Página 5 de 11


Enrique III       

Artículo: Un juego nuevo y otros viejos

Nombre completo:  Enrique III 

Actividad/Nacionalidad:   Rey de Francia entre 1574 y 1589

Época:  1551-1589    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En el artículo Un juego nuevo y otros viejos, aparecido en el numero de julio de 1889 de La Edad de Oro, como parte de la historia de los juegos a través del mundo, Martí critica: "Lo que no parece por cierto cosa de hombres es esa diversión en que están entretenidos los amigos de Enrique III, que también fue rey de Francia, pero no un rey bravo y generoso como Enrique IV de Navarra, que vino después, sino un hombrecito ridículo, como esos que no piensan más que en peinarse y empolvarse como las mujeres, y en recortarse en pico la barba. En eso pasaban la vida los amigos del rey: en jugar y en pelearse por celos con los bufones de palacio, que les tenían odio por holgazanes, y se lo decían cara a cara. La pobre Francia estaba en la miseria, y el pueblo trabajador pagaba una gran contribución, para que el rey y sus amigos tuvieran espadas de puño de oro y vestidos de seda." [18:340] No hemos hallado referencias a este personaje en el resto de la obra martiana. REGRESAR

Enrique III

Enrique III y sus bufones jugando al boliche, ilustración de la página 339 de Un juego nuevo y otros viejos


Enrique IV         

Artículo: Un juego nuevo y otros viejos

Nombre completo:  Enrique IV de Francia y III de Navarra 

Actividad/ Nacionalidad:   Rey de Francia entre 1589 y 1610

Época:  1553-1610    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En el artículo Un juego nuevo y otros viejos, aparecido en el numero de julio de La Edad de Oro, como parte de la historia de los juegos a través del mundo, leemos: "Lo que no parece por cierto cosa de hombres es esa diversión en que están entretenidos los amigos de Enrique III, que también fue rey de Francia, pero no un rey bravo y generoso como Enrique IV de Navarra, que vino después..." (18:340) En su artículo en La Opinión Nacional del 21 de abril de 1882 donde comenta el libro Resumen de la Historia de Francia de Athanaïs Mialaret Michelet la esposa del erudito, ensayista, historiador, filósofo y traductor francés Jules Michelet (1798-1874) dice que allí están "...las ambiciosas tentativas y proezas belicosas y políticas de Enrique IV..." (23:272) Desde La Nación de Buenos Aires del 1 de febrero de 1889 menciona a este personaje al comentar: “Y el Día de Gracias, que aquel épico Lincoln estableció para mostrar agradecimiento a Dios por las victorias de la guerra y “porque la cosecha había sido abundante”, suele ser entre los poderosos ocasión de mesa regia, con antemesa rusa de quesos y caviares, y platos caros o innúmeros,-como si fueran Luises los invitados y los dueños fueran Enriques de Navarra.” (12:105) REGRESAR

Enrique IV


Faeton

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Faeton

Actividad/ Nacionalidad: Mitología griega

Época: No aplica

Obras citadas: No aplica

Comentarios: Faeton se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men Smiles había escrito: “Of this poor child it might be said, in Bacon's words that "Phaeton´s car went but a day.” (1) En Músicos, poetas y pintores al referirse a la muerte precoz de Heinecken en su traducción, Martí escribe: “De esa pobre criatura puede decirse lo de Bacon: “El carro de Faetón no anduvo más que un día.” (18:391) Se trata de una frase de Francis Bacon en su  Capítulo LVIII Sobre vicisitudes de las cosas, de sus Ensayos civiles y morales. No hemos hallado otras referencias a este personaje mitológico en el resto de la obra martiana. REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 76.  En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

La caída de Faeton, cuadro del

pintor flamenco Jan van Eyck


Felipe II       

Artículo: El Padre Las Casas

Nombre completo: Felipe II

Actividad/ Nacionalidad: Rey de España entre 1556 a 1598

Época:  1527-1598    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En el artículo El Padre Las Casas, aparecido en el número de septiembre de La Edad de Oro, Martí nos da el sentido del tiempo, la tenacidad de la lucha de Bartolomé de las Casas, a la vez que lo infructuoso de sus demandas, a través de las sucesiones de personajes reales -avariciosos e indiferentes- a quienes acude inútilmente en busca de justicia: "Solo estuvo en la pelea; solo cuando Fernando, que a nada se supo atrever, ni quería descontentar a los de la conquista, que le mandaban a la corte tan buen oro; solo cuando Carlos V, que de niño lo oyó con veneración, pero lo engañaba después, cuando entró en ambiciones que requerían mucho gastar, y no estaba para ponerse por las “cosas del clérigo” en contra de los de América, que le enviaban de tributo galeones de oro y joyas; solo cuando Felipe II, que se gastó un reino en procurarse otro, y lo dejó todo a su muerte envenenado y frío, como el agujero en que ha dormido la víbora." Hay varias referencias a este personaje en la obra martiana que están en el tono del tratamiento que le dió en La Edad de Oro. En su artículo Los ingenieros del Puente de Brooklyn, aparecido en La Nación de Buenos Aires del 16 de agosto de 1883, compara un presente de creación con un pasado donde: “Desde un sillón de cuero, en lúgubre alcoba, miraba en otro tiempo Felipe II, acariciando pomos de daga y criando odios…” (13:259) Aparecen calificativos para el monarca en diversas partes y momentos de su obra: “…el malvado rey Felipe…” (14:146), “…la mano del torvo Felipe…” (14:258), “…hermoso y áspero Felipe…” (15:124); “…el desleal Felipe…” (15:142) o “…el fanático Felipe…” (19:347) En unas notas, según Martí “…sin orden tomadas sobre la rodilla, al pie de los cuadros. -Rapidísima visita al Salón de “Autores Contemporáneos”.-Museo de Madrid…” (15:136) aparecen sus comentarios del cuadro del pintor y grabador español Domingo Valdivieso y Henarejos (1830-1872): Felipe II presidiendo un auto de fe, del cual Martí dice:En este cuadro de D. Valdivieso, Felipe 20, joven aún, sentado, tranquilo, impasible, impávido el rostro, fija e imperturbable la mirada, caída por sobre el brazo del sitial la pálida mano, contempla desde un corredor un auto de fe. Un niño, su hijo tal vez, se apoya en el respaldo del sillón. Tras de él, de pie, un monje. Tres personajes, y tres columnas: seis líneas paralelas; sobrada dificultad para un pintor. Pero aquí si no ha vencido, ha distraído de ella esa fría e inmóvil figura de aquel hombre que llegó a creerse Dios sobre la tierra, y a convencerse de que la tierra entera era rebelado demonio que le era, por divino encargo, fuerza someter a su poder. Y en eso parece que piensa cuando mira el auto de fe desde el corredor de Valdivieso. El fraile es un estrecho paralelogramo. Salvo la cara compasiva, más que de carne, parece de madera. -Ambiente: gris amarillo. No se adivina el auto de fe sino bajo el negro ferreruelo de Felipe 20.” (15:139-140) REGRESAR

