarios: Heinecken se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men Smiles escribe: “The boy Heinecken of Lubeck learned the greater part of the Old and New Testament in his second year; he could speak Latin and French in his third year; he studied religion and the history of the Church in his fourth year; and finally, being excitable and sickly, he fell ill and died in his fifth year. Of this poor child it might be said, in Bacon's words that "Phaeton´s car went but a day.” (1) Martí traduce: “Heinecken, el niño de la antigua ciudad de Lubeck, aprendió de memoria casi toda la Biblia cuando tenía dos años; a los tres años, hablaba latín y francés; a los cuatro ya lo tenían estudiando la historia de la iglesia cristiana, y murió a los cinco. De esa pobre criatura puede decirse lo de Bacon: “El carro de Faetón no anduvo más que un día.” (18:391) Heinecken es una referencia obligada en los casos de los niños prodigio de la historia, de quien se dice que habló a las pocas horas de haber nacido. Este y otros datos sugieren una extraordinaria habilidad para absorber y verbalizar el conocimiento abstracto que causó el asombro en su época. No hemos hallado otras referencias de este personaje en el resto de la obra martiana. REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84-85. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

Vista de la ciudad de Lubeck cuna de Heinecken el niño prodigio


Helen Hunt Jackson

Artículo: Los dos príncipes

Nombre completo: Helen Maria Hunt Jackson

Actividad/ Nacionalidad: Escritora norteamericana

Época: 1830-1885

Obra presentada: The prince is dead (El príncipe ha muerto)

Comentarios: En el número de julio de La Edad de Oro aparece el poema Los dos príncipes, con su aclaración al pie: "Idea de la poetisa norteamericana Helen Hunt Jackson" (18:372-373). Se trata de su poema El príncipe ha muerto (The prince is dead), publicado junto a otros en 1873, que sirve a Martí para presentar en sus Dos Príncipes una genuina muestra del romancero popular hispánico donde se contrastan dos clases sociales ante el fenómeno de la muerte. Dos años antes ya Martí había traducido de la autora su novela Ramona, a la cual se refiere en Nueva York, el 23 de junio de 1887 desde El Partido Liberal, con estas palabras elogiosas: "Helen Hunt Jackson, la que con tal arte y ternura contó en su novela Ramona las desdichas de los indios de México, cuando la conquista de California..." (7:151). De la atracción por su poesía hablan estas palabras desde La Juventud, de Nueva York, el 16 de agosto de 1889, el mismo año en que sale La Edad de Oro: "...lo que en sus versos de diamante tallado decía Helen Hunt Jackson: “Las aves deben saber; el que cante con juicio, cantará como las aves; el aire libre tiene alas generosas; los cantos hacen su camino.” (5:161) En sus Memorias de la guerra el General Enrique Loynaz del Castillo narra su encuentro con Martí en su oficina de 120 Front Street de Nueva York en 1891, dándonos evidencias de la relación personal entre Martí y esta poetisa: "Pasamos a la sala. Notables escritores de nuestra América española hacían tertulia al calor de la estufa llameante... Una gran escritora americana, Elena Hunt Jackson,  la genial autora de Ramona -que Martí tradujo embelleciéndola-  acompañaba a los latinos. (1) Una revisión de los ensayos e investigaciones dedicados a la poesía de La Edad de Oro revela que Los dos príncipes ha recibido la atención de nuestros más importantes estudiosos como Juan Marinello (2), José Antonio Portuondo (3), José María Chacón y Calvo (4) y Salvador Arias (5) REGRESAR


Notas: (1) Enrique Loynaz del Castillo 1989. Memorias de la guerra. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana,  pp.56.

(2) Juan Marinello 1989. Los versos de La Edad de Oro: tradición  y novedad. En  Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, La Habana, p. 181-184.

(3) José Antonio Portuondo 1989.  Análisis de la obra poética: Los Dos Príncipes. En Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras  Cubanas, La Habana, p. 157-171.

(4) José María Chacón y Calvo 1989. Lo popular hispánico en "Los Dos Príncipes". En Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, p. 180.

(5) Salvador Arias 2001. Homenaje al romancero tradicional: "Los Dos Príncipes". En: Un proyecto martiano esencial La Edad de Oro, Centro de Estudios Martianos, La  Habana,  p. 133-166.

Helen Maria Hunt Jackson

 


Helena       

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Helena de Troya

Actividad/ Nacionalidad: Mitología griega 

Época:  No aplica    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: La figura de Helena aparece tres veces en La Ilíada de Homero, artículo aparecido en el primer número de julio de 1889 de La Edad de Oro. La primera mención es cuando Martí desglosa el argumento de la obra en varios acápites y en uno de ellos incluye: "... el combate de Paris, hijo de Príamo, con Menelao, el esposo de Helena..." (18:328) Más adelante aparece como parte ya de la narración de los acontecimientos de la epopeya: "Paris desafía a Menelao, y luego se vuelve atrás; pero la misma hermosísima Helena le llama cobarde..." (18:333) Finalmente, Helena se menciona en la descripción de los funerales de Héctor: "Luego vino su madre Hécuba, y lo llamó hermoso y bueno. Después Helena le habló, y lo llamó cortés y amable." (18:336) Helena tiene varias referencias en la obra martiana. En sus fragmentos hay unas notas, con pasajes de La Ilíada, donde se lee: “Helena bajó; subió al cadáver y cdo. subió, la mañana brillaba sobre toda la tierra.” (22:36) Hay referencias a los encantos del personaje: “…la dulce belleza de Helena…” (19:109) o “…Elena la de hermosos cabellos… (21:95) En su crónica de arte El desnudo del salón, publicado en The Hour de Nueva York el 31 de julio de 1880, menciona a Helena como figura de un cuadro del pintor francés Gustave Moreau (1826-1898): “Se acusa a Moreau de ser un pintor algo escenográfico en sus decorados y de alcanzar lo brillante por lo falso; es un poco cierto que ama apasionadamente el resplandor de una luz muy suya, clara y argentina sobre las piedras preciosas con que hace el cinturón de Elena, sobre la espuma blanca de sus olas revueltas; sobre los puntos rojos de sus islas de coral, de sus nidos de perlas.” (19:256) Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo del Centro de Estudios Martianos (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica, 101 pp.

