Página 1 de 11


Aak

Artículo: Las Ruinas Indias

Nombre completo: Aac

Actividad/ Nacionalidad: Príncipe maya

Época: No encontrada     

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Este personaje se presenta en Las Ruinas Indias cuando Martí, evocando los libros de varios americanistas famosos, dice: “Y cuando se lee en los viajes de Le Plongeon los cuentos de los amores de la princesa maya Ara, que no quiso querer al príncipe Aak porque por el amor de Ara mató a su hermano Chaak…” (18:381) En relación con la obra de Le Plongeon donde se trata el tema descrito por Martí, John T. Short (1), cita del Archaeological Communication on Yucatan de Le Plongeon lo siguiente: "In the funeral-chamber, the terrible altercation between Aac and Chaac Mol, which had its termination in the murder of the latter by his brother, is represented by large figures, three-fourths life size. There Aac is painted holding three spears in his hands, typical of the three wounds he inflicted on the back of his brother.” (2) En el libro de Alice Le Plongeon titulado Queen Moo's talisman; the fall of the Maya empire (1902) se menciona al Príncipe Aac y aparece una lámina con el siguiente pie: "Retrato del Príncipe Aac. Tomado de una escultura de madera sobre la puerta de la cámara funeraria del Pasillo Memorial de Chichen (Prince Aac's Portrait. From a sculptured wooden lintel over the door of the funeral chamber in Memorial Hall at Chichen). No hallamos referencias sobre Aak en el resto de la obra martiana. REGRESAR


Notas. (1) John T. Short 1882. The North Americans Of Antiquity Their Origin, Migrations, And Type Of Civilization Considered. New York Harper & Brothers, Publishers

(2) Augustus Le Plongeon 1878. Archaeological Communication on Yucatan. In Salisbury's Maya Archaeology, p. 65, and Proceedings of Am. Antiq. Soc., October 21, 1878.

Figura de Aac, según Alice Le Plongeon en Queen Moo's talisman; the fall of the Maya empire


Abraham

Artículo: Las Ruinas Indias

Nombre completo: Abraham

Actividad/ Nacionalidad: Patriarca del pueblo israelí

Época: Hacia XV a.C.

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En Las Ruinas Indias, como parte de la exposición de sus convicciones sobre la igualdad de la naturaleza humana, Martí realiza un hábil manejo comparativo de elementos históricos con un sentido espacio-temporal, para enfrentar en un plano de equidad a nuestros pueblos indios con los de otras naciones, incluyendo a los propios conquistadores. Es aquí cuando incluye a la figura de Abraham, retomando lo narrado en el Génesis cuando Dios pide a Abraham que sacrifique al hijo como prueba de lealtad. Al respecto, Martí dice: “…hubo sacrificios de hombres, como el del hebreo Abraham, que ató sobre los leños a Isaac su hijo, para matarlo con sus mismas manos, porque creyó oír voces del cielo que le mandaban clavar el cuchillo al hijo, cosa de tener satisfecho con esta sangre a su Dios…” (18:382) En la obra martiana hay referencias a Abraham, en franca crítica a los “…mercaderes de la divinidad salvaje que exigen…[…]…como el ángel a Abraham, el sacrificio de sus hijos a cambio del favor de Dios…”, como escribe el 7 de abril en su Diario de Cabo Haitiano a Dos Ríos. (19:211) En sus cartas a La Nación de Buenos Aires del 21 de octubre de 1883, en una noticia sobre demencia religiosa, donde un padre agredió a sus hijos le refiere “…como Abraham bárbaro, oveja fiera, sombrío ejemplo de la bestia humana…” (9:455) En carta del 24 de abril de 1880 a su amigo Miguel F. Viondi utiliza la expresión “… Abraham que mata…” (20:285)  REGRESAR

Abraham e Isaac ,

óleo de Rembrandt (1634)


Adrien Marie

Artículo: Nené traviesa

Nombre completo: Adrien Marie

Actividad/ Nacionalidad: Dibujante francés

Época: 1848-1891

Obras presentadas: Doce dibujos: cinco dibujos en Nené Traviesa, un dibujo en Bebé y el Señor Don Pomposo, dos en Los Zapaticos de Rosa, uno en el Sumario de octubre y tres en La muñeca negra, todos tomados por Martí del libro Une Journée d’Enfant  de 1889

Comentarios: El nombre de Adrien Marie aparece en La Edad de Oro en el Sumario del número de agosto cuando se presenta: “Nené Traviesa: Cuento con cinco dibujos de Adrien Marie.” (18:352) Conocemos así su presencia en la revista como ilustrador de este cuento, donde aparece un primer dibujo tipo viñeta (con un libro y un tintero) y cuatro retratos de niñas en diferentes posiciones y actitudes que abarcan toda la descripción del comportamiento de Nené en el cuento en relación con el libro prohibido: desde la curiosidad hasta su destrozo. Ninguna de estas ilustraciones tiene firma en el margen inferior, pero su autoría –como indicamos- es reconocida previamente por Martí. Adrien Marie no vuelve a ser nombrado en el resto de La Edad de Oro, ni tiene referencia alguna a lo largo de la obra martiana.  Sin embargo, la presencia de Adrien Marie no se limita a las  ilustraciones de Nené Traviesa, con autoría indicada por Martí, sino que todas las figuras de los cuentos que Martí escribió para La Edad de Oro y algunas de los sumarios, son de Adrien Marie (doce en total). Quien primero ofrece información sobre la fuente de las ilustraciones de Adrien Marie en La Edad de Oro parece ser Eduardo Lolo (1), señalando su procedencia en el libro Une Journée d’Enfant (El Día del Niño), publicado según él en 1878 en París, en una edición de lujo limitada de dibujos sin texto. También refiere que en 1889, Henri Demesse (2) basado en los dibujos de Adrien Marie escribió un texto que los acompañó en una edición más popular, también publicada en París, y sugiere que probablemente fuera ésta la empleada por Martí. Sin embargo, entre las ediciones parisinas de 1878 y 1889 hemos hallado en nuestra reciente investigación (3) que existe una edición neoyorquina de Une Journée d'Enfant  de 1884 (4), que llegó con gran éxito a Estados Unidos después del triunfo del libro en París, según consta en una elogiosa reseña que publicó el Harper´s Magazine de enero de ese año. Desconocemos si Martí revisó ese número del periódico pero si conocemos que revisó exhaustivamente los números siguientes de febrero (13:433) y mayo (23:19) de ese año, a los cuales dedicó sendos artículos en La América. (5 y 6) En nuestra investigación hallamos que efectivamente  la edición empleada por Martí fue la de 1884, donde Clement Bellenger -el grabador-  estampó su firma en las cuatro figuras más grandes del libro, la cual puede ser reconocida en la edición facsimilar de La Edad de Oro. Así, Buenos días mamá, la segunda ilustración de Nené traviesa, la primera de Los Zapaticos de Rosa y Buenas noches, Bebé, pueden tener a la izquierda la firma de Adrien Marie pero todas tienen a la derecha la de Clement Bellenger. Ello no deja dudas acerca de que Martí empleó la edición de 1889, aunque no puede descartarse que la edición de 1884 -de mayor nivel artístico- le ofreciera un primer contacto cercano con esta obra de Adrien Marie. Un aspecto que llama la atención cuando se revisan las ilustraciones de Adrien Marie en La Edad de Oro es la estrecha relación entre lo que expresa la ilustración seleccionada por Martí y el contenido del texto que ilustra, lo que sugiere que, más que ayudar a complementar gráficamente un cuento ya inventado, pueden haber constituido un núcleo en torno al cual se tejió el argumento de una historia. No hallamos referencias sobre este artista en el resto de la obra martiana. REGRESAR


Notas. (1) Eduardo Lolo. José Martí La Edad de Oro Edición Crítica, Ediciones Universal, Miami 2001, 330 pp.