Felipe II

Felipe II presidiendo un auto de fe, cuadro de Domingo Valdivieso


Félix Parra

Artículo: Sumario del No. 3 de La Edad de Oro

Nombre completo: Félix Parra

Actividad/ Nacionalidad: Pintor mexicano

Época: 1845-1919

Obras citadas directamente: Cuadro Fray Bartolomé de Las Casas    

Comentarios: En el Sumario del No. 3 de La Edad de Oro aparece como parte del contenido: “El Padre las Casas: Vida y tiempos del Padre las Casas, con escenas de la época de la conquista y de las desgracias de los indios: con el cuadro El Padre las Casas, del pintor Parra.” (18:403) Se nos anticipa así su artículo El Padre Las Casas de nueve páginas y una lámina (18:440-448) donde este personaje es el centro de la atención. En la obra martiana hay varias referencias elogiosas a Parra y al cuadro mencionado.  En su artículo Una visita a la exposición de Bellas Artes en la Revista Universal de México en diciembre 28 de 1875 leemos: “Pasamos por el departamento de grabados en madera, y aquí nos llaman la atención los trabajos de Agustín Ocampo: es bueno el Galileo y de Parra…” (6:225)  En La Opinión Nacional, el 14 de noviembre de 1881 ya se refiere directamente al cuadro: “Hay otro artista, Parra, que pinta como con pinceles de acero figuras históricas, una de las cuales, el gran fray Bartolomé de las Casas clamando a Dios por justicia ante el cadáver de un indio asesinado a las puertas de un templo de su nación, fue muy celebrado en la Exposición de Filadelfia.” (23:78)  Desde La Opinión Nacional el 1 de marzo de 1882 se admira y dice: “ Y me detuve lleno de asombro ante el gran cuadro de Félix Parra que representa al padre Las Casas rogando a Dios a la puerta de un templo indio, por aquella raza infeliz, una de cuyas mujeres se le abraza a las rodillas, y hunde en ellas el rostro espantado y lleno de lágrimas a la vista de su joven esposo asesinado por haber ido a orar a sus dioses, en el atrio del magnífico templo. La luz del alma y la luz de la naturaleza se unieron para hacer una maravilla de aquel cuadro. Esto lo hizo Parra, no ahora, que está en Europa, sino cuando no había salido de México, ni visto más que su cuarto de estudiante y los salones del museo.” Por sentimiento, dibujo y color armonioso es digno ese cuadro de figurar en cualquiera de las grandes exhibiciones del mundo.” (23:222) Desde La Nación de  Buenos Aires, el 13 de julio de 1885, en una reseña de cuadros de artistas americanos, nos dice:  “…Y Parra pintaba, con vuelo no igualado por ninguno de sus profesores y condiscípulos, ya a los mataderos de Cholula, cubiertos de hierro, ya a Fray Bartolomé, encendido siempre en los ardores a que le movieron los espectáculos tristes de la Española en tiempos de Enriquillo, pidiendo al cielo, a las puertas de un templo profanado, justicia para el indio gallardo que yace a sus pies muerto, para su desposada de pies desnudos que se abraza sollozando a las rodillas del dominico.”(10:231) El Harper's Magazine de febrero de 1882 publicó un artículo titulado Commercial, social and political México, donde se encuentra el mencionado cuadro de Parra en la página 411.  Para un análisis detallado de este artículo remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos. (1) Para profundizar en la vida de este personaje en relación con Martí remitimos al ensayo de Ana Cairo (2).  REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2001. José Martí El Padre Las Casas Edición Crítica. Procesos Gráficos, 93 pp.   

(2) Ana Cairo 2001. Martí, Las Casas y los apóstoles de la justicia. Anuario del Centro de Estudios Martianos 22 , pp. 43-66.

Fray Bartolomé de las Casas,

cuadro de Félix Parra (1875)

Cuadro de Parra en el

Harper's de febrero de 1882

 


Ferdinand Joseph Gueldry      

Artículo: Historia de la cuchara y el tenedor

Nombre completo: Ferdinand Joseph Gueldry

Actividad/Nacionalidad: Artista francés

Época:  1858-1945    

Obras citadas: Dibujos de Historia de la cuchara y el tenedor

Comentarios: El artículo Historia de la cuchara y el tenedor, aparecido en el número de octubre de La Edad de Oro, tiene cuatro figuras que pertenecen al artista francés Ferdinand Joseph Gueldry. (1) Gueldry comenzó su carrera artística pintando trabajadores de las fábricas locales y centró su obra en la pintura de escenas fabriles y costumbristas con un estilo realista y directo. Su período de estudio con J. L. Gerome le otorgó el entrenamiento formal que necesitaba para desarrollar sus talentos artísticos. En su período de madurez se concentró en los paisajes a la orillas de los rios, lagos y escenas náuticas. Gueldry debutó artísticamente presentando su obra en el Salón de París en 1878 y fue premiado en la Exposición Universal de París de 1889. Este personaje no se menciona en la obra martiana pero la aparición de una muestra de su obra en La Edad de Oro, le convierte en un artista presente. REGRESAR


Notas: (1) Alejandro Herrera Moreno 2013. La Orfebrería de Víctor Champier en Historia de la cuchara y el tenedor de José Marti. Anuario del Centro de Estudios Martianos, 36: 104-116.