Helena cuadro de

Dante Gabriel Rosseti

 


Hermosilla       

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: José Mamerto Gómez Hermosilla 

Actividad/ Nacionalidad: Helenista, periodista, crítico literario y escritor español

Época: 1771-1873     

Obras citadas directamente: Traducción de La Ilíada Tomo I/ Tomo II/ Tomo III

Comentarios: En su artículo la Ilíada de Homero, aparecido en el primer número de julio de La Edad de Oro, Martí recomienda la lectura de algunas versiones en inglés y francés de esta obra pero al considerar las versiones en español, dice: "En castellano. mejor es no leer la traducción que hay, que es de Hermosilla; porque las palabras de la Ilíada están allí, pero no el fuego, el movimiento, la majestad, la divinidad a veces, del poema en que parece que se ve amanecer el mundo..." (18:332) Resulta interesante que las posición de Martí en La Edad de Oro respecto a la traducción de Hermosilla sea retomada por Pilar Hualde Pascual en su valoración de las traducciones de Homero -cuya lectura recomendamos-  cuando se refiere a  "...la polémica creada en torno a la valoración de las traducciones de los poemas homéricos, centrada sobre todo en la traducción de la Ilíada de Hermosilla. Esta observación se vio reforzada cuando llegó a nuestro conocimiento un texto del escritor nacional cubano, José Martí, sobre la Ilíada de Homero, encontrando así la réplica, al otro lado del Atlántico..." (1) No hemos hallado otras referencias a Hermosilla en el resto de la obra martiana. REGRESAR


Notas: (1) Pilar Hualde Pascual 2008. Valoración de las traducciones de Homero en los Siglos XIX y XX en España e Iberoamérica: de Hermosilla a Leconte de Lisle, Universidad Autónoma de Madrid, España, 9 pp. Sitio Web: http://interclassica.um.es/

Homero


Hernando de Guevara        

Artículo: El Padre las Casas

Nombre completo: Higuemota

Actividad/ Nacionalidad:   

Época:

Obras citadas Ninguna 

Comentarios: En El Padre Las Casas al presentar a los indios de nuestras islas Martí escribe: “Como amigos habían recibido ellos a los hombres blancos de las barbas: ellos les habían regalado con su miel y su maíz, y el mismo rey Behechío le dio de mujer a un español hermoso su hija Higuemota, que era como la torcaza y como la palma real: ellos les habían enseñado sus montañas de oro, y sus ríos de agua de oro, y sus adornos, todos de oro fino, y les habían puesto sobre la coraza y guanteletes de la armadura pulseras de las suyas, y collares de oro…” (18:442) El español hermoso al cual hace referencia Martí -sin mencionar nombre- es Hernando de Guevara. La pareja Hernando de Guevara-Higuemota se ha dado en llamar el primer amor interracial documentado en América. Este y otros personajes aparecen en la novela de Manuel de Jesús Galván titulada Enriquillo, obra conocida por Martí. Para un análisis detallado de éste y otros personajes del artículo remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos. (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2001. José Martí El Padre Las Casas Edición Crítica. Procesos Gráficos, 93 pp.  

 


Herodoto

Artículo: La Iliada de Homero                                                    

Nombre completo: Herodoto                                                               

Actividad/ Nacionalidad: Historiador y geógrafo griego       

Época: 484-425 AC                                                                      

Obras citadas indirectamente: Los nueve libros de historia         

Comentarios:  En La Iliada de Homero  leemos: "Todo lo que se sabe de los primeros tiempos de los griegos, está en la Ilíada. Llamaban rapsodas en Grecia a los cantores que iban de pueblo en pueblo, cantando la Ilíada y la Odisea, que es otro poema donde Homero cuenta la vuelta de Ulises. Y más poemas parece que compuso Homero, pero otros dicen que ésos no son suyos, aunque el griego Herodoto, que recogió todas las historias de su tiempo, trae noticias de ellos, y muchos versos sueltos, en la vida de Homero que escribió, que es la mejor de las ocho que hay escritas, sin que se sepa de cierto si Herodoto la escribió de veras, o si no la contó muy de prisa y sin pensar, como solía él escribir. (18:331) Alude Martí indirectamente a Los nueve libros de la historia de Herodoto. En la obra martiana hay algunas menciones a este personaje en sus cuadernos de apuntes, sus fragmentos y sus Antiguedades Griegas. En La Opinión Nacional del 10 de mayo de 1882, en su crítica al libro El viaje de La Vega del viajero sueco el barón Nordenskjold,  hace su juicio de Herodoto con estas comparación:  "Allí está cuanto hoy puede saberse de la historia, la geografía, las producciones naturales, el clima, los paisajes, los habitantes de la costa de Siberia, y todo con riqueza de detalles, y con informes tan cuidadosos que no hacen por cierto semejante el libro a aquella maravillosa y romancesca historia de los viajes de Herodoto. Herodoto contaba lo que le decían, y Nordenskjold cuenta lo que ha visto." (23:294) REGRESAR

Herodoto

 


Hidalgo       

Artículo: Tres héroes

Nombre completo: Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla  

Actividad/ Nacionalidad: Sacerdote y militar de la Guerra de Independencia de México

Época:  1753-1811    

Obras citadas: El Despertador Americano (Números 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7)