(2) Henri Demesse Une Journée d'Enfant. Soixante-quinze compositions par Adrien Marie. (Paris, Librairie Artistique H. Launette et Cie. éditeurs, G. Boudet Succr. 1889. 72 pp.

(3) Alejandro Herrera Moreno 2009. Las ilustraciones de Adrien Marie en La Edad de Oro. Trabajo presentado en el IV Coloquio Internacional José Martí y las Letras Hispánicas. Centro de Estudios Martianos, La Habana, Cuba, Mayo 13-15, 2009.

(4) Une Journée d'Enfant. Compositions inedites par Adrien Marie. Vingt Planches en Heilogravure de Dujardin. Folio. pp. 70. New York: J. W. Bouton.

(5) José Martí: Repertorios, revistas y mensuarios literarios y científicos de Nueva York, La América, Nueva York, febrero de l884, Obras Completas, t.13, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, p. 433.

(6) José Martí: El repertorio del Harper del mes de mayo. La América, Nueva York, mayo de 1884, Obras Completas, t.23, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, p. 19.

Nené Traviesa: Cuento con cinco dibujos de Adrien Marie

Dibujo de Bebé y el Señor Don Pomposo que lleva la firma de Adrien Marie

Grabado ¡Buenos días, mamá! que

lleva la firma de Adrien Marie

Dibujo de Los Zapaticos de Rosa que lleva la firma de Adrien Marie


Agamenón

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Agamenón

Actividad/ Nacionalidad: Rey de Micenas y Argos, jefe de las tropas griegas en la Guerra de Troya (1)

Época: No aplica

Obras citadas: No aplica

Comentarios:

El personaje de Agamenón aparece en el artículo La Ilíada de Homero como parte de los protagonistas principales de la trama de esta epopeya. Martí lo presenta diciendo: "A Agamenón le llamaban el Rey de los Hombres, y era como un rey mayor, que tenía más mando y poder que todos los demás que vinieron de Grecia a pelear contra Troya cuando el hijo del rey troyano, del viejo Príamo, le robó la mujer a Menelao, que estaba de rey en uno de los pueblos de Grecia, y era hermano de Agamenón..." (18: 327) Posteriormente, Agamenón se menciona catorce veces más a lo largo de este artículo (18: 328, 329, 330, 332, 333, 334, 335) y en el resto de la obra de Martí tiene una referencia en sus Notas. (19:426) Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo del Centro de Estudios Martianos (2) REGRESAR


Notas. (1) No está claro debido a la antigüedad de las fuentes si es un personaje histórico o puramente mítico.

(2) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero. Edición Crítica, 101 pp.

La llamada Máscara de Agamenón, descubierta por Heinrich Schliemann en 1876 en Micenas.


Ajax

Artículos: La Ilíada de Homero/ La última página (del primer número)

Nombre completo: Ajax

Actividad/ Nacionalidad: Mitología griega

Época: No aplica

Obras citadas: No aplica

Comentarios:

Este personaje se menciona ocho veces en el artículo La Ilíada de Homero (18: 328, 332, 333, 334, 336, 350) como parte de los actores de la trama homérica, donde lo vemos en todo su heroísmo y grandeza  defendiendo "...a lanzazos su barco..." (18:332), "...con el escudo de ocho capas, siete de cuero y una de bronce..." (18:333), peleando con Héctor "... como jabalíes salvajes..." (18:333) en "...lucha a cuerpo desnudo..." (18:336) con Ulises o regalando "... a Héctor un cinturón de púrpura." (18:333) Más adelante, en su espacio de reflexión y despedida La última página (del primer número) retoma el personaje de Ajax para enfatizar la fuerza del saber: "En los mismos tiempos de Homero, el que ganó por fin el sitio, y entró en Troya, no fue Ajax el del escudo, ni Aquiles el de la lanza, ni Diomedes el del carro, sino Ulises, que era el hombre de ingenio, y ponía en paz a los envidiosos, y pensaba pronto, lo que no les ocurría a los demás." (18:350)  En la obra de Martí este personaje tiene una referencia en sus Fragmentos (22:242) y en una nota periodística (23: 22) como Ayax. Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica de este artículo del Centro de Estudios Martianos (1) REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica, 101 pp.

Ajax reflexionando.

Reconstrucción, Museo de Munich


Alberto

Artículo: Los Zapaticos de Rosa

Nombre completo: Alberto

Actividad/ Nacionalidad: Personaje del cuento

Época: No aplica

Obras citadas: No aplica

Comentarios: En el cuento en verso de Martí: Los Zapaticos de Rosa, publicado en el número de septiembre de La Edad de oro, como parte de los personajes que se encuentran en la playa donde transcurre toda la acción del cuento y a donde llegan Pilar y su madre “…Está Alberto, el militar/ Que salió en la procesión/ Con tricornio y con bastón, / Echando un bote a la mar…” (18:451) No hemos hallado otras referencias a este personaje -evidentemente circunstancial- en el resto de la obra martiana conocida. Sobre Los Zapaticos de Rosa existen importantes ensayos –de carácter general o particular- de autores como Juan Marinello (1), Jesús Sabourín (2) o Eugenio Florit (3). REGRESAR


Notas: (1) Juan  Marinello: Los versos de La Edad de Oro: tradición  y novedad. En: Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1989, pp. 181-184.

(2) Jesús Sabourin: Filosofía social en Los Zapaticos de  Rosa. En: Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1989, pp. 154-156.

(3) Eugenio Florit: Los versos de La Edad de Oro. En: Acerca de la Edad  de  Oro, Editorial Letras Cubanas, La  Habana,  1989,  pp. 151-153.

Pilar, la protagonista de

Los Zapaticos de Rosa


Alejandro Petión

Artículo: Tres Héroes

Nombre completo: Alejandro Petión

Actividad/ Nacionalidad: Político, gobernante, y revolucionario haitiano.