Dibujo de F. J. Gueldry, tercera ilustración de Historia de la cuchara y el tenedor

 

 

Fernando V       

Artículo: El Padre Las Casas

Nombre completo:  Fernando II de Aragón, el Católico 

Actividad/Nacionalidad: Rey de Aragón y de Castilla (como Fernando V)

Época:  1452- 1516

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Esta figura aparece en tres momentos de El Padre Las Casas. La primera es cuando el sacerdote acude a él buscando justicia: "De noche, desvelado de la angustia, hablaba con su amigo Rentería, otro español de oro. ¡Al rey había que ir a pedir justicia, al rey Fernando de Aragón! Se embarcó en la galera de tres palos, y se fue a ver al rey." (18:444) Posteriormente conocemos el desenlace de tal gestión, cuando Martí nos dice que:  "Solo estuvo en la pelea; solo cuando Fernando, que a nada se supo atrever, ni quería descontentar a los de la conquista, que le mandaban a la corte tan buen oro..." (18:445) "Y como él era tan sagaz que no decía cosa que pudiera ofender al rey ni a la Inquisición, sino que pedía la bondad con los indios para bien del rey, y para que se hiciesen más de veras cristianos, no tenían los de la corte modo de negársele a las claras, sino que fingían estimarle mucho el celo, y una vez le daban el título de “Protector Universal de los Indios”, con la firma de Fernando, pero sin modo de que le acatasen la autoridad de proteger..." (18:446) REGRESAR

Fernando II


Filipo

Artículo: Las Ruinas Indias 

Nombre completo: Filipo II de Macedonia   

Actividad/ Nacionalidad: Rey de Macedonia

Época: 382-336 AC                                      

Obras citadas directamente: No aplica:                                                

Comentarios: En Las Ruinas Indias, artículo aparecido en La Edad de Oro en el número de agosto de 1889, Martí presenta un hábil juego comparativo, donde enfrenta las conductas y actitudes de personajes de diferentes nacionalidades, civilizaciones y épocas en un claro interés de fundamentar la identidad universal del hombre. En parte de él, leemos: “Hay reyes como el chichimeca Netzahualpilli, que matan a sus hijos porque faltaron a la ley, lo mismo que dejó matar al suyo el romano Bruto; hay oradores que se levantan llorando, como el tlascalteca Xicotencatl, a rogar a su pueblo que no dejen entrar al español, como se levantó Demóstenes a rogar a los griegos que no dejasen entrar a Filipo…” [18:381] Alude Martí a Filipo II de Macedonia, enemigo acérrimo de Demóstenes quien veía en el creciente poder macedonio una amenaza, no sólo para Atenas, sino para todas las ciudades griegas. Hay una mención a Filipo en su traducción de Antigüedades griegas y romanas. [25:39]  No hemos hallado otras referencias a Filipo II en el resto de la obra martiana conocida. REGRESAR

Filipo II de Macedonia

 

 


Florinda

Artículo: Los Zapaticos de Rosa

Nombre completo: Florinda

Actividad/ Nacionalidad: Personaje del cuento

Época: No aplica

Obras citadas: No aplica

Comentarios: En el cuento en verso Los Zapaticos de Rosa, aparecido en el número de septiembre de La Edad de oro, como parte de los personajes que se encuentran en la playa donde transcurre la acción del cuento y a donde llegan Pilar y su madre “…Está la playa muy linda:/Todo el mundo está en la playa:/Lleva espejuelos el aya/De la francesa Florinda.…” (18:451) No hemos hallado otras referencias a este personaje -evidentemente circunstancial- en el resto de la obra martiana. Una revisión de los ensayos e investigaciones dedicados a la poesía de La Edad de Oro revela que acerca de Los Zapaticos de Rosa existen importantes ensayos –generales o particulares- de autores como Juan Marinello (1), Jesús Sabourín (2) o Eugenio Florit (3). REGRESAR


Notas: (1) Juan  Marinello: Los versos de La Edad de Oro: tradición  y novedad, en  Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1989, p. 181-184.

(2) Jesús Sabourin: Filosofía social en Los Zapaticos de  Rosa, en Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1989, p. 154-156.

(3) Eugenio Florit: Los versos de La Edad de Oro, en Acerca de la Edad  de  Oro, Editorial Letras Cubanas, La  Habana,  1989,  p. 151-153.

Pilar, la protagonista de

Los Zapaticos de Rosa


Fonseca

Artículo: El Padre Las Casas

Nombre completo: Juan Rodríguez de Fonseca

Actividad/ Nacionalidad: Eclesiástico, administrador y político español

Época:  1451-1524

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En su artículo El Padre Las Casas aparecido en el numero de septiembre de 1889 de La Edad de Oro, hay dos referencias a Juan Rodríguez de Fonseca, el antagonista de Fray Bartolomé de Las Casas en la defensa de los indios. En la primera mención, Martí dice “Si era su enemigo Fonseca el que mandaba en la junta de abogados y clérigos que tenía el rey para las cosas de América, a su enemigo se iba a ver, y a ponerle pleito al Consejo de Indias.” [18:444] En la segunda mención, leemos: “Y Fonseca y Sepúlveda querían que “el clérigo” las Casas dijese en sus disputas algún pecado contra la autoridad de la Iglesia, para que los inquisidores lo condenaran por hereje.” [18:445] Fray Bartolomé de Las Casas denunció los abusos de los funcionarios de manera pública lo que le atrajo la enemistad de numerosos administradores, especialmente de los miembros del Consejo de Indias presidido por el obispo Juan Rodríguez de Fonseca. No hemos hallado otras referencias a este eclesiástico y político español en el resto de la obra martiana. REGRESAR

Juan Rodríguez de Fonseca


Fortuny

Artículo: Un juego nuevo y otros viejos         

Nombre completo: Mariano Fortuny y Marsal

Actividad/ Nacionalidad: Pintor español     

Época: 1838-1874        

Obras citadas indirectamente: Corrida de la pólvora                   

Comentarios: Este personaje se menciona en el artículo Un juego nuevo y otros viejos cuando Martí dice: “Los moros tienen una fiesta de caballos que llaman la «fantasía». Otro pintor español ha pintado muy bien la fiesta: el pobre Fortuny. Se ve en el cuadro los moros que entran a escape en la ciudad, con los caballos tan locos como ellos, y ellos disparando al aire sus espingardas, tendidos sobre el cuello de sus animales, besándolos, mordiéndolos, echándose al suelo sin parar la carrera, y volviéndose a montar. Gritan como si se les abriese el pecho. El aire se ve oscuro de la pólvora.” Posiblemente se esté refiriendo Martí al cuadro de Fortuny conocido como Corrida de la pólvora (1863) que se asemeja a la descripción de La Edad de Oro. En la obra martiana hay numerosas referencias a Fortuny con calificativos como  "...el magnífico..." (15:111),   "...el gran maestro desaparecido..." (15:155) o "...el sabio de la gracia..." (10:395), pero una de sus valoraciones más acabadas la dió desde The Hour de Nueva York en marzo de 1880, cuando publicó su semblanza Mariano Fortuny que comienza así: "Mariano Fortuny ha sido el colorista más audaz y el genio más romántico y de más clara visión entre los pintores modernos." (15:163) En su artículo El arte en Nueva York de La Nación de Buenos Aires del 22 de junio de 1887 dedica un amplio espacio al pintor español: "¿No es Fortuny, vencedor de la luz, el pintor en quien parece haberse reconocido nuestro siglo?: él, la gracia heredada: él, la fuerza discreta: él, la creación indecisa y encogida: él, el consorcio de la libertad y la academia: él, la luz armoniosa y final que corona sus ensayos y dudas, tal corno del conocimiento de la naturaleza surge, ahuyentando espantos, la creencia de alas universales a cuyo abrigo crecerán en paz los hombres. Todo es símbolo y síntesis, y hay que ir a buscar la raíz de todo." (19:312)  Para profundizar sobre este personaje en relación con la figura de Martí remitimos al ensayo de Adelaida de Juan (1) REGRESAR


Notas: (1) Adelaida de Juan 1994. La pintura española vista por José Martí. Anuario del Centro de Estudios Martianos, La Habana, Cuba,  17: 126-142.