Comentarios: "México tenía mujeres y hombres valerosos que no eran muchos, pero valían por muchos: media docena de hombre; y una mujer preparaban el modo de hacer libre a su país. Eran unos cuantos jóvenes valientes, el esposo de una mujer liberal, y un cura de pueblo que quería mucho a los indios, un cura de sesenta años. Desde niño fue el cura Hidalgo de la raza buena: de los que quieren saber. Los que no quieren saber son de la raza mala. Hidalgo sabía francés, que entonces era cosa de mérito, porque lo sabían pocos. Leyó los libros de los filósofos del siglo dieciocho, que explicaron el derecho del hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía. Vio a los negros esclavos, y se llenó de horror. Vio maltratar a los indios: que son tan mansos y generosos, y se sentó entre ellos como un hermano viejo, a enseñarles las artes finas que el indio aprende bien: la música, que consuela; la cría del gusano, que da la seda; la cría de la abeja, que da miel. Tenía fuego en sí, y le gustaba fabricar: creó hornos para cocer los ladrillos. Le veían lucir mucho de cuando en cuando los ojos verdes. Todos decían que hablaba muy bien, que sabia mucho nuevo, que daba muchas limosnas el señor cura del pueblo de Dolores. Decían que iba a la ciudad de Querétaro una que otra vez, a ablar con unos cuantos valientes y con el marido de una buena señora. Un traidor le dijo a un comandante español que los amigos de Querétaro trataban de hacer a México libre. El cura montó a caballo con todo su pueblo que lo quería como a su corazón; se le fueron juntando los caporales y los sirvientes de las haciendas: que eran, la caballería; los indios iban a pie. con palos y flechar, o con hondas y lanzas. Se le unió un regimiento y tomó un convoy de pólvora que iba para los españoles. Entró triunfante en Celaya, con músicas y vivas. Al otro día junto al Ayuntamiento, lo hicieron general, y empezó un pueblo a nacer. El fabricó lanzas y granadas de mano. El dijo discursos que dan calor y echan chispas, como decía un caporal de las haciendas. El declaró libres a los negros. El les devolvió sus tierras a los indios. El publicó un periódico que llamó El Despertador Americano. Ganó y perdió batallas. Un día se le juntaban siete mil indios con flechas, y al otro día lo dejaban solo. La mala gente quería ir con él para robar en los pueblos y para vengarse de los españoles. El les avisaba a los jefes españoles que si los vencía en la batalla que iba a darles los recibiría en su casa como amigos. ¡Eso es ser grande! Se atrevió a ser magnánimo, sin miedo a que lo abandonase la soldadesca, que quería que fuese cruel. Su compañero Allende tuvo celos de él, y él le cedió el mando a Allende. Iban juntos buscando amparo en su derrota cuando los españoles les cayeron encima. A Hidalgo le quitaron uno a uno, como para ofenderlo, los vestidos de sacerdote. Lo sacaron detrás de una tapia, y le dispararon los tiros de muerte a la cabeza. Cayó vivo, revuelto en la sangre, y en el suelo lo acabaron de matar. Le cortaron la cabeza y la colgaron en una jaula, en la Alhóndiga misma de Granaditas, donde tuvo su gobierno. Enterraron los cadáveres descabezados. Pero México es libre." (18:306-307) REGRESAR


Higuemota       

Artículo: El Padre las Casas

Nombre completo: Higuemota/ Ana de Guevara

Actividad/ Nacionalidad: Hija del cacique Caonabo y la reina Anacaona en la Hispaniola   

Época: Hacia 1492

Obras citadas Ninguna 

Comentarios: En El Padre Las Casas al presentar a los indios de nuestras islas Martí escribe: “Como amigos habían recibido ellos a los hombres blancos de las barbas: ellos les habían regalado con su miel y su maíz, y el mismo rey Behechío le dio de mujer a un español hermoso su hija Higuemota, que era como la torcaza y como la palma real: ellos les habían enseñado sus montañas de oro, y sus ríos de agua de oro, y sus adornos, todos de oro fino, y les habían puesto sobre la coraza y guanteletes de la armadura pulseras de las suyas, y collares de oro…” (18:442) El español hermoso al cual hace referencia Martí -sin mencionar nombre- es Hernando de Guevara de quien Higuemota tomó el apellido para ser Ana de Guevara. La pareja Hernando de Guevara-Higuemota se ha dado en llamar el primer amor interracial documentado en América.  Este y otros personajes aparecen en la novela de Manuel de Jesús Galván titulada Enriquillo, obra conocida por Martí. Para un análisis detallado de éste y otros personajes del artículo remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos. (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2001. José Martí El Padre Las Casas Edición Crítica. Procesos Gráficos, 93 pp.  

Anacaona, madre de Higuemota

 


Homero       

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Homero  

Actividad/ Nacionalidad: Poeta y rapsoda griego antiguo al que tradicionalmente se le atribuye la autoría de las principales poesías épicas griegas la Ilíada y la Odisea