Época: 1770-1818

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Este personaje no se menciona directamente en La Edad de Oro sino que aparece de manera indirecta en la reseña del Libertador Simón Bolívar, cuando Martí cuenta: "Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela cuando parecía que Venezuela se cansaba. Lo habían derrotado los españoles: lo habían echado del país. El se fue a una isla, a ver su tierra de cerca, a pensar en su tierra. Un negro generoso lo ayudó cuando ya no lo quería ayudar nadie. Volvió un día a pelear: con trescientos héroes, con los trescientos libertadores." (18:305) Petión recibió por primera vez en Haití a Simón Bolívar, el 2 de enero de 1816 y le ofreció su colaboración en la expedición que iba a preparar en Los Cayos, poniendo a disposición del Libertador armas y dinero. Además permitió que ciudadanos haitianos se alistasen en la expedición. Como precio de sus servicios pidió sólo al Libertador que proclamara la abolición de la esclavitud en todas las tierras que sus armas libertarían. Y así fue. Apenas desembarcó Bolívar en Margarita, Carúpano y Ocumare de la Costa, cumplió con su promesa a Petión, al proclamar la abolición de la esclavitud en Venezuela. Derrotado en Ocumare y rechazado en Güiria por sus compañeros de armas, Bolívar recibió por segunda vez la generosa ayuda de Petión, para emprender su segunda expedición que salió del puerto de Jacmel el 18 de diciembre de 1816. Todos los patriotas hispanoamericanos que, desde el destierro, pensaban reanudar la lucha por la liberación de su país, encontraron el apoyo y la ayuda más decidida de Petión. El Capítulo XIX de la correspondencia de Simón Bolívar (1) recoge anécdotas y testimonios de la relación de estos dos grandes hombres. En los Fragmentos de Martí encontramos esta nota de reconocimiento: "La libertad de la América del Sur fue cierta porque a Bolívar lo protegió Pétion en un momento oportuno. Pétion era Presidente de Haití. -V. es para mi más que un Presidente." (22:108) REGRESAR


Notas: (1) Felipe Larrazábal 1865. Correspondencia general del libertador Simón Bolívar: enriquecida con la inserción de los manifestos, mensajes, exposiciones y proclamas. Imprenta de E. O Jenkins, 622 pp.

Alejandro Petión


Alfieri

Artículo: Músicos, poetas y pintores

Nombre completo: Vittorio Alfieri

Actividad/ Nacionalidad: Poeta trágico italiano

Época:  1749-1803

Obra citada directamente: Cleopatra

Comentarios: Alfieri aparece en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour, que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, Smiles había escrito: But Alfieri whom some have called the Italian Byron was one of the most extraordinary young men of his time. Like many precocious poets he was very delicate during his childhood. He was preternaturally thoughtful and sensitive. When only eight years old, he attempted to poison himself during a fit of melancholy, by eating herbs which he supposed to contain hemlock. But their only effect was to make him sick. He was shut up in his room; after which he was sent in his nightcap to a neighbouring church "Who knows,” said he afterwards, "whether I am not indebted to that blessed nightcap for having turned out one of the most truthful of men." The first sight of the ocean, when at Genoa in his sixteenth year, ravished Alfieri with delight. While gazing upon it he became filled with indefinable longings, and first felt that he was a poet. But though rich, he was uneducated, and unable to clothe in words the thoughts which brooded within him. He went back to his books, and next to college; after which he travelled abroad, galloped from town to town, visited London, drowned ennui and melancholy in dissipation, and then, at nineteen, he fell violently in love. Disappointed in not obtaining a return of his affection, he became almost heart-broken, and resolved to die, but his valet saved his life. He recovered, fell in love again, was again disappointed, then took to his room, cut off his hair, and in the solitude to which he condemned himself began to write verses, which eventually became the occupation of his life. His first tragedy, Cleopatra, was produced and acted at Turin when he was twenty-six years old, and in the seven following years he composed fourteen of his greatest tragedies.” (1) En Músicos, poetas y pintores, traduciendo a Samuel Smiles,  Martí escribe: “Alfieri demostró cualidades extraordinarias desde la juventud. De niño era muy endeble, como muchos poetas precoces, y en extremo meditabundo y sensible. A los ocho años se quiso envenenar, en un arrebato de tristeza, con unas yerbas que le parecían de cicuta; pero las yerbas sólo le sirvieron de purgante. Lo encerraron en su cuarto y lo hicieron ir a la iglesia en penitencia, con su gorro de dormir. Cuando vio el mar por primera vez, tuvo deseos misteriosos, y conoció que era poeta. Sus padres ricos no se habían cuidado de educarlo bien, y no pudo poner en palabras las ideas que le hervían en la mente. Estudió, viajó, vivió sin orden, se enamoró con frenesí. Su amada no lo quiso y él resolvió morir, pero un criado le salvó la vida. Se curó, se volvió a enamorar, volvió la novia a desdeñarlo, se encerró en su cuarto, se cortó el pelo de raíz, y en su soledad forzosa empezó a escribir versos. Tenía veintiséis años cuando se representó su tragedia Cleopatra: en siete años compuso catorce tragedias.” (18:395) Comparativamente con el texto de Smiles la traducción martiana es un verdadero alarde de síntesis para darnos en ráfagas lo esencial de la personalidad de Alfieri. En el cuaderno de apuntes número 7  de Martí aparece Alfieri en una lista de traductores, por su versión en verso de La Eneida de Virgilio (21:224) y en su artículo de La Nación de Buenos Aires del 20 de diciembre de 1885 hay una referencia al personaje Virginio de la tragedia Virginia de Alfieri (13:294)  REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84-85. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