Mariano Fortuny y Marsal

Corrida de la pólvora


Francisco Jiménez de Cisneros

Artículo: El Padre Las Casas

Nombre completo: Francisco Jiménez de Cisneros

Actividad/ Nacionalidad: Cardenal, Arzobispo de Toledo y primado de España

Época: 1436-1517

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: El nombre de este personaje religioso no aparece directamente en La Edad de Oro sino a través de una referencia. En el artículo El Padre Las Casas, en relación con la actividad de este sacerdote en favor de los indios, leemos:  “Y como él era tan sagaz que no decía cosa que pudiera ofender al rey ni a la Inquisición, sino que pedía la bondad con los indios para bien del rey, y para que se hiciesen más de veras cristianos, no tenían los de la corte modo de negársele a las claras, sino que fingían estimarle mucho el celo, y una vez le daban el título de «Protector Universal de los Indios», con la firma de Fernando, pero sin modo de que le acatasen la autoridad de proteger…” Ana Cairo informa que fue el cardenal Jiménez de Cisneros, impresionado por los relatos y peticiones altruístas de Las Casas, quien consiguió que Fernando de Aragón lo nombrara de este modo para apoyarlo. (1) Debido al fracaso en su empeño de proteger a los indios Las Casas había viajado a Madrid para realizar nuevas peticiones al cardenal, quien ejercía la regencia de la corona de Castilla, el cual determinó enviar a tres frailes jerónimos para ejercer la gobernación de La Española y Las Casas fue comisionado consejero de los frailes y se le nombró Procurador o protector universal de todos los indios de las Indias.  Hay algunas referencias a este personaje en la obra martiana. En la Revista Universal de México, el 13 de marzo de 1875, en sus comentarios sobre teatro dice: “También Fernández y González prepara, en lógica sucesión a su: “Rodrigo de Vivar” refundido, un nuevo drama histórico que ha de llamarse “La Muerte de Cisneros” (15:43) Con este último se refiere Martí al drama histórico en tres actos de Manuel Fernández y Gonzalez (1821-1888)  ambientado en los últimos momentos de la vida del Cardenal Cisneros y en la tumultuosa historia de la España del momento. Desde La Opinión Nacional de Caracas en 1881, en el marco de las celebraciones por el Centenario de Calderón,  menciona “…la blanca estatua del cardenal Jiménez de Cisneros…” (15:112)  y en una noticia sobre el remate de una librería en Londres dice que  alli está "...la políglota de Ximénez de Cisneros..." (23:72) REGRESAR


Notas: (1) Ana Cairo 2001. José Martí. El Padre Las Casas. Edición Crítica. Centro de Estudios Martianos, La Habana, Procesos Gráficos, 93 pp.

Francisco Jiménez de Cisneros


Franz  Schubert

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Franz Schubert

Actividad/ Nacionalidad: Compositor austríaco

Época: 1797-1828

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Schubert se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men Smiles escribe: "Very different was Franz Schubert, the musical prodigy of Vienna, though his life was no more happy than that of Schubart. While but a child he played the violin, organ, and pianoforte. At eighteen he composed his popular Erl King, scribbling the notes down rapidly after he had read the words twice over. His genius teemed with the loveliest musical fancies, as his published works abundantly prove. He is supposed to have produced upwards of five hundred songs, besides operas, masses, sonatas, symphonies, and quartettes. He died when only thirty-one years old, almost destitute. Martí traduce: "Pero Franz Schubert, el niño maravilloso de Viena, vivió de otro modo, aunque no fue mucho más feliz. Tocaba el violín cuando no era más alto que él lo mismo que el piano y el órgano. Con leer una vez una canción, tenía bastante para ponerla en música exquisita, que parece de sueño y de capricho, y como si fuera un aire de colores. Escribió más de quinientas melodías, a más de óperas, misas, sonatas, sinfonías y cuartetos. Murió pobre a los treinta y un años.” (18:393) En sus Apuntes para los debates sobre el idealismo y el realismo en el arte Martí dice: “…a las veces, a la mitad del día, he sentido al lado de un piano el crepúsculo dentro de mi alma: -¿Qué tocaban? Beethoven, Schubert, Mendelssohn.” (19:410) En su cuaderno de apuntes número 9 leemos: "Chopin murió oyendo cantar a la condesa Podocka el Ave María de Schubert!" (21:261) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 80. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

Franz Schubert


Fuentes

Artículo: Las Ruinas Indias  

Nombre completo: Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán         

Actividad/ Nacionalidad: Historiador, cronista y poeta guatelmalteco      

Época: 1643-1700     

Obras citadas directamente: Recordación florida    

Comentarios: "...cuando en la "Recordación Florida” del capitán Fuentes…[…]… andan como si los tuviésemos delante, en sus vestidos blancos y con sus hijos de la mano, recitando versos y levantando edificios, aquellos gentíos de las ciudades de entonces…” (18:381) La denominada Recordación Florida o Historia de Guatemala, es la obra más conocida de Fuentes y Guzmán en la que se narran costumbres y ritos de los indígenas,  apuntes de la Conquista y hechos destacados de la historia de Guatemala hasta el siglo XVI.   En el resto de la obra martiana solo hallamos una referencia a este personaje. En El Economista Americano de Nueva York de enero de 1888 como parte de su crítica al libro del naturalista y etnólogo norteamericano William Tufts Brigham de 1887: Guatemala the land of the quetzal, dice: "...en este libro, que en una noticia sobre volcanes y terremotos cuenta la historia de aquella naturaleza fragante, halla lugar, con ayuda del buen obispo Juarros y el capitán Fuentes, de la “Recordación Florida”, y el “Popol Vuh”, que tradujeron Brasseur y Ximenes, y Milla..." (7:183)  REGRESAR