Época: Siglo VIII AC

Obra presentada: La Ilíada

Comentarios: El artículo La Ilíada de Homero dedica su primera parte introductoria a Homero y ofrece  algunas notas históricas sobre el autor, lugar y época de desarrollo de la obra, entrando así, en ese controvertido tema que se ha dado en llamar "la cuestión homérica", definido por Enrique Saínz como "el conjunto de interrogantes planteadas en torno a la existencia histórica de Homero, su lugar de nacimiento (y) su autoridad en relación a los dos grandes poemas." (1) Al respecto nos dice Martí: “Otros dicen que no hubo Homero, sino que el poema lo fueron componiendo diferentes cantores. Pero no parece que pueda haber trabajo de muchos en un poema donde no cambia el  modo de  hablar, ni el de pensar, ni el de hacer los versos, y donde desde el principio hasta el fin se ve tan claro  el carácter de cada personaje que puede decirse quien es por lo que dice o hace, sin necesidad de verle el nombre. Ni es fácil que un mismo pueblo tenga muchos poetas que  compongan los versos con tanto sentido y música como los de la Ilíada, sin palabras que  falten  o sobren; ni que todos los diferentes cantores tuvieran el juicio y la grandeza de Homero, donde parece que es un padre el que habla.” (18:326)  Tales criterios señalados en 1889, cuando existían otras tendencias que negaban la personalidad creadora de Homero y  que llegaron hasta el siglo XIX, donde además se puso en duda la unidad  esencial de la Ilíada y la Odisea, coinciden  con las consideraciones actuales acerca  de  las  cuales  ha manifestado Enrique Saínz: “La erudición contemporánea, ya con una visión más moderna de la literatura y partiendo de la idea de la unidad de los poemas, se lanzó a fondo a criticar los puntos de vista de sus  predecesores y a sostener la tesis de un creador  único que enriqueció la herencia de la tradición y dió a Grecia su gran antecedente literario. Así se recuperó la imagen de un gran poeta, sobre  todo a partir de los trabajos de Schadewatt, y se comenzó a valorar la Ilíada como una  obra de arte unitaria. (2) La obra martiana cuenta con varias referencias a Homero. En La Opinión Nacional, en marzo de 1882 leemos: “Ahora se ha descubierto en un monasterio ateniense un papyrus escrito el 358 antes de Jesucristo, que contiene uno de los más bellos trozos de ese poema gigantesco de que ninguna traducción puede dar idea: La Ilíada. La majestad de aquella poesía está en los hechos que canta, y en la sencillez con que los relata. En lo que inventa, se ve a Júpiter. En lo que narra, la hazaña parece mayor por la manera de contarla” (23:228). Esta altísima valoración del poema griego puede observarse en otras muchas partes a lo largo de su obra, e incluso de su interés por La Ilíada dan fe la reproducción de partes del poema que aparecen en sus fragmentos sin  fecha determinada y en sus cuadernos de apuntes, ya desde 1871. Estos elementos fueron sin duda alguna los que le condujeron en 1889 a escoger a Homero e introducir su poema dentro de los autores y materiales de La Edad de Oro ofreciendo en el reducido espacio de ocho páginas, acompañado de cuatro láminas, su genial adaptación La Ilíada, de Homero. El valor fundamental de esta adaptación literaria radica en haber sabido atrapar lo esencial de la extensísima obra original y dotar el trabajo a los niños con un orden lógico que en un recorrido por el artículo revela tres partes bien definidas: a modo de introducción, una enunciación del asunto y una síntesis argumental, con espacio además para tocar sus temas preferidos de la religión, la muerte y la identidad universal del hombre, argumentar las causas socio-históricas de un conflicto y recomendar a los principales traductores. Para profundizar en este autor, así como en La Ilíada remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo del Centro de Estudios Martianos (3) Asimismo recomendamos el ensayo de Miranda Cancela (4)  y de Parada y colaboradores (5). REGRESAR


Notas: (1) Enrique Saínz 1976. Introducción a la versión de la Ilíada de Luis Segalá y Estalella, Editorial Arte y Literatura,  pag. 1

 (2) Enrique Saínz: Ob. cit., pags. 2-3.

(3) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica, 101 pp.

(4) Elina Miranda Cancela 2003. Por qué “La Ilíada, de Homero” en La Edad de Oro. Anuario del Centro de Estudios Martianos No. 26.

 (5) M. Parada, M. E. Capó y  D. Carbonell 2001. La Ilíada de Homero: ¿voz, dialogismo, juego intertextual? Anuario del Centro de Estudios Martianos 22 , pp.33-42.

Homero


Hue       

Artículo: Un paseo por la tierra de los anamitas

Nombre completo: Hue

Actividad/ Nacionalidad: Rey de Anam

Época: No encontrada

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En su artículo Un paseo por la tierra de los anamitas, aparecido en el cuarto número de 1889 de La Edad de Oro, como parte de la presentación de personajes de la historia de lucha de Vietnam a través de su teatro, Martí narra: “En Anam el teatro no es de lo que sucede ahora, sino la historia del país; y la guerra que el bravo An-Yang le ganó al chino Chau-Tu; y los combates de las dos mujeres, Cheng Tseh y Cheng Urh, que se vistieron de guerreras, y montaron a caballo, y fueron de generales de la gente de Anam, y echaron de sus trincheras a los chinos; y las guerras de los reyes, cuando el hermano del rey muerto quería mandar en Anam, en lugar de su sobrino, o venía el rey de lejos a quitarle la tierra al rey Hue....” (18:468) No hemos hallado en la literatura a nuestro alcance ninguna información sobre este personaje vietnamita. Tampoco hemos hallado otras referencias de este personaje en el resto de la obra martiana. Actualmente Hue es una ciudad situada al centro de Vietnam. REGRESAR

Detalle de Los tres sacerdotes, ilustración de Un paseo por la tierra de los anamitas, página 469


Huitzilopochtli 

Artículo: Las ruinas indias

Nombre completo:  Huitzilopochtli 

Actividad/ Nacionalidad: Dios azteca del sol y la guerra 

Época: No aplica     

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En Las ruinas indias, como parte de la presentación de la ciudad de Tenochtitlán como una imagen viva y actual, Martí narra: "Y en su pirámide de cinco terrazas se levantaba por sobre toda la ciudad, con sus cuarenta templos menores a los pies, el templo magno de Huitzilopochtli, de ébano y jaspes, con mármol como nubes y con cedros de olor, sin apagar jamás, allá en el tope, las llamas sagradas de sus seiscientos braseros." (18:383) Hay dos referencias a este personaje mitológico en la obra martiana. En sus apuntes culturales para el Liceo de Guanabacoa, leemos: "...y aquellas pinturas de Texcuco, reveladoras, rigurosas de los altos hechos de la dinastía de Huitzilopolti." (19:443) En sus fragmentos aparece copiado un pasaje tomado del Capítulo VII del libro Los Viajes de Tomas Gage donde dice: "Otros pretenden que el nombre de México -trae mucha más remota antigüedad, y q. se lo dieron los Mexitis, que han sdo. sus verdaderos fundadores. Cítase en apoyo de esta opinión, el nombre de Méxicas, que hasta hoy conservan los indios de una de las calles de la ciudad, habiendo tomado el suyo los Mexitis, de su principal ídolo Mexitli, venerable entre ellos con tanto culto como el mismo Huitzilopochtli, dios de la guerra." (22:183) REGRESAR

 