Cuadro de Vittorio Alfieri

por François-Xavier Fabre, Florencia, 1793


Alicia

Artículo: Las Ruinas Indias

Nombre completo: Alice Dixon le Plongeon

Actividad/ Nacionalidad: Escritora y fotógrafa inglesa

Época: 1851-1910

Obras citadas indirectamente: Varias obras

Comentarios: En Las Ruinas Indias Martí explica a los niños: “Pero las ciudades que celebran los libros …[…]… de Le Plongeon y su atrevida mujer …[…]… son Uxmal y Chichén-Itzá...” (18:387) Se refiere a Alice Dixon, la esposa de Augustus Le Plongeon, a quien menciona varias veces en su obra con calificativos como “…joven, instruida y discreta dama inglesa…” (8:327-328) “… inteligente y atrevidísima...” (10:48). En su artículo en El triunfo habanero del 5 de septiembre de 1884 (procedente de La América) sobre los esposos Le Plongeon leemos de Alice: "Un semanario de ciencias que sale a luz en New York...[...]... publicaba no hace mucho una extensa y notable relación en que una estimable señora, leal compañera de su anciano y atrevido esposo, cuenta todo lo que recientemente ha descubierto entre las malezas de Yucatán el doctor Le Plongeon." (1) En este mismo trabajo expresa su admiración por esta mujer que viaja "...en pantalones bombachos, blusa holgada y sombrero de ala ancha..." (2) y "...por cierto, que no tiene más hermosura que la augusta que viene de saber desdeñar lo trivial y amar lo extraordinario. Joven es ella, como de unos treinta y seis años y más entendida en arqueología y en lenguas que su esposo." (3) El semanario de ciencias al cual hace referencia Martí en su artículo de septiembre de 1884 es el Scientific American de agosto de 1884 (4), donde Alice publica: Dr. Le Plongeon's latest and most important discoveries among the ruined cities of Yucatan. En la obra de Alice Le Plongeon se incluyen, además del trabajo mencionado, otros títulos como Notes on Yucatan (1879), Ruined Uxmal (1881), Yucatan's buried cities (1881), The new and old in Yucatan (1885), Here and there in Yucatan (1886), The Mayas: their customs, laws and religion (1887), The Mayas. Individuality and personality (1890), Early architecture and engineering in Peru (1894) y Queen Moo's talisman; the fall of the Maya empire (1902) (5). En su comentario en Las Ruinas Indias Martí pudo referirse a cualquiera de estas obras o incluso a cualquier periódico local, como el Scientific American -donde el mismo declara haber leído el artículo de Alice- o  el Harpers que publicó en febrero de 1885  el artículo Lo nuevo y lo viejo en Yucatán de Alice Dixon Le Plongeon. Al parecer, Martí conoció personalmente a Alice, según un comentario en su diario que dice: “…lo que me dijo en Belize la mujer de Le Plongeon, del que se quiso llevar de Yucatán las ruinas de los mayas, donde se ve, en una de las piedras pintadas de un friso, a un hombre sentado, de cuya boca india sale un rayo, y otro hombre frente a él, a quien da el rayo en la boca.” (19:197) Para más información del personaje remitimos al artículo de España y Depetris (2011) (6) REGRESAR


Notas: (1) José Martí 1982. Antiguedades americanas. Los esposos Le Plongeon: la isla de Mujeres. Anuario del Centro de Estudios Martianos 5, página 15.

(2) Ob. cit. página 16.

(3) Ob. cit. página 17.

(4) Alice Le Plongeon 1884.  Dr. Le Plongeon's latest and most important discoveries among the ruined cities of Yucatan. Scientific American, Supplement 448, August 3, pp. 7143-7144.

(5) Alice Dixon Le Plongeon 1902. Queen Moo's talisman; the fall of the Maya empire Peter Eckler, Publisher, New York,  86 pp.

(6) España, Romina  y  Depetris, Carolina. Utopía y arcadia en los relatos de Alice Dixon Le Plongeon.  Estud. cult. maya [online]. 2011, vol.38, pp. 121-144 .

Alice Dixon Le Plongeon


Allende

Artículo: Tres Héroes

Nombre completo: Ignacio José de Allende y Unzaga

Actividad/ Nacionalidad: Capitán del ejército mexicano

Época: 1769-1811

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En Tres Héroes como parte de la síntesis biográfica del cura Miguel Hidalgo, Martí menciona a este personaje de la historia mexicana, al decir: “Su compañero Allende tuvo celos de él, y él le cedió el mando a Allende.” (18:307). De esta forma, en su exaltación de la figura de Hidalgo -que es parte del objetivo de Tres héroes-, Martí aboga por la grandeza del cura en su relación con su compañero de lucha Ignacio Allende, donde se conoce que no faltaron desavenencias y contradicciones. Las notas históricas plantean que Allende e Hidalgo no se entendieron en el campo de batalla. Incluso, después de la derrota de los insurgentes en Puente de Calderón, Allende depuso del mando al Generalísimo Hidalgo, aunque tal destitución no se hizo pública, y se aparentó que el Sacerdote de Dolores mantenía el poder. Hay una referencia a Ignacio Allende en la obra martiana comentando acerca del sitio donde reposan sus restos (6:204), pero no hemos hallado otras notas de Martí que expliquen su posición con respecto a Hidalgo, junto al cual luchó en la primera etapa de la guerra de independencia mexicana y lo relevó en el liderazgo de los insurgentes. REGRESAR

Ignacio José de Allende y Unzaga


Alonso de Ojeda

Artículo: El Padre Las Casas

Nombre completo: Alonso de Ojeda

Actividad/ Nacionalidad: Navegante, gobernador y conquistador español

Época: 1468-1515

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Este personaje no se menciona directamente en La Edad de Oro sino que aparece de manera indirecta en El Padre Las Casas, cuando Martí cuenta sobre Bartolomé de Las Casas: "Y como él era tan sagaz que no decía cosa que pudiera ofender al rey ni a la Inquisición, sino que pedía la bondad con los indios para bien del rey, y para que se hiciesen más de veras cristianos, no tenían los de la corte modo de negársele a las claras, sino que fingían estimarle mucho el celo, y una vez le daban el título de “Protector Universal de los Indios”. con la firma de Fernando, pero sin modo de que le acatasen la autoridad de proteger; y otra, al cabo de cuarenta años de razonar, le dijeron que pusiera en papel las razones por que opinaba que no debían ser esclavos los indios; y 0tra le dieron poder para que llevase trabajadores de España a una colonia de Cumaná donde se había de ver a los indios con amor, y no halló en toda España sino cincuenta que quisieran ir a trabajar, los cuales fueron, con un vestido que tenía una cruz al pecho, pero no pudieron poner la colonia, porque el “adelantado” había ido antes que ellos con las armas, y los indios enfurecidos disparaban sus flechas de punta envenenada contra todo el que llevaba cruz." (18:446) Se conoce que Alonso de Ojeda, el "adelantado" como lo llamo irónicamente Martí fue el responsable de encender la hoguera de la rebelión aborigen que hizo explotar la violencia indígena, desde el Neverí hasta el Golfo de Cariaco, y en su furor acabó con las experiencias misionales que con tanto idealismo habían diseñado los dominicos y los franciscanos. No hemos hallado referencias a este personaje en la obra martiana. REGRESAR

Alonso de Ojeda


Alphonse de Neuville    

Artículo: Un juego nuevo y otros viejos

Nombre completo: Alphonse-Marie-Adolphe de Neuville

Actividad/ Nacionalidad: Ilustrador francés

Época: 1835-1882     

Obras citadas: Enrique III y sus bufones jugando al boliche  

Comentarios:

El nombre de este famoso ilustrador académico francés no se menciona realmente en La Edad de Oro, por lo que su presencia se reconoce indirectamente. En la segunda ilustración de Un juego nuevo y otros viejos: Enrique III y sus bufones jugando al boliche (18:339),  hemos podido identificar en nuestra reciente investigación (1) la firma de Alphonse Marie Neuville en el margen inferior izquierdo. Este hallazgo enriquece la galería de personajes que aparecen en La Edad de Oro con la figura de un importante ilustrador contemporáneo con Martí. Martí era conocedor de la obra de Neuville según testimonian varias referencias en su obra. Desde La Opinión Nacional, el 9 de mayo de 1882, dice: “No hay casa francesa cuyos muros no adorne la copia de algunos de los cuadros de Detaille o Neuville.” (23:227)  En The Hour de Nueva York, en su artículo sobre el pintor y escritor francés Eugene Fromentin (1820-1876) del 10 de abril de 1880, menciona "...los soldados de De Neuville..." (15:320) En La Nación de Buenos Aires el 8 de abril de 1888 en su trabajo La galería de pintura, repetiria "...los augustos soldados de Neuville..." (11:397) REGRESAR


Notas: (1) Alejandro Herrera Moreno 2009. La universalidad cultural de La Edad de Oro a través de sus personajes y obras. IV Coloquio Internacional José Martí y las Letras Hispánicas, mayo 13-15, La Habana, Cuba.