El quetzal, ave nacional

de Guatemala


Georges Cuvier     

Artículo: Cuentos de elefantes

Nombre completo: Georges Cuvier

Actividad/ Nacionalidad: Naturalista francés

Época:  1769-1832    

Obras citadas indirectamente: Obra de Cuvier

Comentarios: En Cuentos de elefantes de La Edad de Oro, como parte de sus descripciones de la morfología del animal, Martí  explica: “Nadie diga que no es verdad, porque hay quien se ha puesto a contarlos: como cuarenta mil músculos tiene la trompa del elefante, la “proboscis”, como dice la gente de libros…”(18:488) Este comentario alude al trabajo del naturalista francés Georges Cuvier quien en uno de sus escritos informa sobre el número de músculos que componen la trompa del elefante. A principios del Siglo XIX, el poeta francés Jacques Delille (1738-1813) escribe su recopilación Los tres reinos de la naturaleza. Este estudio involucraba una amplia variedad de ciencias por lo que Delille pide consejo a algunos destacados científicos, entre ellos, el naturalista Cuvier, quien acepta corregir el texto y añadir notas. En las páginas 210 y 211 del Tomo 2 de la obra de Dellille podemos leer una de las notas de Cuvier que dice: “La trompe de l'éléphant est un prolongement de son nez: elle est donc la voie des odeurs. D'une flexibilité extrême, a cause des 30 ou 40 mille petits muscles qui composent la partie charnue de son tissu; terminée par un petit appendice aussi délicat qu'un doigt… » (1) Georges Cuvier, que como vemos se menciona indirectamente en La Edad de Oro, tiene dos apariciones en la obra martiana en sus trabajos sobre Europa. (15: 194 y 372) REGRESAR


Notas: (1) Jacques Delilles 1809. Les Trois règnes de la nature. Poeme en VIII chantes, Tome deuxieme, Paris, 300 pp.

Georges Cuvier

 

Ghirlandaio

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Domenico Ghirlandaio

Actividad/ Nacionalidad: Pintor italiano

Época: 1449-1494

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Ghirlandaio se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, como parte de la reseña del pintor y escultor Miguel Angel Buonarroti, Samuel Smiles menciona indirectamente al pintor italiano Ghirlandaio como su maestro, cuando escribe: “But in vain; the boy would be an artist, and nothing else. The father was at last vanquished, and reluctantly consented to place him as a pupil under Ghirlandaio.” (1) En Músicos, poetas y pintores, Martí traduce el original inglés textualmente: “Pero cortapiedras quería ser el hijo, y nada más. Cedió el padre al fin, y lo puso de alumno en el taller del pintor Ghirlandaio…” (18:394) No hemos hallado otras referencias al pintor Ghirlandaio en el resto de la obra martiana. REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 82. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

Domenico Ghirlandaio


Gloucester       

Artículo: Bebé y el Señor Don Pomposo

Nombre completo:  Ricardo III de Inglaterra/ Duque de Gloucester

Actividad/ Nacionalidad:  Rey de Inglaterra

Época: 1452-1485     

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En su cuento Bebé y el Señor Don Pomposo, como parte de la descripción física de su principal protagonista: Bebé, Martí escribe: "Bebé es un niño magnífico, de cinco años. Tiene el pelo muy rubio, que le cae en rizos por la espalda, como en la lámina de los Hijos del Rey Eduardo, que el pícaro Gloucester hizo matar en la Torre de Londres, para hacerse él rey." (18:344) Alude Martí al encierro en la Torre de Londres de Eduardo V Príncipe de Gales de apenas 12 años y su hermano Ricardo Duque de York de sólo nueve años, declarados hijos bastardos por una maniobra de su tío y  hermano del difunto rey Eduardo IV el Duque de Gloucester quien los eliminó para afirmarse su propio camino a la corona de Inglaterra. Es realmente interesante como Martí incorpora a la descripción física de Bebé este hecho histórico que toca el tema de la muerte en el sentido ya bien explicado por Salvador Arias (1) como parte de una estrategia pedagógica (2) que viene además a reforzar el carácter de justicia social que subyace en el cuento. REGRESAR


Notas: (1) Arias, S. 1980. La Edad de Oro noventa años después. En: Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, p. 13.

(2) Herrera, A. 1989. Algunos criterios acerca de la estrategia pedagógica martiana en La Edad de Oro, En: Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, La Habana, Cuba, pp. 383-396.

Ricardo III de Inglaterra

 


Goethe

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Johann Wolfgang von Goethe   

Actividad/ Nacionalidad: Novelista, dramaturgo, poeta, científico y filósofo humanista alemán