Isaac       

Artículo: Las Ruinas Indias

Nombre completo: Isaac

Actividad/ Nacionalidad: Patriarca del pueblo israelí, hijo de Abraham

Época: No encontrada

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En el artículo Las ruinas indias, aparecido en el número de agosto de 1889 de La Edad de Oro, Martí realiza un manejo comparativo de elementos históricos culturales de diferentes civilizaciones, con un sentido espacio-temporal, como expresión de la identidad universal del hombre, para enfrentar en un plano de equidad a nuestros pueblos indios con los de otras naciones, incluyendo a los propios conquistadores.  Es aquí cuando incluye a la figura de Isaac junto a su padre Abraham, retomando lo narrado en el Génesis cuando Dios pide a Abraham que sacrifique al hijo como prueba de lealtad. Al respecto, Martí dice: “…hubo sacrificios de hombres, como el del hebreo Abraham, que ató sobre los leños a Isaac su hijo, para matarlo con sus mismas manos, porque creyó oír voces del cielo que le mandaban clavar el cuchillo al hijo, cosa de tener satisfecho con esta sangre a su Dios…” (18:382)  En la obra martiana hay una referencia a Isaac en el Diario de Cabo Haitiano a Dos Ríos del 7 de abril de 1895:  “Es preciso desterrar de este fuerte país negro a esos mercaderes de la divinidad salvaje que exigen a los pobres campesinos, como el ángel a Abraham, el sacrificio de sus hijos a cambio del favor de Dios: el gobierno de este país negro, de mujeres trabajadoras y de hombres vírgenes, no debe matar a la infeliz mujer que mató ayer a su hija, como Abraham iba a matar a Isaac, sino acabar, "con el rayo de la luz, al papa-boco, al sacerdote falso que se les entra en el corazón con el prestigio de la medicina y el poder sagrado de la lengua de los padres...”" (19:211) REGRESAR

Abraham e Isaac ,

óleo de Rembrandt (1634)

 


Isabel       

Artículo: El Padre Las Casas

Nombre completo: Isabel I de Castilla

Actividad/ Nacionalidad: reina de España 

Época:  1451-1504

Obras citadas: Testamento

Comentarios: En su artículo El Padre Las Casas, aparecido en el número de septiembre de La Edad de Oro, la reina Isabel se menciona en dos ocasiones. La primera, indirectamente, cuando Martí comenta: “La reina, allá en España, dicen que era buena, y mandó a un gobernador que sacase a los indios de la esclavitud…”(18:442) En su segunda aparición sí se menciona directamente cuando el Padre Las Casas increpa a Fonseca: "Lo que yo digo es lo que dijo en su testamento la buena reina Isabel..." (18:445). En el Testamento de Isabel la Católica del 23 de noviembre de 1504, hay un Codicilo anexo que aboga por la evangelización y cuidado de los indios cuando dice: “… por cuanto al tiempo que nos fueron concedidas por la Santa Sede Apostólica las Islas y Tierra Firme del Mar Océano, descubiertas y por descubrir, nuestra principal intención fue, al tiempo que lo suplicamos al Papa Alejandro Sexto, de buena memoria, que nos hizo la dicha concesión, de procurar de inducir y traer los pueblos de ellas y convertirlos a nuestra santa fe católica, y enviar a las dichas Islas y Tierra Firme prelados y religiosos y clérigos y otras personas doctas y temerosas de Dios, para instruir (a) los vecinos y moradores de ellas en la fe católica, y enseñarles y adoctrinar (en) buenas costumbres, y poner en ello la diligencia debida, según más largamente en las letras de la dicha concesión se contiene, por ende suplico al rey mi señor muy afectuosamente, y encargo y mando a la dicha princesa, mi hija, y al dicho príncipe, su marido, que así lo hagan y cumplan, y que este sea su principal fin, y que en ello pongan mucha diligencia, y no consientan ni den lugar que los indios, vecinos y moradores de las dichas Indias y Tierra Firme, ganadas y por ganar, reciban agravio alguno en sus personas ni bienes, más manden que sean bien y justamente tratados, y si algún agravio han recibido lo remedien y provean por manera que no se exceda en cosa alguna lo que por las letras apostólicas de la dicha concesión nos es inyungido y mandado. REGRESAR

Isabel I

Testamento de Isabel


Ixtlilxochitl   

Artículo: Las Ruinas Indias     

Nombre completo: Ixtlilxochitl, Fernando de Alva                     

Actividad/ Nacionalidad: Historiador mexicano       

Época: 1568-1648         

Obras citadas indirectamente: Historia de la nación chichimeca               

Comentarios: En la primera parte del artículo Las Ruinas Indias, donde Martí hace una amplia presentación de diferentes americanistas famosos y sus obras -en clara convidación a su lectura- aparece este personaje cuando dice  “…en la historia del indio Ixtlilxochitl se ve vivir, elegantes y ricas, a las ciudades reales de México, a Tenochtitián y a Texcoco…” (18:381) Se refiere Martí a la obra Historia de la nación chichimeca y de los antiguos reyes de Texcuco, escrita entre 1610 a 1640 y considerada el mejor trabajo de Ixtlilxochitl. No hemos hallado otras referencias a este personaje en la obra martiana.  Bajo el título de Histoire des chichimeques existe una versión en francés de esta obra. (1) REGRESAR


Notas: (1) Fernando d'Alva Ixtlilxochitl 1840. Histoire des Chichimèques ou des anciens rois de Tezcuco, traduite sur le manuscrit espagnol, Première partie,  404 pp.