Alphonse-Marie-Adolphe de Neuville

Enrique III y sus bufones jugando al boliche, ilustración de la página 339 de Un juego nuevo y otros viejos


Anacreonte

Artículo: Músicos, poetas y pintores

Nombre completo: Anacreonte

Actividad/ Nacionalidad: Poeta griego

Época: 572-485 AC

Obras citadas:  No aplica

Comentarios: En Great young men la figura de Anacreonte aparece  como parte de la reseña de Thomas Moore, cuando Smiles dice: "He wrote love verses to Zelia at thirteen, and began his translation of Anacreon at fourteen. At that age he composed an ode about "Full goblets quaffing," and "Dancing with nymphs to sportive measures, led by a winged train of pleasures," that might have somewhat disconcerted his virtuous mother, the grocer's wife." (1)  En su Músicos, poetas y pintores Martí traduce: “El irlandés Moore componía a los trece versos buenos a su Celia famosa, y a los catorce había  empezado a traducir del griego a Anacreonte. En su casa no sabían qué significaban aquellas ninfas, aquellos placeres alados, y aquellas canciones al vino.” (18:398) Hay algunas referencias a este personaje en la obra martiana. En El Federalista de México el 11 de febrero de 1876, en su artículo La poesía, hace alusión a este poeta griego cuando dice: "Dejan los hombres culminantes, huellas sumamente peligrosas, por esa especie de solicitud misteriosa que tienen a la imitación. Polvo de huesos y sedimento de humus habrán sido ya muchas veces los restos de Anacreonte y de Virgilio, y aún hay en la expresión rimada del sentimiento poético, tintes de aquel afecto sensual, de aquella perezosa molicie, de aquel picaresco ingenio o de aquellos conceptos sentenciosos de los dos clásicos." (6:367-368) En su diario de Montecristi a Cabo Haitiano el 2 de marzo de 1895, comentando el libro Les Meres Chretiennes des Contemporains Illustres, dice: "Por donde dice “Madame Moore” abro el libro. Madame Moore, la madre de Tomás Moore, a cuya “Betsy” admiro, leal y leve; y siempre fiel, y madre verdadera, a su esposo danzarín y vano. Como muy santa madre da el libro a la de Moore, y lo de ella lo prueba por la vida del hijo. Pero no dice lo que es: que por donde el hijo cristiano comenzó, fue por la traducción picante y feliz de las odas de Anacreonte." (19:204) En su cuaderno de apuntes número dos está esta nota: "A sí mismo. Las mujeres dicen: Oh Anacreonte eres viejo. Habiendo tomado espejo, mira los cabellos ciertamente no ya existentes, y la frente de ti suave. Mas yo en verdad no sé, en cuanto a los cabellos, si están o si marcharon. Sólo sé esto: que el jugar suavemente conviene al anciano tanto más cuanto más cerca están las rosas de la muerte." (21:91) Para mayor información sobre éste y otros personajes de Músicos, poetas y pintores remitimos a nuestro ensayo comparativo. (1) REGRESAR


Notas: (1) Herrera, A. 1989. Análisis comparativo de Niños famosos y Músicos, poetas y pintores. Anuario del Centro de Estudios Martianos, 12: 235-247.

Anacreonte


Andersen

Artículo: Los dos ruiseñores

Nombre completo:  Hans ChristianAndersen

Actividad/ Nacionalidad: Escritor danés

Época: 1805-1875

Obra presentada: Nattergalen/ The Nightingale / El Ruiseñor

Comentarios: En el número de octubre de La Edad de Oro aparece el cuento Los Dos Ruiseñores como una versión libre de un cuento de Andersen. Se trata de El Ruiseñor cuyo título original en danés es Nattergalen, escrito por Andersen en 1844 como parte de una colección de Nuevos Cuentos de Hadas (Nye Eventyr). Desconocemos qué versión consultó Martí para su traducción pues en la obra martiana hallamos solo una referencia a Andersen. En la Revista Venezolana del 1 julio de 1881, comentando las críticas a esta nueva empresa periodística, dice: "Pero hallan otros que la Revista Venezolana no es bastante variada, ni amena, y no conciben empresa de este género, sin su fardo obligado de cuentecillos de Andersen..." (18:208) Quien primero nos da sus opiniones sobre Andersen y Martí es el pedagogo español Herminio Almendros, que valora la agudeza de la selección martiana, al decir: "Pero Martí no fue a buscar en Andersen aquellos de sus cuentos de dudoso mérito tejidos con fantasía y prodigios de gnomo, diablillos, duendes y encantamientos, sino que fue a elegir a los de sustancia y valor perdurables. Y trajo para sus amigos de La Edad de Oro la joya de Los dos ruiseñores." (1) Más recientemente, el narrador y crítico literario cubano Joel Franz Rosell, ofrece un interesante ensayo sobre Andersen y Martí, donde dice: "La victoria del arte auténtico y sencillo sobre la engañosa superficialidad del lujo, que tan hermosamente cuenta Andersen, no podía dejar de seducir a Martí, pero él emprende su adaptación menos desde las consideraciones –morales y estéticas– que podemos considerar personales, que desde un principio de utilidad social que en La Edad de Oro se expresa mediante el compromiso con la información verídica, los valores democráticos y una muy personal ética de la virtud." (2) Yamil Cuéllar ha creado un hermoso podcast con este cuento. REGRESAR


Notas: (1) Herminio Almendros. 1989. A propósito de La Edad de Oro: los cuentos. Recurso a Andersen. En: Acerca de La Edad de Oro, Editorial Letras Cubanas, p.127-129.

(2) Joel Franz Rosell. 2000. Andersen y Martí: dos cantos para un ruiseñor  Cuatrogatos. Revista de literatura infantil No. 4, Octubre-diciembre.