Época: 1749-1832     

Obras citadas: Ninguna        

Comentarios: Goethe se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, Smiles escribe: “Goethe was a precocious child, so much so that it is recorded that he could write German, French, Italian, Latin, and Greek, before he was eight. At that early age he had anxious thoughts about religion. He devised a form of worship to the "God of Nature," and even burned sacrifices.” (1) En Músicos poetas y pintores, Martí traduce: “De Goethe se dice que antes de cumplir los ocho años escribía en alemán, en francés, en italiano, en latín y en griego, y pensaba tanto en las cosas de la religión que imaginó un gran "Dios de la naturaleza", y le encendía hogueras en señal de adoración. Con el mismo afán estudiaba la música y el dibujo, y toda especie de ciencias.” (18:396)  Más adelante se vuelve a mencionar  a Goethe cuando Smiles dice: “Goethe was of opinion that the older was the riper poet. (2) Martí traduce: “…Goethe dice que con la edad se va haciendo mejor el poeta.” (18:399) La relación de Martí con el poeta alemán comenzó temprano según él mismo comenta a Manuel Mercado, en carta fechada en Guatemala, el 6 de julio de 1878: “Cuando yo era muy niño comencé a escribir un poema, en cuya introducción se disputaban a un hombre que acababa de nacer el Bien y el Mal: -después lloré como un niño al ver que, poco más o menos, éste era el pensamiento engendrador del Fausto.” (20:53) Gonzalo de Quesada y Miranda en su introducción al drama Adúltera de Martí ofrece una interesante valoración de la influencia de la cultura alemana, en particular de Goethe, en la obra del Maestro, cuando señala: “Entiendo existen muchos puntos de contacto entre Goethe y Martí, a pesar de haber sido tan distintas, sobre todo exteriormente, sus vidas. No es del todo sorprendente el uso de nombres alemanes por Martí para los personajes de su drama.” (3) Las referencias a Goethe en la obra martiana son tantas que trataremos de mencionar algunas cronológicamente. En la Revista Universal de México de agosto 23 de 1876, elogiando a Calderón de la Barca, dice: “Es Calderón en el ingenio humano cima altísima, y allá en el cielo alto se hallan juntos, él y Shakespeare grandioso, a par de Esquilo, Schiller y el gran Goethe. Y a aquella altura: nadie más.” (6:439)  En su artículo sobre Oscar Wilde de La Nación de Buenos Aires del 10 de diciembre de 1882: “Dice que nadie ha de intentar definir la belleza, luego de que Goethe la ha definido…” (15:363)  En Amistad funesta hay referencias a “…la Mignon de Goethe,…”  (18:205) Hay dos referencias martianas que aluden a una faceta menos conocida de Goethe: el científico, quien investigó en óptica, geología, química y osteología. Hablando sobre La Sociedad de Historia Natural desde la Revista Universal de México el 31 de julio de 1875  “Goethe contemplaba durante muchas horas una piedra: el presentimiento de los mundos palpitaba debajo de la frente ancha de Goethe. Así la ciencia ha tenido hijos gloriosos y oscuros, como la literatura sus Balzac no descubiertos, porque no supo la codicia dónde podría hallar Hadas nuevas vestidas de oro.” (6:287)  En su Sección Constante en La Opinión Nacional de Caracas del 16 de marzo de 1882, leemos: "Goethe adivinó mucho en la ciencia, por su maravillosa y bien gobernada imaginación. Fue él quien anunció, con esa visión poética que tiene de profecía, que sólo los rayos azules del espectro tienen el poder de producir fosforescencia en cuerpos capaces de manifestarla: la ciencia exacta demuestra hoy certidumbre de aquella intuición poética"(23:237) Para profundizar sobre esta faceta de Goethe recomendamos visitar Goethe's Delicate Empiricism. En su artículo Colon francés leemos: ¿No era Goethe el que decía, a propósito del arte de escribir, que se debía manejar la pluma menos y los pinceles más? (15:285) En sus apuntes expresa su admiración por la obra de Goethe, dándole un alcance universal: “Goethe hizo tal vez todo lo que había que hacer en la poesía moderna.” (21:159) A lo largo de la obra de Martí hay calificativos como  “…el invicto Goethe…” (5:183), “…con su prosa serena…” (12:112). Hay menciones a sus poemas Hermann y Dorotea  (15:457), Diván de Oriente y Occidente (5:469), Mignon (18:266); a sus dramas: Egmont, Clavijo (15:456), Las afinidades electivas (15:457) y muy especialmente a su Fausto (5:103),  “...el Fausto sublime de Goethe (21:38), a su juicio: "... la mejor obra del hombre después de Prometeo.”(15:356) Su identificación con esta obra es tal, que en su artículo sobre La Galería Stebbins en The Hour de Nueva York el 17 de abril de 1880 al describir el cuadro del pintor francés Alfred Jacomin Fausto y Mefistófeles, dice: “… aunque notable en cuanto al modelado y el colorido, está pintado demasiado vulgarmente para representar un asunto tan elevado. Mefistófeles, que parece un viejo estudiante de Heidelberg, apenas podría poseer los dones de seducción suficientes para mover el espíritu superior de Fausto; y el "Doctor" en sí, parece un ser despreocupado y bondadoso, ciertamente no es el hombre exaltado, consumiéndose por el fuego inextinguible, que nos describió Goethe.”(19:276) El 5 de diciembre de 1879 Martí anotó sus impresiones de la representación de Fausto en el Teatro Real de Madrid (4). Para mayor información remitimos al interesado al esmerado ensayo de Vales y Hernández: La presencia de Goethe en la obra y en el ideario martiano.(5) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 86. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp. 

(2) Samuel Smiles, ob. cit., p.93.

 (3) Martí, José 1936. Adúltera. Drama inédito. Introducción, notas y apéndice por Gonzalo de Quesada y Miranda, Editorial Trópico, La Habana, pp. 16- 17.

(4) Centro de Estudios Martianos 2003. Atlas de José Martí, Ediciones Geo, La Habana, p. 48

(5) José Francisco Vales Bermúdez y Susana Hernández Rodríguez 2008. La presencia de Goethe en la obra y en el ideario martiano. La página de José Martí.

Johann Wolfgang von Goethe


Goldoni

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Carlo Goldoni

Actividad/ Nacionalidad: Dramaturgo italiano

Época: 1707-1793

Obra citada indirectamente: Comedia (1715)

Comentarios: Goldoni se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, Samuel Smiles escribe: “…and Goldoni, the comic poet, when only eight, made a sketch of his first play. Goldoni was a sad scapegrace. He repeatedly ran away from school and college to follow a company of strolling players. His relations from time to time dragged him away, and induced him to study law, which he afterwards practised at Pisa with considerable success; but the love of the stage proved too strong for him, and he eventually engaged himself as stage poet, and continued to write comedies for the greater part of his life.(1) Martí traduce: “…y Goldoni, que era muy revoltoso, compuso a los ocho su primera comedia. Muchas veces se escapó Goldoni de la escuela para irse detrás de los cómicos ambulantes. Su familia logró que estudiase leyes, y en pocos años ganó fama de excelente abogado, pero la vocación natural pudo más en él, y dejó la curia para hacerse el poeta famoso de los comediantes.”(18:395) En su traducción Martí hace algunos cambios interesantes como sustituir “poeta cómico” por “que era muy revoltoso” al referirse al Goldoni de ocho años. Además añade al final una idea diferente a la de Smiles al calificarlo como “el poeta famoso de los comediantes.” Su nombre aparece en una lista de artistas italianos en los Fragmentos de Martí (22:127). En los Fragmentos, de Martí hay un listado alfabético con el encabezamiento "Diccionario" donde aparece el nombre de Goldoni  junto al de otras 16 personalidades, cada una con un número al lado que parece ser los números de páginas correspondientes (22:127). REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp. 