 

 


Joaquín de Mier   

Artículo: Tres Héroes

Nombre completo: Joaquín de Mier y Benítez                     

Actividad/ Nacionalidad: Historiador mexicano       

Época: 1568-1648                 

Comentarios: En el artículo Tres Héroes, que encabeza el número de La Edad de Oro de julio de 1889, leemos: "...Bolivar murió de pesar del corazon, más que de mal del cuerpo, en la casa de un español en Santa Marta…” (18:306)  Se refiere Martí a Joaquín de Mier, considerado como un hombre de reputación y criterio en Santa Marta que actuaba en la plaza como apoderado de diversos comerciantes de Santa Marta, Cuba y Puerto Rico. En 1811 y 1814 fue alcalde de la referida ciudad. Siendo Capitán del Regimiento de Infantería de Santa Marta, cuando en 1820 la ciudad fue tomada por las tropas libertadoras, Joaquín de Mier, nacido español y monarquista, hizo suya la causa de la independencia entregándose a ella sin reservas. En la década de los 20, toda su fortuna era su casa de Santa Marta, una goleta y la hacienda de San Pedro Alejandrino que había sido de su padre. En aquella época de agitación política y militar constante, Joaquín de Mier se inicio en el comercio de armas y pertrechos con destino al ejército libertador de Nueva Granada y en 1823 ya se le consideraba como uno de los hombres más acaudalados de la región. La Hacienda de San Pedro Alejandrino es hoy el Museo Bolivariano. REGRESAR

 

John 

Nombre completo:  Bailie John of Hunter Square

Actividad/ Nacionalidad: Condiscípulo de Sir Walter Scott

Época:  1771-1832          

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: John se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men Smiles escribe: " "Two boys," says Carlyle, " were once of a class in the Edinburgh Grammar School : John, ever trim, precise, and dux; Walter, ever slovenly, confused, and dolt. In due time, John became Bailie John of Hunter Square, and Walter became Sir Walter Scott of the Universe." (1) Martí traduce: "Dice Carlyle que en una clase de la escuela de gramática de Edimburgo había dos muchachos: “John, siempre, hecho un brinquillo, correcto y ducal; Walter, siempre desarreglado, borrico y tartamudo. Con el correr de los años, John llegó a ser el Regidor John, de un barrio infeliz, y Walter fue Sir Walter Scott, de todo el universo.” (18:400) Para mayor información sobre éste y otros personajes de Músicos, poetas y pintores remitimos a nuestro ensayo comparativo. (2) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84-85. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

(2) Herrera, A. 1989. Análisis comparativo de Niños famosos y Músicos, poetas y pintores, Anuario del Centro de Estudios Martianos, 12: 235-247.

Sir Walter Scott   

 

 


John Flaxman       

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: John Flaxman

Actividad/ Nacionalidad: Escultor, ilustrador y dibujante inglés 

Época:  11755-1826

Obras presentadas: Dibujos de La Ilíada de Homero

Comentarios: El artículo La Ilíada de Homero, aparecido en el número de julio de La Edad de Oro, tiene cuatro figuras. La tercera ilustración tiene como pie Combate griego y pertenece al libro de composiciones del escultor, ilustrador y dibujante inglés John Flaxman (1) donde aparece como Lámina 12 con el siguiente pie: Diomedes lanzando su lanza sobre Marte. (2) Este artista, reconocido por sus dibujos de temas épicos de los poemas de La Ilíada y La Odisea, no se menciona en la obra martiana pero la aparición de una muestra de su obra en La Edad de Oro, le convierte en un artista presente. REGRESAR


Notas: (1) Alejandro Herrera Moreno, obra en preparación. Las ilustraciones de La Edad de Oro, Fundación Cultural Enrique Loynaz, Santo  Domingo.

(2) John Flaxman 1882. Compositions of John Flaxman, R. A. sculptor being designs in illustration of the Iliad of Homer, London, George Bell and Songs, York Street, Covent Garden, 359 pp.

John Flaxman

 


Josefa Ortiz       

Artículo: Tres héroes

Nombre completo: Josefa Ortiz de Domínguez 

Actividad/ Nacionalidad: Mexicana participante en la conspiración de Querétaro

Época: 1768-1829     

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Este personaje no se nombra directamente en La Edad de Oro sino que aparece  como una referencia indirecta, cuando  en el artículo Tres héroes, leemos:  "México tenía mujeres y hombres valerosos que no eran muchos, pero valían por muchos: media docena de hombres y una mujer preparaban el modo de hacer libre a su país. Eran unos cuantos jóvenes valientes, el esposo de una mujer liberal, y un cura de pueblo que quería mucho a los indi0s." (18: 306) La "mujer" que participaba en el modo de hacer libre a su país a la cual se refiere Martí es Josefa Ortiz de Domínguez, esposa del también conspirador José Miguel Domínguez Trujillo -corregidor de Querétaro. La historia recoge la participación de ambos  en la conspiración cuyo propósito era idear una estrategia para liberarse de las autoridades españolas que habían gobernado México por  siglos y que estuvo encabezada por el cura Miguel Hidalgo.  El nombre de esta patriota mexicana aparece bajo el título de Mujeres americanas, México, en los fragmentos de Martí. (22:158) REGRESAR

Josefa Ortiz


Juarros

Artículo: Las Ruinas Indias       

Nombre completo: Domingo Juarros y Montúfar

Actividad/ Nacionalidad:  Fraile, cronista e historiador guatemalteco  

Época: 1753-1821            

Obras citadas directamente: Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala

Comentarios: En Las Ruinas Indias, como parte del recuento que hace Martí de las obras de diferentes americanistas, nos dice: "Cuando en la "Recordación Florida” del capitán Fuentes, o en las Crónicas de Juarros, o en la Historia del conquistador Bernal Díaz del Castillo, o en los Viajes del inglés Tomás Gage, andan como si los tuviésemos delante, en sus vestidos blancos y con sus hijos de la mano, recitando versos y levantando edificios, aquellos gentíos de las ciudades de entonces..." (18:381) Se refiere Martí a la obra de Juarros titulada Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala, cuya publicación no se realizó hasta el 27 de abril de 1809. Hay algunas referencias a este personaje en la obra martiana. En su folleto Guatemala publicado en México en 1878 recuerda “...el Padre Juarros, pintoresco y cándido cronista del reino guatemalteco...” (7:117) “...sencillo narrador de la épicas luchas de los indios y minucioso cronista de frailes, misioneros, cofradías, imágenes, soldados y conventos.” (7:146)  En su Sección Constante de La Opinión Nacional, del 9 de febrero de 1882, leemos: "...el Padre Juarros, que ha escrito una crónica infantil y minuciosa de la conquista de Centroamérica..." (23:191)  En El Economista Americano de Nueva York de enero de 1888 como parte de su crítica al libro del naturalista y etnólogo norteamericano William Tufts Brigham de 1887: Guatemala the land of the quetzal, dice: "...en este libro, que en una noticia sobre volcanes y terremotos cuenta la historia de aquella naturaleza fragante, halla lugar, con ayuda del buen obispo Juarros..." (7:183) REGRESAR