Hans Christian Andersen


Andrés

Artículo: La Última Página (del número de julio)

Nombre completo: Andrés

Actividad/ Nacionalidad: Cuento

Época: No aplica

Obras citadas: No aplica

Comentarios: Al personaje del abuelo Andrés hace referencia Martí como parte de sus conversaciones informales con los niños y niñas al final del primer número de La Edad de Oro, a través de su sección creada como "cuarto de confianza", que tituló La última página: “Y de cuando en cuando nos hará aquí una visita El Abuelo Andrés, que tiene una caja maravillosa con muchas cosas raras, y nos va a enseñar todo lo que tiene en La Caja de las Maravillas.” (18:350) Este personaje no se menciona más en el resto de La Edad de Oro y no hemos hallado otras referencias al mismo en el resto de la obra martiana conocida. El abuelo Andrés fue al parecer creado para La Edad de Oro, si bien solo aparece en el número de julio y no en los restantes. Se trata de un personaje que se presentó y quedó guardado para alguna ocasión que el material y la edición lo requirieran, pero con el cierre de la publicación no tuvo Martí tiempo de enseñarnos lo que escondía este abuelo en su caja maravillosa.  Andrés alude a la bondad de los abuelos y su caudal de lecciones y vivencias que con tanto amor suelen entregar a los más pequeños. REGRESAR

 


Andrómaca

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Andrómaca

Actividad/ Nacionalidad: Mitología griega

Época: No aplica

Obras citadas:  No aplica

Comentarios: Andrómaca se menciona tres veces en el artículo La Ilíada de Homero. Como parte del resumen que Martí ofrece -a manera de contenido- de los acontecimientos claves de La Ilíada,  incluye a: "...la visita de Héctor, el héroe de Troya a su esposa Andrómaca, que lo veía pelear desde el muro..." (18:328). Más adelante, al desarrollar este punto ya nos adentra en la relación íntima y familiar de ambos: "...la hermosa entrevista de Héctor y Andrómaca, cuando el niño no quiere abrazar a Héctor porque le tiene miedo al casco de plumas, y luego juega con el casco, mientras Héctor le dice a Andrómaca que cuide de las cosas de la casa, cuando él vuelva a pelear..." (18:333) Esta descripción alcanza su momento más trágico cuando Héctor muere a manos de Aquiles y "... vino Andrómaca su mujer, y le habló al cadáver." (18:336). Este personaje tiene cuatro referencias en el resto de la obra martiana. En La Opinión Pública de Montevideo en 1889 en una de sus Escenas Norteamericanas, alude a "...lo que se querían Héctor y Andrómaca." (12:306) También la menciona como parte de un poema junto a su hijo Astiánax (16:176), al referirse a los hallazgos del arqueólogo Schliemann en Grecia (23:228) y en sus fragmentos con el número 49 donde hay unas notas sobre el entierro de Héctor. (22:36) Andrómaca era el modelo de madre amantísima y esposa fiel. Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos (1)  REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica., 101 pp.

Andrómaca velando a Héctor,

cuadro de Jacques Louis David (1783) Museo Nacional del Louvre


Antenor

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Antenor

Actividad/ Nacionalidad: Mitología griega

Época: No aplica

Obras citadas:  No aplica

Comentarios: En el artículo La Ilíada de Homero, aparecido en el número de julio de La Edad de Oro, el troyano Antenor se menciona una sola vez, cuando Martí dice: "Luego es la tregua; hasta que Minerva, vestida como el hijo del troyano Antenor, le aconseja con alevosía a Pándaro que dispare la flecha contra Menelao, la flecha del arco enorme de dos cuernos y la juntura de oro, para que los troyanos queden ante el mundo por traidores, y sea más fácil la victoria de los griegos, los protegidos de Minerva." (18: 333) No hemos hallado ninguna otra referencia sobre este personaje en el resto de la obra martiana conocida. Para profundizar en este personaje y otros que aparecen en el artículo La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos (1)  REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero Edición Crítica., 101 pp.

 


Antonio M. Anza

Artículo: La Exposición de París

Nombre completo: Antonio M. Anza

Actividad/ Nacionalidad: Ingeniero y arquitecto mexicano

Época: 1847-1925

Obras citadas:  Pabellón mexicano en La Exposición de París

Comentarios: En el artículo La Exposición de París aparecido en el número de septiembre de La Edad de Oro, leemos: "¡Y ese templo de acero lo levantaron, al pie de la torre, dos mexicanos, como para que no les tocasen su historia, que es como madre de un país, los que no la tocaran como hijos!: ¡así se debe querer a la tierra en que uno nace: con fiereza, con ternura!” (18: 417-418) Se refiere Martí a  Antonio M. Maza y Antonio Peñafiel, quienes el 12 de mayo de 1888 presentaron juntos el Proyecto de Edificio para el Departamento Mexicano en la Exposición de París y ganaron el concurso creando una obra arquitectónica muy celebrada por la crítica (1). No hemos hallado ninguna otra referencia sobre este personaje en el resto de la obra martiana conocida, cuyos datos biográficos son escasos (2). REGRESAR


Notas: (1)  Clementina Díaz y de Ovando 1990. México en la Exposición Universal de París en 1889. En: Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, 61: 109-171.

(2) Luis Bravo 1890. América y España en la Exposición Universal de París de 1889, París, Imprimérie Administrative, Paul Dupont pp. 185-186.

Antonio M. Anza

Pabellón mexicano en

La Exposición de París


Antonio Peñafiel

Artículo: La Exposición de París

Nombre completo: Antonio Peñafiel Barranco

Actividad/ Nacionalidad: Arqueólogo mexicano

Época: 1839-1922

Obras citadas:  Pabellón mexicano en La Exposición de París

Comentarios: En el artículo La Exposición de París aparecido en el número de septiembre de La Edad de Oro, leemos: "¡Y ese templo de acero lo levantaron, al pie de la torre, dos mexicanos, como para que no les tocasen su historia, que es como madre de un país, los que no la tocaran como hijos!: ¡así se debe querer a la tierra en que uno nace: con fiereza, con ternura!” (18: 417-418) Se refiere Martí a Antonio Peñafiel y Antonio M. Maza, quienes el 12 de mayo de 1888 presentaron juntos el Proyecto de Edificio para el Departamento Mexicano en la Exposición de París y ganaron el concurso creando una obra arquitectónica muy celebrada por la crítica (1). En la obra martiana conocida hemos hallado solo una referencia a este personaje  en su crónica sobre una sesión de la Sociedad de Historia Natural en la Revista Universal de México del 31 de julio de 1875: "Se oyó después una palabra elocuente y simpática: la del joven y casi desconocido ingeniero Peñafiel..."  (6:288) REGRESAR


Notas: (1) Clementina Díaz y de Ovando 1990. México en la Exposición Universal de París en 1889. En: Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, 61: 109-171.