Carlo Goldoni


Gordon

Artículo: Cuentos de elefantes                                                           

Nombre completo: Charles George Gordon                

Actividad/ Nacionalidad: Oficial de la Marina inglesa            

Época: 1833-1885                                                                                     

Obras citadas: Ninguna                                         

Comentarios: En Cuentos de elefantes, Martí escribe una extensa introducción acerca de la situación africana de su momento que involucra unos siete personajes interrelacionados, uno de ellos es el Charles Gordon. Marti cuenta: “...y otros van de tropa, a sueldo del Khedive que manda en Egipto, a ver romo echan de la tierra a un peleador famoso que llaman el Mahdi, y dice que él debe gobernar, porque él es moro libre y amigo de los pobres, no como el Khedive, que manda como criado del Sultán turco extranjero, y alquila peleadores cristianos para pelear contra el moro del país, y quitar la tierra a los negros sudaneses. En esas guerras dicen que murió un inglés muy valiente, aquel “Gordon el chino”, que no era chino, sino muy blanco y de ojos muy azules, pero tenía el apodo de chino, porque en China hizo muchas heroicidades, y aquietó a la gente revuelta con el cariño más que con el poder; que fue lo que hizo en el Sudán, donde vivía solo entre los negros del país, como su gobernador, y se les ponía delante a regañarlos como a hijos, sin más armas que sus ojos azules, cuando lo atacaban con las lanzas y las azagayas, o se echaba a llorar de piedad por los negros cuando en la soledad de la noche los veía de lejos hacerse señas, para juntarse en el monte, a ver cómo atacarían a los hombres blancos. El Mahdí pudo más que él, y dicen que Gordon ha muerto, o lo tiene preso el Mahdí.” (18:486) En la obra martiana hallamos solo una referencia sobre este personaje. En una de sus Escenas Norteamericanas desde La Nación de Buenos Aires del 26 de diciembre de 1890, reseña la recepción de Stanley en Estados Unidos e incluye a Gordon de manera comparativa: “Ni le mueve el corazón la desdicha del salvaje sorprendido en el imperio, batallador y venturoso, de su naturaleza, la desdicha nativa que arrancaba lágrimas a Gordon…” (12:480) REGRESAR

Charles George Gordon


Guaroa       

Artículo: El Padre las Casas

Nombre completo: Guaroa

Actividad/ Nacionalidad: Indio de la Hispaniola  

Época: Hacia 1492

Obras citadas: Ninguna 

Comentarios: En El Padre Las Casas al presentar a los indios de nuestras islas, Martí escribe: "Con huesos de frutas y con gajos de mamey no se puede atravesar una coraza. Caían, como las plumas y las hojas. Morían de pena, de furia, de fatiga, de hambre, de mordidas de perros. ¡Lo mejor era irse al monte, con el valiente Guaroa, y con el niño Guarocuya, a defenderse con las piedras, a defenderse con el agua, a salvar al reyecito bravo, a Guarocuya! El saltaba el arroyo, de orilla a orilla; él clavaba la lanza lejos, como un guerrero; a la hora de andar, a la cabeza iba él; se le oía la risa de noche, como un canto; lo que él no quería era que lo llevase nadie en hombros. Así iban por el monte, cuando se les apareció entre los españoles armados el Padre las Casas, con sus ojos tristísimos, en su jubón y su ferreruelo. El no les disparaba el arcabuz: él les abría los brazos. Y le dio un beso a Guarocuya." (18:442) Antes de la aparición de los españoles en la Hispaniola, los grupos de aborígenes que la habitaban y la dominaban, tenían dividida administrativamente la misma en cinco cacicazgos. El Cacicazgo de Jaragua estaba gobernado por el cacique Bohechio. Este y otros personajes aparecen en la novela de Manuel de Jesús Galván titulada Enriquillo, obra conocida por Martí. No hemos hallado más información sobre Guaroa en el resto de la obra martiana. Para un análisis detallado de éste y otros personajes del artículo remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos. (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2001. José Martí El Padre Las Casas Edición Crítica. Procesos Gráficos, 93 pp.  

 


Guarocuya       

Artículo: El Padre Las Casas

Nombre completo: Enriquillo

Actividad/ Nacionalidad:  

Época:  Hacia 1492    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En El Padre Las Casas al presentar a los indios de nuestras islas Martí escribe: "Con huesos de frutas y con gajos de mamey no se puede atravesar una coraza. Caían, como las plumas y las hojas. Morían de pena, de furia, de fatiga, de hambre, de mordidas de perros. ¡Lo mejor era irse al monte, con el valiente Guaroa, y con el niño Guarocuya, a defenderse con las piedras, a defenderse con el agua, a salvar al reyecito bravo, a Guarocuya! El saltaba el arroyo, de orilla a orilla; él clavaba la lanza lejos, como un guerrero; a la hora de andar, a la cabeza iba él; se le oía la risa de noche, como un canto; lo que él no quería era que lo llevase nadie en hombros. Así iban por el monte, cuando se les apareció entre los españoles armados el Padre las Casas, con sus ojos tristísimos, en su jubón y su ferreruelo. El no les disparaba el arcabuz: él les abría los brazos. Y le dio un beso a Guarocuya." (18:442) Antes de la aparición de los españoles en la Hispaniola, los grupos de aborígenes que la habitaban y la dominaban, tenían dividida administrativamente la misma en cinco cacicazgos. El Cacicazgo de Jaragua estaba gobernado por el cacique Bohechio. Este y otros personajes aparecen en la novela de Manuel de Jesús Galván titulada Enriquillo, obra conocida por Martí. En su discurso pronunciado en Hardman Hall, Nueva York, el 30 de noviembre de 1889, dice: "Santo Domingo, semillero de héroes, donde aun, en la caoba sangrienta, y en el cañaveral quejoso, y en las selvas invictas, está como vivo, manando enseñanzas y decretos, el corazón de Guarocuya..." (5:175) En su discurso de elogio a Santo Domingo, dice: "...me parece que miro a aquel delicado niño Guarocuya, que con tan suaves y serios cotores pinta el señor Galván en su Enriquillo..." (7:310) Para un análisis detallado de éste y otros personajes del artículo remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos. (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2001. José Martí El Padre Las Casas Edición Crítica. Procesos Gráficos, 93 pp.  

Estatua de Enriquillo en el

Museo del Hombre Dominicano,

 en Santo Domingo

 


Guercino

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Giovanni Francesco Barbieri

Actividad/ Nacionalidad: Pintor italiano

Época: 1591-1666

Obra citada directamente: Dibujo de una virgen de 1601

Comentarios: Guercino se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men,  Smiles escribe: Guercino, when only ten years old, painted a figure of the Virgin on the front of his father's house, which was greatly admired; it exhibited the genius of which he afterwards displayed so many proofs.” (1) Para su Músicos poetas y pintores, Martí sintetiza y traduce: “Guercino a los diez años adornó con una virgen de fino dibujo la fachada de su casa.” (18:394) Solo hemos hallado una referencia sobre este artista en la obra martiana en su ensayo sobre el pintor español Mariano Fortuny, publicado en inglés en The Sun de Nueva York el 27 de marzo de 1881, donde menciona la que está considerada la obra maestra de Guercino: El enterramiento de Santa Petronila (28:124), actualmente  en los Museos Capitolinos de Roma. REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 83. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