Catedral de Guatemala

 


Julio César       

Artículo: La historia del hombre contada por sus casas

Nombre completo: Cayo Julio César

Actividad/ Nacionalidad: Líder militar y político romano

Época: 100 AC- 44 AC

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: La figura de Julio César se menciona en La historia del hombre contada por sus casas, cuando Martí dice: "...la tierra tarda mucho en pasar de una edad a otra, y en echarse una capa nueva, y así sucede lo de los romanos y los bretones de Inglaterra en tiempo de Julio César, que cuando los romanos tenían palacios de mármol con estatuas de oro, y usaban trajes de lana muy fina, la gente de Bretaña vivía en cuevas, y se vestía con las pieles salvajes, y peleaba con mazas hechas de los troncos duros." (18:361) En la Antigua Roma, hubo una serie de hombres de la familia de los Julios Césares que recibieron el nombre de Cayo (Caius) Julio (Iulius) César (Caesar). El más famoso fue el dictador Julio César, que es el que hemos asumido para identificar al personaje, del cual no hallamos referencias en el resto de la obra martiana. En el Volumen 26 de las Obras Completas aparecen Cayo Julio César Octaviano y Cayo Julio César Germánico, pero a ninguno se le señalan referencias en el Tomo 18, que corresponde a La Edad de Oro. REGRESAR


Juno       

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Juno  

Actividad/ Nacionalidad: Diosa del matrimonio y reina de dioses en la mitología romana

Época: No aplica      

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Juno tiene tres apariciones en La Ilíada de Homero: "Siempre estaba Júpiter, el rey de los dioses, sin saber qué hacer; porque su hijo Apolo quería proteger a los troyanos, y su mujer Juno a los griegos, lo mismo que su otra hija ..." (18:329)  "...y  las diosas amigas, Juno y Minerva, vienen del cielo en un carro que de cada vuelta de rueda atraviesa tanto espacio como el que un hombre sentado en un monte ve, desde su silla de roca, hasta donde el cielo se junta con el mar." (18:332) "Tetis sube al cielo, y Júpiter le promete, aunque se enoje Juno, que los troyanos vencerán a los griegos hasta que los reyes se arrepientan de la ofensa a Aquiles."  (18: 332-333) Hay algunas referencias a este personaje en la obra martiana. En La Nación de Buenos Aires del 8 de abril de 1888 una mención a esta diosa le sirve para criticar: "Más que el lujo impropio de la mayor parte de los trajes, era de notar, en el paseo de viudas acaudaladas, de esposas resplandecientes. de ilustres herederas, la degeneración, si no ausencia total, de aquella beldad de Diana y Juno de la mujer de Norteamérica..." (11:395) Juno se menciona varias veces en sus Antigüedades Griegas, como parte del tratamiento del tema de los dioses y la religión. Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo del Centro de Estudios Martianos (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica, 101 pp.

Juno recibiendo el cesto de Venus por Joshua Reynolds


Júpiter       

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Júpiter 

Actividad/ Nacionalidad: Principal deidad del panteón en la mitología romana

Época: No aplica      

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: "Siempre estaba Júpiter, el rey de los dioses, sin saber qué hacer; porque su hijo Apolo quería proteger a los troyanos, y su mujer Juno a los griegos, lo mismo que su otra hija Minerva; y había en !as comidas del cielo grandísimas peleas, y Júpiter le decía a Juno que lo iba a pasar mal si no se callaba enseguida, y Vulcano, el cojo, el sabio del Olimpo, se reía de los chistes y maldades de Apolo, el del pelo colorado, que era el dios travieso. Y los dioses subían y bajaban, a llevar y traer a Júpiter los recados de los troyanos y los griegos..." (18:329) "El cielo de los griegos era tan parecido a Grecia, que Júpiter mismo es como un rey de reyes, y una especie de Agamenón, que puede más que los otros, pero no hace todo lo que quiere, sino ha de oírlos y contentarlos..." (18:330) "Y otra hermosura de la Ilíada es el modo de decir las cosas, sin esas palabras fanfarronas que los poetas usan porque les suenan bien; sino con palabras muy pocas y fuertes, como cuando Júpiter consintió en que los griegos perdieran algunas batallas, hasta que se arrepintiesen de la ofensa que le habían hecho a Aquiles, y “cuando dijo que sí, tembló el Olimpo”. (18:330). "Sarpedón, el más valiente de los reyes que vino a ayudar a Troya, el que subió al cielo en brazos del Sueño y de la Muerte: a que lo besase en la frente su padre Júpiter, cuando lo mato Patroclo de un lanzazo." (18:333) Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo del Centro de Estudios Martianos (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica, 101 pp.