Antonio Peñafiel

Pabellón mexicano en

La Exposición de París


An-Yang

Artículo: Un paseo por la tierra de los anamitas

Nombre completo: An-Yang

Actividad/ Nacionalidad: Guerrero asiático

Época: No encontrada

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: En su artículo Un paseo por la tierra de los anamitas, aparecido en el cuarto número de La Edad de Oro, como parte de la presentación de personajes de la historia de lucha de Vietnam, Martí narra: “En Anam el teatro no es de lo que sucede ahora, sino la historia del país; y la guerra que el bravo An-Yang le ganó al chino Chau-Tu; y los combates de las dos mujeres, Cheng Tseh y Cheng Urh, que se vistieron de guerreras, y montaron a caballo, y fueron de generales de la gente de Anam, y echaron de sus trincheras a los chinos; y las guerras de los reyes, cuando el hermano del rey muerto quería mandar en Anam, en lugar de su sobrino, o venía el rey de lejos a quitarle la tierra al rey Hue....” (18:468) No hemos hallado en la literatura a nuestro alcance ninguna información sobre An-Yang, personaje guerrero de la historia anamita. Tampoco hemos hallado otras referencias de este personaje vietnamita en el resto de la obra martiana conocida, por lo que la figura debe ser  aún investigada. El Proyecto La Edad de Oro universo de cultura agradecerá cualquier información sobre este y el resto de los personajes vietnamitas que aparecen de La Edad de Oro.  REGRESAR

Ilustración de Un paseo por la tierra de los anamitas


Apolo

Artículo: La Ilíada de Homero/ Músicos, poetas y pintores

Nombre completo: Apolo

Actividad/ Nacionalidad: Mitología griega

Época: No aplica

Obras citadas:  No aplica

Comentarios: Apolo se menciona cinco veces en el artículo La Ilíada de Homero como “… el dios del Sol...” (18:327) que “…quería proteger a los troyanos…” (18:329) “…el del pelo colorado, que era el dios travieso…” (18:329) y por eso el aeda cantaba “…las maldades de Apolo.” (18:330). En Músicos, poetas y pintores nuevamente aparece la figura de Apolo cuando Martí, traduciendo a Samuel Smiles, menciona  la  estatua "... que el griego Praxiteles hizo del dios Apolo...” (18:390) modificando la versión de Smiles que había escrito: “Each human being contains the ideal of a perfect man, according to the type in which the Creator has fashioned him, just as the block of marble contains the image of an Apollo, to be fashioned by the sculptor into a perfect statue.” (1) Hay varias referencias al personaje de Apolo y a sus representaciones artísticas en toda la la obra martiana. En su artículo sobre el centenario de Washington escrito en El Partido Liberal de México en 1889, emplea la frase: “…con gracia de Apolo.” (13:507) En sus cuadernos de apuntes hay dos notas sobre el personaje: “… lo que Apolo dice a Mercurio en el II de Hom:- “Camarada de la noche.”” (21:348); “…la picardía y la gracia: Apolo se ríe, cuando Mercurio, que le ha robado las vacas, le roba el carcax.-“ (21:398); y se menciona al “… Apolo de Roma…” (21:391) En sus fragmentos usa la figura de Apolo para expresar: “El uso de una palabra extranjera entre las palabras castellanas, me hace el mismo efecto que me haría un sombrero de copa sobre el Apolo de Belvedere.” (22:315) En sus Traducciones de Antigüedades Griegas hay lógicamente varias referencia a Apolo. Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos (2) REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 75. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.

(2) Centro de Estudios Martianos 2004. Jose Martí. La Ilíada de Homero. Edición Crítica., 101 pp. 

Apolo según la pintora italiana Rosalba Carriera

Copia del Apolo de Praxíteles

en el Museo del Louvre


Aquiles

Artículo: La Ilíada de Homero

Nombre completo: Aquiles

Actividad/ Nacionalidad: Mitología griega

Época: No aplica 

Obras citadas directamente: No aplica 

Comentarios: El personaje de Aquiles aparece en el artículo La Ilíada de Homero como el protagonista principal de la trama de esta epopeya, donde se menciona 45 veces. Martí lo presenta diciendo: "Aquiles era el más valiente de todos los reyes griegos, y hombre amable y culto, que cantaba en la lira las historias de los héroes, y se hacía querer de las mismas esclavas que le tocaban de botín cuando se repartían los prisioneros después de sus victorias." Más adelante lo menciona al aclarar: "Así empezó la cólera de Aquiles, que es lo que cuenta la Ilíada." (18:327) Posteriormente, se sigue mencionando a lo largo de todo este artículo como uno de sus protagonistas  fundamentales (18: 328, 330, 332, 333, 334, 335, 336, 350) Más adelante, en su espacio de reflexión y despedida La última página (del primer número) retoma el personaje para enfatizar la fuerza del saber: "En los mismos tiempos de Homero, el que ganó por fin el sitio, y entró en Troya, no fue Ajax el del escudo, ni Aquiles el de la lanza, ni Diomedes el del carro, sino Ulises, que era el hombre de ingenio, y ponía en paz a los envidiosos, y pensaba pronto, lo que no les ocurría a los demás." (18:350) Hay varias menciones a este personaje en la obra martiana. En su Cuaderno de apuntes número 2 (21: 96- 98) y en sus fragmentos (22:36) hay copiados fragmentos de La Ilíada donde se le menciona. (19:426) En La Opinión Nacional de Caracas del 23 de marzo de 1882, menciona a Aquiles, cuando al hablar del pintor francés Alexandre-Georges-Henri Regnault (1843-1871), dice: “…de Enrique Regnault es el hermosísimo Automedonte, que acaba de vender en esta tierra en cinco millares de pesos. Del pasto viene el hijo de Diores, que con una mano en alto embrida el caballo maravilloso que husmea, en la tempestad que se acerca, la muerte del glorioso Aquiles, y con la otra mano inclina a tierra otro de aquellos magnánimos y espléndidos corceles que presintieron y anunciaron el fin funesto de su dueño heroico.” (14:412) Para profundizar en este personaje y otros de La Ilíada de Homero, remitimos al interesado a la Edición Crítica del Centro de Estudios Martianos (1)  REGRESAR


Notas: (1) Centro de Estudios Martianos 2004. José Martí. La Ilíada de Homero. Edición Crítica., 101 pp.    