Giovanni Francesco Barbieri


Haendel

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Georg Friedrich Händel

Actividad/ Nacionalidad: Compositor alemán

Época: 1685-1759

Obras citadas directamente: Almira/ El Mesías

Comentarios: Handel se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. Sobre este músico, Smiles escribió: “This was especially the case with the great master, Handel, who composed a set of sonatas when only ten years old. His father, a doctor, destined him for the profession of law, and forbade him to touch a musical instrument. He even avoided the boy to a public-school, for there he would be in taught the gamut. But young Handel´s passion for music could not be restrained. He found means to procure a dumb spinet, concealed it in a garret, and went to practice upon the mute instrument while the household were asleep. The Duke of Saxe-Weissenfels at length became acquainted with the boy´s passion, and interceded with his father. It was only then that he was permitted to follow the bent of his genius. In his fourteenth year Handel played in public; in his sixteenth year he set the drama of Almeria to music; in the following year he produced Florinda and Nerone. While at Florence, in his twenty-first year, he composed his first opera, Rodrigo; and at London, in his twenty-sixth year, he produced his famous opera of Rinaldo. He continued to produce his works operas and oratorios; and in 1741, when in his fifty-seventh year, he composed his great work, The Messiah, in the space of only twenty-three days. In the case of Handel, the precocity of the boy exercised no detrimental influence upon the compositions of the man; for his very greatest works were produced late in life, between his fifty-fourth and sixty-seventh year.” (1) Martí, solamente dice: “Haendel a los diez años había compuesto un libro de sonatas. Su padre lo quería hacer abogado, y le prohibió tocar un instrumento; pero el niño se procuró a escondidas un clavicordio mudo, y pasaba las noches tocando a oscuras en las teclas sin sonido. El duque de Sajonia Weissenfels logró, a fuerza de ruegos, que el padre permitiera aprender la música a aquel genio perseverante, y a los dieciséis Haendel había puesto en música el Almira. En veintitrés días compuso su gran obra El Mesías, a los cincuenta y siete años, y cuando murió, a los sesenta y siete, todavía estaba escribiendo óperas y oratorios.” (18:391) Al traducir el texto de Smiles (que tiene 248 palabras), Martí hace un verdadero alarde de síntesis, dejando lo esencial en 106 palabras, simplificando el contenido y eliminando tres obras (Florinda, Nerone, Rodrigo y Rinaldo).  Martí conocía y valoraba la obra de Handel, según indican estas referencias en su obra. Desde La Opinión Nacional de Caracas de mayo 23 de 1882 reseña un festival de música en Nueva York y comenta: “Allí se oyeron de Haendel imponente, el Israel en Egipto…” (9:312) En sus notas sobre Emilio Agramonte en Patria del 30 de abril de 1892 “…la música ha de crear, como en Haendel…” (5:308) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 77. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

Óleo inconcluso de Händel

de William Hogarth (1695)


Haydn

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Franz Joseph Haydn

Actividad/ Nacionalidad: Compositor austríaco

Época: 1732-1809

Obra citada directamente: Die Schöpfung (La Creación)

Comentarios: Haydn se menciona en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. El texto original de Samuel Smiles,  dice así: "Haydn was almost as precocious a musician as Handel, having composed a mass at thirteen; yet the offsprings of his finest genius were his latest compositions, after he had become a sexagenarian. The Creation, probably his greatest work, was composed when he was sixty-five." (1). En Músicos poetas y pintores, traduciendo a Samuel Smiles, Martí dice: “Haydn fue casi tan precoz como Haendel, y a los trece años ya había compuesto una misa; pero lo mejor de él, que es La Creación, lo escribió cuando tenía sesenta y cinco.” (18:391). Al comparar el texto de Martí con el original inglés en la valoración de La Creación, vemos que donde Smiles solo había dicho "probablemente su mejor trabajo..." ("probably his greatest work..."), Martí afirmó que era lo mejor de él, incluyendo así sus propios criterios sobre esta obra.  Desde Patria, el 30 de abril de 1892, llamaría a la música de Handel de "...música de la más fina y creadora..." (5:308) En La Opinión Nacional del 5 de noviembre de 1881, a manera de alarma, escribe la noticia de que  “Para construir, en Londres, un hotel inmenso, al estilo norteamericano, con 400 cuartos, se tendrá que derribar entre otras casas históricas, la casa en que Haydn escribió la mayor parte de La Creación." (23:64) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84-85. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.  

Franz Joseph Haydn

en 1799 por John Carl Rossler


Héctor       

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Héctor 

Actividad/ Nacionalidad: Príncipe troyano en la mitología griega

Época:  No aplica    

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En La Ilíada de Homero Héctor es uno de los principales protagonistas con unas 27 apariciones. Como parte del resumen que Martí ofrece -a manera de contenido- de los acontecimientos claves de La Ilíada,  incluye a: "...la batalla del segundo día, en que Diomedes huye en su carro de pelear, perseguido por Héctor vencedor..." (18:320) y "...la visita de Héctor, el héroe de Troya a su esposa Andrómaca, que lo veía pelear desde el muro..." (18:328). Más adelante,  ya nos adentra en la relación íntima y familiar de ambos: "...la hermosa entrevista de Héctor y Andrómaca, cuando el niño no quiere abrazar a Héctor porque le tiene miedo al casco de plumas, y luego juega con el casco, mientras Héctor le dice a Andrómaca que cuide de las cosas de la casa, cuando él vuelva a pelear..." (18:333) Esta descripción alcanza su momento más trágico cuando Héctor muere a manos de Aquiles y Martí narra con todo detalle los funerales de Héctor: "Y hubo paz doce días, para que los troyanos le hicieran el funeral a Héctor. Iba el pueblo detrás, cuando llegó Príamo con él; y Príamo los injuriaba por cobardes, que habían dejado matar a su hijo; y las mujeres lloraban, y los poetas iban cantando, hasta que entraron en la casa, y lo pusieron en su cama de dormir. Y vino Andrómaca su mujer, y le habló al cadáver. Luego vino su madre Hécuba, y lo llamó hermoso y bueno." (18:336)  Este personaje tiene algunas referencias en el resto de la obra martiana. En La Opinión Pública de Montevideo en 1889 en una de sus Escenas Norteamericanas, alude a "...lo que se querían Héctor y Andrómaca." (12:306) Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo del Centro de Estudios Martianos (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica, 101 pp.

Aquiles matando a Héctor,

Cuadro de Peter Paul Rubens

 


Página Web confeccionada por Alejandro Herrera Moreno de la Fundación Cultural Enrique Loynaz/Contáctenos

Última actualización: Febrero 23, 2017, Santo Domingo, República Dominicana