Estatua de Júpiter

en el Museo del Prado

 


Keats

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: John Keats         

Actividad/ Nacionalidad: Poeta inglés          

Época: 1795-1821     

Obras citadas directamente: Ninguna

Comentarios: Keats se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, como parte de la reseña que Samuel Smiles hace de Keats leemos: “… John Keats, the greatest and brightest genius of them all, published his first volume of poetry at twenty-one and his last at twenty-four, shortly after which he died. Yet Keats was by no means precocious at his earliest years. When a boy at school, he was chiefly distinguished for his terrier-like pugnacity; and his principal amusement was fighting. Though he was a general and insatiable reader, his mind showed no particular bias until he reached his sixteenth year, when the perusal of Spenser´s Faëry Queen set his mind on fire, and reading and writing poetry became the chief employment of his short existence.” (1) En una encantadora descripción, Martí traduce: “Keats, el más grande de los poetas jóvenes de Inglaterra, murió a los veinticuatro años, ya célebre. Pero nadie hubiera podido decir en su niñez que había de ser ilustre por su genio poético aquel estudiantuelo feroz que andaba siempre de peleas y puñetazos. Es verdad que leía sin cesar; aunque no pareció revelársele la vocación hasta que leyó a los dieciséis años la Reina Encantada de Spenser: desde entonces sólo vivió para los versos.” (18:398) Más adelante en el artículo, durante la reseña de Shelley, Martí hace mención a Keats donde no lo había hecho Smiles al añadir a la narración de la muerte accidental de Shelley “…murió ahogado, con un tomo de versos de Keats en el bolsillo.” (18:398)  Más adelante en Great young men Smiles vuelve a mencionar a Keats durante la reseña de Byron como referencia a uno de sus contemporáneos y a su semejanza en la fiereza del carácter, lo cual Martí también traduce, en este caso,  textualmente: "Byron fue otro genio extraordinario y errante de la misma época de Shelley y de Keats." (18:399)  En la obra martiana hay varias referencias a John Keats. En sus notas periodísticas desde La Opinión Nacional el 17 de noviembre de 1881 hablando de Dante Gabriel Rosseti y Oscar Wilde dice: “…en ambos se nota la influencia de un poeta que derivó sus versos de la naturaleza, y no los deformó con preocupaciones de escuela: Keats.” (23:84) En el mismo diario el 24 de enero de 1882 vuelven a aparecer sus valoraciones del poeta Keats: “Pocos nombres hay tan notorios en la moderna literatura inglesa como el del triste Shelley o el de Keats…” (23:168) En su ensayo sobre Oscar Wilde de La Nación de Buenos Aires del 10 de diciembre de 1882 habla de “…Keats, el poeta exuberante y plástico…” (15:363), el abundoso Keats (15:368), quien sacudía de “…su lecho de piedra la poesía y la pintura…” (15:364), quien “… decía que sólo veneraba a Dios, a la memoria de los grandes hombres y a la belleza.” (15:365) En su artículo Repertorios, revistas y mensuarios literarios y científicos de Nueva York en La América de Nueva York de febrero de l884 comenta sobre el último ejemplar del The Century Illustrated Monthly Magazine donde aparece un trabajo “…sobre el armonioso y aurialado poeta inglés Keats.” (13: 433). En su cuaderno de apuntes número 18 hay un acápite titulado Crítica, y opiniones críticas donde aparece: “De Keats afirmó la Quaterly Review que sus versos habían sido recibidos con un “roar of laughter.” (21:421) Para mayor información sobre éste y otros personajes de Músicos, poetas y pintores remitimos a nuestro ensayo comparativo. (2) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84-85. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

(2) Herrera, A. 1989. Análisis comparativo de Niños famosos y Músicos, poetas y pintores, Anuario del Centro de Estudios Martianos, 12: 235-247.

John Keats

 

Compendio de ediciones de The Century Illustrated Monthly Magazine que contiene el número de febrero de 1884 que Martí describe en Repertorios, revistas y mensuarios literarios y científicos de Nueva York, incluyendo el mencionado artículo sobre Keats (13: 433)


Khedive

Artículo: Cuentos de elefantes 

Nombre completo: Isma'il Pasha

Actividad/ Nacionalidad: Monarca y gobernador de Egipto

Época: 1830-1895 

Obras citadas: Ninguna 

Comentarios: En Cuentos de elefantes, Martí escribe una extensa introducción acerca de la situación político social africana de su momento, que involucra a varios personajes interrelacionados, uno de ellos es el Khedive. Marti cuenta: “De Europa van a Africa hombres buenos, que no quieren que haya en el mundo estas ventas de hombres; y otros van por el ansia de saber, y viven años entre las tribus bravas, hasta que encuentran una yerba rara, o un pájaro que nunca se ha visto, o el lago de donde nace un río: y otros van de tropa, a sueldo del Khedive que manda en Egipto, a ver como echan de la tierra a un peleador famoso que llaman el Mahdi, y dice que él debe gobernar, porque él es moro libre y amigo de los pobres, no como el Khedive, que manda como criado del Sultán turco extranjero, y alquila peleadores cristianos para pelear contra el moro del país, y quitar la tierra a los negros sudaneses.”  (18:485) En la obra martiana las referencias a este personaje están en sus noticias sobre los acontecimientos en África a partir de la rebelión en Egipto, que Martí siguió con especial atención. Desde La Opinión Nacional de Caracas el 10 de octubre de 1881 así lo explica: “No es una simple noticia extranjera, sino un grave suceso que mueve a Europa, estremece a África, y encierra interés grandísimo para los que quieren darse cuenta del movimiento humano,-la última revuelta del Egipto, totalmente vencedora, militar y concreta en apariencia, y en realidad social y religiosa. Uno es el problema, dicho brevemente: se tiende a una gran liga muslímica, y a la supresión del poder europeo en la tierra árabe. Arranca de Constantinopla, invade el Istmo, llena a Trípoli y agita a Túnez la ola mahometana, detenida, no evaporada, al fin de la Edad Media. Inglaterra y Francia tienen vencido a Egipto: sus representantes manejan, por acuerdo con el jedive, y en representación y garantía de los tenedores de bonos egipcios en Europa, la desmayada hacienda egipcia. A los contratos fraudulentos, para la tierra del felá ruinosos y para Europa muy beneficiosos, ajustados en el tiempo infausto del jedive Ismail, seguía una esclavitud poco disimulada, en todo acto nacional asentida y servida por Riasz Pachá, el primer ministro del actual jedive.” (14:113) REGRESAR

Isma'il Pasha


Página Web confeccionada por Alejandro Herrera Moreno de la Fundación Cultural Enrique Loynaz

Última actualización: Marzo 1, 2017, Santo Domingo, República Dominicana