Ara

Artículo: Las Ruinas Indias

Nombre completo: Moo

Actividad/ Nacionalidad: Princesa maya

Época: No encontrada     

Obras citadas: Ninguna

Comentarios: Este personaje tiene dos apariciones en Las Ruinas Indias. La primera es cuando Martí, evocando los libros de varios americanistas famosos, dice: “Y cuando se lee en los viajes de Le Plongeon los cuentos de los amores de la princesa maya Ara, que no quiso querer al príncipe Aak porque por el amor de Ara mató a su hermano Chaak…” (18:381) Más adelante en el artículo vuelve a recordar: "...En las pinturas de los muros está el cuento famoso de la guerra de los dos hermanos locos, que se pelearon por ver quién se quedaba, con la princesa Ara..." (18: 389) Cuando se busca en la obra de los esposos Le Plongeon, a quienes Martí atribuye el cuento, se observa que en varios de sus libros se toca el tema de esta tragedia amorosa, donde los personajes son Chac-Mool (el Chaak de Martí), su hermano Aac (el príncipe Aak de Martí), y el objeto de la sangrienta disputa: su hermana  Moo (llamada por Martí la princesa maya Ara en Las Ruinas Indias). Los nombres usados por Martí para los hermanos coinciden con los que aparecen en los libros, no así el nombre de la princesa. Buscando una explicación a este cambio -de Moo por Ara- nos dirigimos a las representaciones totémicas de cada uno de estos personajes. La representación de Chac es un tigre o un leopardo, la de Aac una tortuga pero la de la princesa maya Moo corresponde al guacamayo de la especie Ara militaris, de donde debe haber procedido el nombre. Al respecto, en Vestiges of the mayas (1881), Le Plongeon explica: “Next to the slabs engraved with the image of tigers was another, representing an ara militaris (a bird of the parrot specie, very large and of brilliant plumage of various colors). I took it for the totem of his wife, Moo, macaw; and so it proved to be when later I was able to interpret their ideographic writings.”(1) Estos elementos se repiten en Sacred mysteries among the Mayas and Quiches (1886) (2) El término genérico "ara"  era usado incluso como sustituto del nombre común del guacamayo, pues Stephen Salisbury en su obra sobre Le Plongeon  dice: "The queen of Itza is represented under the effigy of an ara, eating a human heart, on several bas-reliefs that adorned the monuments she raised to the beloved of her own heart, Chaacmol. (3) No hallamos referencias sobre Ara en el resto de la obra martiana conocida.  REGRESAR


Notas. (1) Augustus Le Plongeon 1881. Vestiges of the Mayas.  J. Polhemus, New York., 86 pp.

(2) Augustus Le Plongeon 1909 Sacred mysteries among the Mayas and Quiches, 11,500 years ago.  Theosophical Publishing Company, New York, 163 pp.

(3) Stephen Salisbury1877. The Mayas, the sources of their history. Dr. Le Plongeon in Yucatan, his account of discoveries. Press of Charles Hamilton, 103 pp.

Imagen de la Reina Moo, relieve en la fachada Este de la Casa del Gobernador en Uxmal


Ascanio         

Artículo: Músicos poetas y pintores 

Nombre completo: Ascanio  

Actividad/ Nacionalidad:  Mitología griega y romana

Época: No aplica            

Obras citadas: No aplica

Comentarios: Ascanio aparece en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, como parte de la reseña de Torquato Tasso, Samuel Smiles escribió: "At ten years old, when about to join his father at Rome, he composed a canzone on parting from his mother and sister at Naples. He compared himself to Ascanius escaping from Troy with his father Eneas." (1) Martí sintetiza y traduce el contenido de Smiles: "A los diez años lamentó Tasso en verso su separación de su madre y hermana, y se comparó al triste Ascanio cuando huía de Troya con su padre Eneas a cuestas...” (18:395) Este pasaje alude a la salida de Ascanio tras la caída de Troya, conducido por su padre Eneas (junto con su abuelo Anquises) a las afueras de la ciudad para ir en busca de un mejor destino. La Galería Borghese, en Roma exhibe una escultura de mármol conocida como: Eneas, Anquises y Ascanio, realizada por Gian Lorenzo Bernini entre 1618 y 1619. La escultura –de la cual se presentan una imagen adjunta-  representa a Eneas huyendo de la ciudad de Troya llevando a su anciano padre, Anquises sobre sus hombros, y a su hijo Ascanio llevando el sagrado fuego del hogar. No hemos hallado otras referencias al personaje en la obra martiana. REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931. Chapter III. Great young men. Pp. 84. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray, 384 pp.       

 

Eneas, Anquises y Ascanio 

estatua realizada por Gian Lorenzo Bernini  (1618 - 1619)


Bach

Artículo: Músicos poetas y pintores

Nombre completo: Johann Sebastian Bach

Actividad/ Nacionalidad: Músico alemán

Época: 1685-1750

Obras citadas:  Ninguna

Comentarios: Bach aparece en La Edad de Oro en Músicos, poetas y pintores, artículo martiano que constituye una adaptación del Capítulo III Great young men del libro Life and Labour que publicó el escocés Samuel Smiles en 1887. En Great young men, Samuel Smiles escribe: “John Sebastian Bach had almost as many difficulties to encounter as Handel in acquiring a knowledge of music. His elder brother, John Christopher, the organist, was jealous of him, and hid away a volume containing a collection of pieces by the best harpsichord composers. But Sebastian found the book in a cupboard, where it had been locked up; carried it to his room; sat up at night to copy it without a candle by the light only of the summer night, and sometimes of the moon. His brother at last discovered the secret work, and cruelly carried away both book and copy. But no difficulties or obstructions could resist the force of the boy's genius. At eighteen we find him court musician at Weimar; and from that time his progress was rapid. He had only one rival as an organ-player, and that was Handel.” (1) Para Músicos, poetas y pintores Martí traduce: “A Sebastián Bach le fue casi tan difícil como a Haendel aprender la primera música, porque su hermano mayor, el organista Cristóbal, tenía celos de él, y le escondió el libro donde estaban las mejores piezas de los maestros del clavicordio. Pero Sebastián encontró el libro en una alacena, se lo llevó a su cuarto, y empezó a copiarlo a deshoras de la noche, a la luz del cielo, que en verano es muy claro, o a la luz de la luna. Su hermano lo descubrió, y tuvo la crueldad de llevarse el libro y la copia, lo que de nada le valió, porque a los dieciocho años ya estaba Sebastián de músico en la corte famosa de Weimar, y no tenía como organista más rival que Haendel.” (18:391-392) Como se observa, la traducción de Martí contiene los mismos elementos pero de una forma más sintética. Hay varias referencias a Bach en la obra martiana. En uno de sus trabajos donde honra al prodigioso violinista cubano José Silvestre White Laffite en la Revista Universal de México del 12 de junio de 1875 comenta “Presentábase White a tocar la Ciaconna, para violón obligado, de Bach, cuando llegaba yo al salón. En buena hora llegué: ni antes de aquella música titánica debe oírse nada, ni nada debiera haberse oído después si todavía no hubiese quedado algo nuevo con que asombrarse en el quinteto de Mozart.” (5:300) Desde La Opinión Nacional de Caracas del 23 de mayo de 1882, describiendo un concierto en Nueva York,  menciona la belleza de “…la Pasión de San Mateo de Bach arrebatado (9:313) En su artículo sobre White en la Revista Universal de México con fecha 12 de junio de 1875, hay una referencia a La Ciaconna de Bach, referido éste “…como el artista de la corte de Weímar…” (5:301) Para conocer más acerca de José Martí y la música, remitimos al interesado al ensayo de Soponov (2)  REGRESAR


Notas: (1) Samuel Smiles 1931 Chapter III. Great young men. Pp. 76. En: Life and Labour or Characteristics of Men of Industry, Culture and Genius, London John Murray,  384 pp.

(2) M. A. Soponov 1981. José Martí y la música. Anuario del Centro de Estudios Martianos 4: 298-308

Johann Sebastian Bach


Página Web confeccionada por Alejandro Herrera Moreno de la Fundación Cultural Enrique Loynaz

Última actualización: Febrero 18, 2017, Santo Domingo, República Dominicana